Arco minero del Orinoco: ¿Rentismo, abstinencia o todo lo contrario?

La Madre Tierra puede existir sin nosotros, pero nosotros no podemos existir sin la Madre Tierra (...) En este milenio es más importante defender los derechos de la Madre Tierra que defender los derechos humanos (…) Los principios fundamentales del movimiento indígena es la vida, es la Madre Tierra y la paz (…) El capitalismo es el cáncer de la Madre Tierra (Evo Morales –Presidente de Bolivia, citado por TeleSur t.v.)

En casi todos los países del planeta, existen una o más condiciones que los hacen sobresalir, ya sea por la pobreza, las riquezas naturales, la tecnología, la producción industrial o agropecuaria. En otras palabras, de una u otra manera y situación, a cada quien le tocan ventajas o desventajas que merecen ser consideradas como objeto de estudio y modelo de acción.

Venezuela, por supuesto, al respecto tiene mucho que mostrar en el campo de las riquezas naturales. En este sentido, ocupar el puesto número doce -12- como exportador de petróleo, tener las reservas probadas más grandes del mundo, así como disponer de inmensas extensiones de su territorio acompañadas de valiosos recursos naturales, lo cual es una señal de poseer un gran potencial económico de singular importancia.

Es en este orden de ideas, que el gobierno bolivariano, ante la baja significativa de los precios del petróleo (casi el 75 %), ha generado quince -15- "Motores de producción" a ser desarrollados y articulados de suma urgencia, buscando con ello satisfacer la demanda nacional de insumos y productos, así como producir una oferta suficiente que garantice las exportaciones tan necesarias para obtener divisas e impulsar las importaciones de bienes y servicios, que como ya se conoce son de vital importancia para cubrir el déficit crónico que ha mantenido Venezuela, dada su tradicional economía rentista, donde una mayoría de "empresarios" han vivido por más de cien -100- años como si fuesen unos verdaderos parásitos de la renta petrolera.

  1. Información normativa, operativa y general sobre el Arco Minero del Orinoco.

Dentro de las ya citadas quince -15- opciones de producción, resalta "El Motor Minero", el cual está sustentado en el denominado "Arco Minero del Orinoco" ubicado al sur de la R. B. de Venezuela, zona que por mucho tiempo ha sido codiciada por empresas transnacionales y nacionales, en la búsqueda incesante de minerales preciosos, industriales y estratégicos, con la participación activa de los denominados garimpeiros, mineros nativos y la complicidad de algunos gobernantes de Brasil, Ecuador, Colombia y Venezuela, operación que se dio con gran fuerza durante el siglo XX.

I.1.Ubicación, extensión y características del Arco Minero.

Su ubicación está al sur del Estado Bolívar, el Territorio Amazonas y una gran área de los Estados Sucre y Monagas. Su extensión abarca una superficie de 111.806 kilómetros cuadrados, área que duplica a la "Faja Petrolífera Hugo Chávez F".

I.2. Minerales que contiene dicho Arco

Fundamentalmente está integrado por oro, níquel, cobre, hierro, diamante, bauxita, coltan, caolín, dolomita y otros minerales de gran valor industrial y estratégico, riquezas que se han calculado en siete -7- mil toneladas de reservas. También es de resaltar que las reservas de oro ocupan el segundo lugar en el planeta, según los expertos, esta posee alrededor de 200 millones de toneladas de bauxita y unas 44 mil toneladas entre oro y diamantes.

I.3. Pueblos originarios ubicados en Venezuela y en el Arco Minero.

Se estima que aproximadamente 900 mil indígenas, forman parte de los pueblos originarios, los cuales están distribuidos en treinta y cuatro -34- etnias, las cuales tienen sus propias lenguas primitivas, elementos que las diferencian unas de otras.

Las siguientes son las etnias más conocidas que integran el Arco Minero, muchas de la cuales tocan territorio de Brasil y de Colombia:

Wanikua, Baniva o Kurripako, Los Piapokos, Los Yavaranas, Los Makues, Los Puniaves, Los Sáliba (Edo. Amazonas); Los Wottuja, Los Yanomamis, Los Mapoyos, Los Waikes (liga de Yanomamis y Waikas), Los Sanama, Los Pemones, de los cuales se desprenden tres -3- grupos: Los Taurepan, Los Kamarocotos, Los Arecuna, Los Uruak (Estado Bolívar); Los Kariñas o Caribes (Edos. Anzoategui, Bolívar y Monagas); Los Waraos, Los Yanonamö, Los Panres o E´ñepas, Los Maquiritares o Yekuanas, Los Acawayos (Edos. Amazonas y Bolívar); Los Chaimas, Los Yaruros (Edos. Monagas y Sucre).

Observación: la ubicación aportada de las etnias es aproximada)

I.4. Fuerza de trabajo y talento humano ubicado en el Arco Minero.

Se hace la salvedad que en este primer trabajo sobre este tema, no se dispone de un censo que especifique con la mayor claridad posible la composición de la fuerza y el talento humano que intervienen en el citado arco minero. Según el Registro Minero Nacional, en Tumeremo hay 22.000 mineros registrados.

  1. Posición del gobierno de la R.B. de Venezuela con relación al Arco Minero.

II.1. Creación de la Zona de Desarrollo Estratégico Nacional "Marco Minero del Orinoco", Decreto No. 2.248 (G.O. No. 40.855 del 24.02.2016), firmado por el Presidente Nicolás Maduro Moro.

Bases de sustentación según este Decreto:

  • Constitución: Art. 236 numeral 2.

  • Decreto con fuerza de Ley: Regionalización Integral para el Desarrollo Socio productivo de la Patria (Art. 27)

  • Orientación sociopolítica y geoestratégica: a) vía al socialismo mediante la refundación del Estado Venezolano sustentado en valores éticos y revolucionarios b) principios, valores y acciones contemplados en el "Plan de la Patria" c) aprovechamiento de las potencialidades de los recursos minerales que posee el país en el Arco Minero del Orinoco, como una oportunidad clave para contribuir con el desarrollo económico, productivo y social de la Nación d) Defensa de la soberanía e independencia nacional. e) El apalancamiento del sector minero, en sustitución o "transición" del rentismo petrolero. "El desarrollo de un modelo de aprovechamiento de las potencialidades de los recursos minerales que posee el país, acorde con los principios de desarrollo del ecosocialismo, cultura, tradiciones y costumbres ancestrales e integralidad social y productiva, así como la preservación de otros recursos estratégicos, la diversidad biológica y las aguas" (del último considerando)

  • Objeto y objetivos: "Se crea la Zona de Desarrollo Estratégico Nacional "Arco Minero del Orinoco" para el estímulo sectorial de las actividades asociadas a los recursos minerales que posee el país, con criterio de soberanía…." (ver Arts. 1ro. y 4to.)

  • Delimitación de la zona de desarrollo del Arco Minero del Orinoco. En el artículo No. 2, con mucho detalle se especifican las diversas áreas geopolíticas que comprende este Arco.

  • La división interna de las áreas de producción del Arco Minero, según el Art. 3, comprende:

1. Área más occidental hasta el río Cuchivero con predominancia de bauxita, coltan, tierras raras, y diamante. Superficie: 24.680 Kms2.

2. Entre el río Cuchivero y el rio Aro, con predominancia de hierro y oro. Superficie: 17.246 km2.

3.Entre el río Aro y el límite este del Arco Minero, predominancia bauxita, hierro y oro. Superficie: 29.730 kms2.

4. Extensión del Arco Minero (Imataca) Predominan oro, bauxita, cobre, caolín y dolomita. Superficie: 40.150 kms2.

Vale resaltar que el capítulo II, que comprende los artículos que van desde el Art. No. 5 Al Art. No. 14, del Decreto en comento, se estableció un conjunto de normas que regulan la organización, los procedimientos, requisitos, obligaciones y derechos que afectan tanto a los servidores públicos, a las empresas contratistas, a los usuarios, a los trabajadores, población originaria y en general al hábitat ubicada en el A.M.O. en síntesis se tiene:

  • De la administración, control y planificación de la Zona de desarrollo Estratégico Nacional, Arco Minero del Orinoco.

  1. Organización de la Zona de Desarrollo estratégico.

  2. Coordinador de la Zona de Desarrollo.

  3. De la Administración.

  4. De los permisos y autorizaciones.

  5. Sobre los Planes de la Zona de Desarrollo.

  6. Distritos Motores u otras formas especiales de regionalización.

  7. Subsistema para la protección del Arco Minero del Orinoco.

  8. Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

  9. Máxima eficiencia en el aprovechamiento de los recursos.

El capítulo III se refiere los Mecanismos Especiales de Contratación Pública:

  1. Régimen especial de contrataciones.

  2. Líneas generales del régimen especial de contrataciones públicas.

El capítulo IV contiene: regímenes de incentivo en la Zona de Desarrollo Estratégico Nacional Arco Minero del Orinoco:

  1. Incentivos tributarios

  2. Mecanismos de financiamiento.

  3. Facilidades de importación.

  4. Cumplimiento de metas.

  5. Régimen Especial Tributario.

  6. Régimen Especial Aduanero.

  7. Simplificación de trámites administrativos de desaduanamiento.

El capítulo V (último) en sus disposiciones finales contiene:

  1. Deber general de colaboración.

  2. Prevalencia del interés general sobre particulares.

  3. Venta del oro (incentivos a la pequeña minería)

II.2. OPINIÓN DEL PRESIDENTE NICOLÁS MADURO M.

"El Arco Minero del Orinoco es una fuente magnifica y extraordinaria que tiene Venezuela y que hoy activo como fuente de riqueza, para que vaya equilibrando los ingresos, que los vaya diversificando y vaya sustituyendo al petróleo como única fuente de divisas internacionales (…) La minería es uno de los elementos que tenemos con la mejor planificación y proyección, y que nos permite hoy echar a andar este motor minero con mucha fuerza. Uno de los motores que está arrancando con mayor fuerza de los 14 motores que hemos planificando de la Agenda Económica Bolivariana, con la que estamos construyendo el futuro, encarando la tormenta, y creando condiciones para una economía nueva, una economía potencia (…) Procedo a firmar la creación de la Zona Estratégica Integral del Arco Minero del Orinoco para darle sustento programática, orgánico, legal y de desarrollo integral del todo este Arco Minero del Orinoco (…) El concepto es hacer una explotación respetuosa del ambiente y hacer un proceso de desarrollo industrial en Venezuela, de industrialización del oro, del cobre, del diamante, avanzar a un nuevo concepto de desarrollo combinando la gran inversión y tecnología (…) Que no se repita el viejo esquema del desarrollo minero destructivo, del ser humano en primer lugar, de la naturaleza y de los países. Que no repita menos aún el viejo modelo petrolero que se encubó en Venezuela 100 años, que destruyó al país y que desplazó y acabó con toda la actividad económica de un país que hace 100 años producía todo lo que consumía. Destruyó la cultura productiva del campo, la sacó de raíz, la destruyó y llevó al país a un modelo llamado rentista, de vivir de la renta y de importarlo todo (…) Esta es la hora, no tenemos opciones. La opción es superar el rentismo por la vía del trabajo productivo, de articulación de alianza, de la Agenda Económica, de los motores productivos, del desarrollo de una nueva economía (…) Lo tenemos todo para activar este gran motor, por los actores fundamentales. Inversionistas nacionales, los más importantes inversionistas del mundo de 35 países, con nuestra minería artesanal pequeña y mediana como una gran experiencia, a la cual le estamos dando y le vamos a dar un trato especial".

(Palabras pronunciadas desde el B.C.V. Encuentro con de representantes transnacionales y nacionales del sector minero, lo que significó la partida del Motor Minería de la Agenda Económica Bolivariana). Texto: AVN.

II.3. Opinión del ministro para Petróleo y Minería y Pte. De PDVSA, Eulogio del Pino.

"El inversionista que intervenga (en el Arco Minero) tendrá garantizado el retorno acorde a la inversión de un área de un relativo muy bajo riesgo valórico (…) La exploración de esta área es una de las líneas trazadas por el comandante de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, quien veía con una gran claridad cómo el Arco Minero se iba a constituir en una palanca extraordinaria para el desarrollo del país (…)"Desde el día de hoy ya estamos firmando toda una serie de acuerdos trascendentales: por un lado, para la certificación de las reservas en cada uno de sus bloques, que nos va a llevar en muy corto tiempo a poder certificar todas esas reservas en cada uno de los minerales, y, por otro lado, se van a firmar los primeros acuerdos de inversiones en determinadas en minas"

Por otra parte, el Ing. Del Pino, indicó que en principio se contempla la participación e inversión de cuatro empresas internacionales que suscribirán los acuerdos de certificación del oro, y una, proveniente del Congo (África), con la que se firmará para la certificación del diamante (citado por AVN).

"Se estima de que hay 7.000 toneladas de reserva de oro en el Arco Minero, que si se vende a un precio de 1.000 a 1.100 dólares la onza, como se está cotizando ahorita, eso da para hablar de 200.000 millones de dólares de potencial financiero".

Detalló que en la zona también existe "una de las minas de diamantes mas grandes del mundo, que es la mina de Guaniamo, que van a ser explotados de acuerdo a todas las normas ambientales".

Proyectos para la extracción de oro y carbón

Indicó que durante la reunión de este viernes también se revisó el avance del plan de desarrollo Lomas de Níquel, en el estado Aragua, y de la empresa Carbo Zulia, que cuenta con 26 empresas interesadas en financiar los proyectos para "reactivar toda la producción de carbón.

También explicó que se revisó el plan de recuperación de la Compañía General de Minería de Venezuela (Minerven), mediante una serie de financiamientos.

Indicó que hasta el momento se han recibido ofertas por parte de un consorcio brasilero y uno sudafricano para "trabajar con estas colas y producir un estimado de 2,5 toneladas de oro.

"Las colas es lo que queda del residuo de la explotación primaria del oro que puede ser recuperado, y a la vez que lo recuperamos vamos a explotar el mineral que ha quedado y que ha sido residuo", subrayó.

II.4. Richard Lozada. Viceministro de Petróleo y Minas.

El Gobierno desarrolla estrategias en varios frentes para producir.

"Venezuela posee alrededor de 200 millones de toneladas de bauxita, 44 mil toneladas de oro y en diamantes se estima miles de millones en reservas, aparte de otros minerales por lo que se promoverá el Arco Minero del Orinoco, que diversificará la economía", resaltó. (Venezolana de Televisión (VTV).Citado por el Correo del Orinoco)

PRODUCCIÓN A TODO TREN

"Tenemos una división en el Río Orinoco, al norte poseemos las mayores reservas del mundo, que es la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez y hacia el sur tenemos una franja que corresponde al estado Bolívar donde se encuentran todos estos minerales, al este encontramos oro, al oeste diamantes para que todos estos sectores productivos puedan convivir, empresarios privados nacionales e internacionales (…) En relación con el sector de los minerales no metálicos, informó que se están exportando toneladas de granito, al tiempo que se está desarrollando este sector fuertemente, que representa una gran oportunidad para el desarrollo del país.

Lozada también se refirió al trabajo estratégico que ha venido adelantando el Ministerio para Petróleo y Minería, a través del Viceministerio de Minas, con las comunidades indígenas: "Hemos tenido un acercamiento con la pequeña minería, hemos estado cerca de las comunidades indígenas, sosteniendo encuentro para lograr la utilización de métodos más industrializados y organizados. Hay experiencias a escala mundial que demuestran que se puede realizar un desarrollo minero adecuado compatible con el ambiente".

Sobre Lomas de Níquel, informó que actualmente esta mina, ubicada en los estados Aragua y Miranda, se encuentra en un proceso de inversión que va en el orden de los 1.000 millones de dólares y en el cual participan más de 28 empresas.Fuente: T/Redacción/VTV. Y C.O.

II.5. Opinión del Presidente del B.C.V. Nelson Merentes.

"Este es un acto siguiendo la estrategia fundamental para cambiar el modelo rentístico y convertir a Venezuela en una país de producción y exportación no solo de materias primas sino de bienes y servicios de productos terminados (…) Este es un acto, con el cual se impulsa el Motor Minero, que constituye uno de los 14 motores de la Agenda Económica Bolivariana, se prevé el desarrollo de una nueva economía productiva, para superar el modelo rentista heredado de los Gobiernos de la IV República (citado por AVN).

II.6. Opinión del Gobernador del Estado Bolívar, Francisco Rangel Gómez: El Arco Minero del Orinoco posicionará al Estado como epicentro productivo de Venezuela (jueves 25.02.2016)

El Edo. Bolívar se posicionará a nivel nacional como la alternativa económica no petrolera de Venezuela gracias al desarrollo del Arco Minero del Orinoco; acción que está promoviendo con fuerza el gobierno revolucionario del presidente Nicolás Maduro Moros para reimpulsar la productividad en el país en el marco de la Agenda Económica Bolivariana (…) Con la activación del motor minero, el Estado Bolívar demostrará que posee grandes reservas de minerales que posibilitan la consolidación de nuevas cadenas productivas y rentables en Venezuela (…)La minería del estado Bolívar es clave para diversificar la economía venezolana y cambiar el modelo rentista que desde hace 107 años ha imperado en el territorio nacional por uno netamente productivo y autosustentable"

"Confío en que el gobierno del Presidente Nicolás Maduro trabajará incansablemente para hacer que la actividad minera sea cada vez más organizada, siempre en el marco de la legalidad y en resguardo del factor ambiental"

El gobernador destacó el esfuerzo que se adelanta desde la Corporación Minera Nacional bajo el liderazgo de su presidente José Khan y a través del Ministerio de Petróleo y Minería a cargo de Eulogio del Pino.

Felicitó además al presidente Nicolás Maduro Moros por seguir fomentando alianzas estratégicas entre países hermanos y valoró todas las acciones económicas que ha impulsado para dar respuestas al pueblo ante la compleja coyuntura económica que presenta actualmente el país.

Observación: de la entrevista solo se tomó lo esencial.

  1. OPINIONES ADVERSAS DE ALGUNOS INVESTIGADORES, POLITICOS Y ORGANIZACIONES SOCIALES EN TORNO A LA EXPLOTACIÓN COMERCIAL DEL ARCO MINERO.

III.1. Esteban Emilio Mosonyi (antropólogo y Rector de la Universidad Indígena)

En el foro sobre el Arco Minero del Orinoco expresó:

"La minería legal o ilegal es la actividad humana más peligrosa y perniciosa para el ambiente, la Pachamama, la biodiversidad y la sociodiversidad (…) La arrogante presencia de la mera escoria del peor capitalismo transnacional es incompatible con cualquier planteamiento revolucionario, progresista y socialista. Propuso la constitución de un movimiento orientado hacia un amparo constitucional contra la minería y contra el Arco Minero (Citado por aporrea tvi-07.04.2016)

Por otra parte, de la comunicación dirigida a los rectores universitarios, se resaltó lo que sigue:

Refiriéndose a las áreas seleccionadas acotó, "son localizables en los ecosistemas más vulnerables del mundo, la Gran Sabana y la Amazonía, bueno a eso se agrega el Delta, Perijá, parte del Estado Anzoátegui y podría continuar…"

En la continuación de la carta a los rectores expresó:

Entonces, esto se traduciría necesariamente en reforestaciones sin límites posibles, creación de infraestructuras y estructuras, carreteras y centros urbanos, campamentos y excavaciones a cielo abierto, junto a la atracción de decenas y decenas de miles de nuevos pobladores, no se de donde, quizá de Brasil, Colombia, Guyana, incluso hasta de Corea y Japón vendrían. Miles y miles de nuevos pobladores ansiosos de encontrar trabajo especialmente en minería y realizar todo tipo de actividades, con frecuencia no tan santas...o simplemente residir en esos espacios, esto traería como consecuencia, siempre y en todas partes del mundo ha ocurrido lo mismo cuando se presentan esas situaciones...eso traería consigo inevitablemente el desplazamiento, marginación, aculturación forzada, asfixia social y territorial de los habitantes y guardianes milenarios las comunidades indígenas en el presente caso, primero que nada pero no únicamente El ñepasco, Panare, Piaroa, Wautana, Yekuana, Pemón y otras más.

A ellos no se les ha consultado ni mucho menos, en todos estos años tampoco se les han demarcado las tierras que por razones eco humanistas, constitucionales y legales les corresponden.
En el caso de la Orinoquia, la cuenca de nuestro río emblemático ahora es cerrada en una enorme tenaza minera, por el norte y por el sur, se trata de nuestra primera y principal surtidora de agua dulce y de energía eléctrica, en un país asediado por la sed pero también en constante y creciente carestía de esta forma de energía.

La arrogante presencia de la mera escoria del peor capitalismo transnacional es incompatible con cualquier planteamiento revolucionario, progresista y socialista (citado por aporrea.org.)

III.2. Profesora Ana Elisa Osorio (Exministra del Ambiente)

Afirmó "la explotación del Arco Minero debe ser estudiada ya que se estaría usando cianuro para las operaciones, lo que perjudica a las etnias indígenas que viven en la región.

"Los estados indígenas, Bolívar, Delta Amacuro y Amazonas se han visto afectados. Aquí habitan al menos 20 etnias indígenas (…) Es una gran devastación, se saca toda la capa vegetal, queda solamente caliza, un tipo de suelo que luego no sirve para nada"

Osorio destacó, también, que con la explotación minera a gran escala, se viola la Constitución (El Nacional.WEB 15.04.2016)

III.3. Alexander Luzardo (Exsenador y ambientalista)


"Más importante que el oro son los recursos de agua y los bosques del estado Bolívar y el Plan del Arco Minero significaría un crimen ecológico y un genocidio contra los pueblos indígenas (…) El Plan amenaza una extensión de más de 111 mil kilómetros, es decir, dos veces el Estado Zulia (…) Cada vez que bajan los precios del petróleo sale un plan inmediatista, que pone en peligro las reservas de agua del país "Eso es algo de pan para hoy y hambre y sed para mañana"

Mas adelante expresó: el Arco sera un atentado contra la República, la muerte para el ambiente y los pueblos indígenas de la zona y la contaminación del Orinoco (…) este plan minero conduciría al colapso del Guri y el sacrificio de los bosques de Imataca (…) este plan privatizaría y entregaría la patria y cree que la Asamblea Nacional debe investigar porque se trata de un afán minero sospechoso.

Al cierre expresó: el Presidente Maduro, el Gabinete de Gobierno y la FANB no pueden convertirse en "garimpeiros". Resaltó que, incluso, se incumpliría con la oferta ecológica electoral que años atrás hizo Hugo Chávez y exhortó al país a rechazar cívicamente esta pretensión (Fuente: Globovisión)

III.4. Saúl Rivas Rivas (Coordinador de la Cátedra Libre Intercultural César Rengifo)

"Mensaje urgente al camarada Nicolás Maduro" (Aporrea.org. 05.03.16)

Esta comunicación afirmó: "Es sobre el llamado Arco Minero del Orinoco, la fragilidad estructural del agua y de los suelos en Guayana y Amazonas"

Por lo extenso del contenido de la supra comunicación, a continuación se citan algunos de los planteamientos más sobresalientes:

"Sentido de la crítica y la autocrítica". En síntesis, consiste en considerar lo necesario de dichas vías comunicacionales en función de escuchar y ser escuchado a nivel personal y colectivo.

De los puntos numerados por el autor en la carta, se hace cita (parcial) de los puntos 5 al 8:

  • Punto "Quinto: Sin duda que el Estado debe actuar como un factor de planificación y orden interno frente a la anarquía reinante en varios espacios geográficos que están acabando con montañas y ríos como el Caroní y sus afluentes, el Caura y sus afluentes, entre muchos otros. Hay ríos desaparecidos, como el Supamo… Sin embargo, el viejo Estado moribundo y el nuevo que no termina de nacer, los mecanismos de los intereses organizados, civiles y militares, públicos y privados, tampoco garantizan , de manera sostenida, transparente y confiable la preservación y salud del agua, del aire, del suelo y del subsuelo en las primeras formaciones del planeta (Guayana-Amazonas y todo el escudo de Sudamérica, donde no hay acuíferos, reservas de agua dulce en el subsuelo, existe la acidez de los suelos y el requerimiento de medio milenio para producir un centímetro de tierra negra). Difícilmente vamos a encontrar un país petrolero o minero al margen de la corrupción estructural del capitalismo, sea cual sea la orientación de su gobierno. Hay un problema estructural del agua, del suelo y del subsuelo en Guayana y Amazonas que no podemos obviar y que debe condicionar las políticas de Estado y sus prioridades. Es un problema de vida o muerte, Presidente, que no puede resolverse con una salida pragmática…"

  • Sexto: "Es urgente y necesario entender y comprender de fondo, que el Estado Nacional en proceso de cambios y transformaciones hacia otros mundos posibles y con intenciones hacia el socialismo, genera un conjunto de debilidades en el orden estructural, difíciles de superar en el corto plazo, incluso en el mediano plazo. Más si tomamos en cuenta la guerra económica, social, cultural, espiritual y mediático-terrorista-paramilitar desde los grandes centros del poder mundial en alianza con las oligarquías internas de nuestros países. Lo cual debilita cualquier política fronteriza y minera sustentable, sostenible y de mutua convivencia binacional, dada la confabulación de algunos países vecinos que responden a los planes imperiales y su línea maestra de la desestabilización y saboteo a los procesos y mecanismos de integración inter-cultural bolivariana. Todo ello sin desconocer tampoco el coletazo de la corrupción estructural del capitalismo a lo cual no escapamos y de lo que somos parte como país petrolero y minero, donde la cadena planificada de arriba hacia abajo, desde afuera y desde adentro, arrastra y degrada moral y espiritualmente a los mismos sectores populares pasando por el bachaqueo, entre otras múltiples actividades degenerativas… "

  • Séptimo: "En este orden, debemos señalar, que también constituyó un error garrafal de diseño estructural de la cuarta república, planificar con una dependencia de más del 70% de la electricidad del país a partir del Guri (y peor aún, a estas alturas sería, seguir en esa direccionalidad). Destaca además el abuso consumista de primer orden, que Venezuela tenga hoy el consumo per-capita más alto de Sudamérica, en buena medida por despilfarro de energía eléctrica por parte del gran capital y en segundo lugar, del mismo pueblo. Por encima de Argentina y Brasil..."

Octavo: "La debilidad del movimiento ambientalista en Venezuela y del continente, la apatía del movimiento obrero de Guayana y las empresas básicas hacia el problema ambiental, cultural y educativo, alentado fundamentalmente en el reivindicativismo reformista; el riesgo de la burocratización y debilitamiento de la unidad cívico-militar; las dependientes ONG de los grandes centros del poder imperial, sean ambientalistas o de derechos humanos, que manipulan y son manipuladas en nombre de la defensa de "la pequeña minería" o cuando no, del "ambiente total", encubriendo en parte intereses del gran capital extranjero y criollo desnacionalizado (sin caer por ello en peligrosas y arbitrarias generalizaciones en ninguno de los casos aludidos)…"

Como defensor de la causa indígena y coordinador del Proyecto Guaicaipuro en el Panteón Nacional, estamos conscientes de la relación de supervivencia de los pueblos originarios con la supervivencia de los ecosistemas. Sin embargo, esta relación no se da mecánicamente o por inercia sino por un sostenido esfuerzo crítico y autocrítico, de formación permanente, de políticas de Estado de envergadura, entendiendo que la supervivencia de los pueblos originarios significa nuestra propia sobrevivencia, no sólo como indo-descendientes sino también como parte de la especie humana. Sin desconocer tampoco que una parte de la dirigencia indígena ha sido -lamentablemente- permeada por la ideología minera, contraria a las filosofías indias del buen vivir en su alianza con la naturaleza. Decimos con el camarada Presidente Evo Morales que la Madre Tierra puede existir sin nosotros, pero nosotros no podemos existir sin la Madre Tierra …"

En síntesis (…) "Recuerde que las próximas guerras, serán por el agua… De allí el llamado de urgencia de los pueblos indios de Perú: ¡No pedimos nada! ¡Devuélvannos el agua! Que evaporó el nuevo espejismo del Dorado…"

III.5. José Luis Rodríguez (experto ambientalista)

Se preguntó junto con otros s expositores del Foro sobre el "Arco Minero del Orinoco" en UNIARTE:

¿Cómo puede combatirse el rentismo con más rentismo? ¿Cómo puede combatirse el rentismo petrolero con rentismo minero, con extractivísmo? (aporrea tvi).

Planteó que "la preservación del ciclo hidrológico no ha sido tomado en cuenta por Gobierno Nacional."

III.6. Héctor Navarro (Exministro de Educación)

Reveló que el mismo fallecido Hugo Chávez no estaba seguro con la explotación minera en el Arco del Orinoco.
Navarro confesó en entrevista a Unión Radio que el fallecido presidente le consultó con dudas si se debía o no activar este plan económico.

"Mantener callado a Chávez era difícil y en un viaje él me preguntó que si era verdad que había que explotar eso (Arco Minero), o si era mejor dejar eso para otras generaciones cuando existieran tecnologías más amigables con el ambiente"

"Yo tengo grandes preocupaciones sobre el tema del Arco Minero, porque yo también me pregunto si existe tecnología para sacar ese oro sin dañar el ambiente, con esos huecos inmensos, allí están las reservas de agua de Venezuela, para beber y para producir energía eléctrica limpia".

(24 de marzo de 2016 | 9:58 pm-El Nacional Web)

III.7. Héctor Baíz

Vale leer el artículo titulado: "En tres y dos", el Día Mundial del Agua, el Arco Minero y "armas melladas del capitalismo" (aporrea.org. 24/03/16).

En general, todo el contenido es bien interesante, pero por sobre todas las cosas, allí se reclama que temas tan importantes como el medio ambiente, El Arco Minero del Orinoco, etc. No han tenido debate en la opinión pública, especialmente porque los propios medios de comunicación bolivarianos se muestran "cerrados" en gran medida. A este respecto, invitó al ministro del área y al director del canal 8 a darle mayor participación a un grupo de intelectuales y luchadores sociales que están preparados y con alta experiencia para debatir los esenciales temas que afectan al país, incluyendo el área ambiental y minera.

III.8. Gregorio Mirabal: Coordinador Regional de Pueblos Indígenas del Amazonas (ORPIA).

Expresó su rechazo y la preocupación de las organizaciones y comunidades indígenas de la Amazonía venezolana, ante la reactivación del Plan Arco Minero del Orinoco, y la entrega de concesiones a las empresas nacionales y transnacionales para la exploración y explotación de oro, coltán, bauxita, y otros minerales, en territorios ubicados ancestralmente por los pueblos originarios, violando el derecho a la consulta previa, libre e informada y amenazando el hábitat, la cultura y los modos de vida de los pueblos indígenas (Fuente: PROVEA, marzo 5, 2016).

III.9. Miguel Méndez Rodulfo

Como intransigente opositor al gobierno bolivariano el Sr. Méndez, el 02.03.2016, se expresó en internet así:

"Este reciente invento del nominalismo chavista promete ser la nueva panacea, el nuevo Dorado, que de forma mágica va a traer una súbita riqueza al país y que compensará con creces al alicaído petróleo. De manera que de ahora en adelante todo será coser y cantar. Una veta, en el sentido literal, de minerales preciosos será encontrada y explotada y el país volverá a ser el emporio de riqueza que fue en el siglo pasado. El Arco Minero del Orinoco, es una franja de terreno de 111.847 Km2, equivalente al 12,2% del territorio nacional, que se encuentra al norte del estado Bolívar, y que está perfectamente ubicada al sur de la Faja Petrolífera del Orinoco, teniendo al gran río como separación. Esta ubicación luce como otro "capricho" del régimen en su afán patriótico-bolivariano, ya que a la faja la han bautizado con el remoquete del comandante eterno y entonces, ninguna ubicación mejor para el dichoso arco, que la parte de abajo de la misma. Así, de oeste a este de la ribera norte del estado Bolívar, se han establecido 4 sub arcos que conforman el AMO, y las riquezas existentes en esos parajes abarcan los siguientes minerales: oro, cobre, diamante, coltán, hierro, bauxita, caolín y dolomita. En función de eso, el Gobierno Nacional decretó a esa franja guayanesa como "Zona de Desarrollo Estratégico Nacional Arco Minero del Orinoco"; pero además, mediante otro decreto, se creó una "Zona Militar Especial" para proteger a los municipios mineros de ataques violentos.

Al "proteger" a la zona con estos dos decretos, el gobierno busca un "fast track" o vía expedita para atraer capitales extranjeros hacia el AMO. Con el primero se garantizan "exoneraciones totales o parciales del impuesto sobre la renta y del impuesto al valor agregado, al igual que la flexibilización de la normativa laboral, aplicables exclusivamente a las actividades conexas con la actividad minera", con el segundo, que la minería artesanal, ni los indígenas, interfieran con las actividades de producción, como tampoco que haya huelgas. El AMO encuentra inscripción perfecta en el "Plan de la Patria" ya que éste persigue "la ampliación de la frontera extractiva minera del país y la profundización del modelo extractivo de desarrollo".

Ya Eulogio Del Pino, ministro del ramo, predica que las reservas sólo de oro del arco, pudieran exceder las 7.000 Tn, con lo cual Venezuela poseería la segunda reserva de oro del planeta tierra; en virtud de ello, invita a inversionistas mineros a Venezuela y también recorre el mundo, "vendiendo" al AMO; de hecho se han suscrito memorándums de intención o acuerdos con empresas nacionales e internacionales (canadienses y chinas) para la exploración, certificación y explotación de arco. Igualmente Merentes, desde el BCV avala esta aventura. Cuando Maduro firmó el decreto de creación de la zona estratégica, dijo cínicamente que "los proyectos que se realizarán tendrán como centro la conservación del ambiente y el desarrollo social… de manera que no se repita el viejo esquema del desarrollo minero destructivo, del ser humano en primer lugar, de la naturaleza y de los países". Además agregó: "Que no repita menos aún el viejo modelo petrolero que destruyó la cultura productiva del campo y llevó al país a un modelo llamado rentista, de vivir de la renta y de importarlo todo". Si no hubiesen pasado 17 años de mentiras, estafas y cuentos, la gente que apoyó a este infeliz régimen se tragara este cuento. Menos mal que ya no hay retorno y que serán pocos los que crean en este nuevo conejo, que en vez de sacarnos del rentismo nos profundiza en él, haciéndonos depender otra vez de riquezas mineras cuya extracción degrada el ambiente, lo corrompe todo y allana el camino del clientelismo político y del facilismo del venezolano avispado. Al contrario, es hora de que Venezuela busque en la creatividad y el trabajo de sus ciudadanos, diversificar la economía y salir del rentismo minero.

IV. RESPUESTA CON RELACIÓN A LA SUPRA INTERROGANTE: ¿RENTISMO, ABSTINENCIA O TODO LO CONTRARIO?

Despues de leer y analizar más de 40 artículos y reseñas periodísticas sobre la polémica decisión del gobierno bolivariano en torno al Arco Minero del Orinoco, nos ha surgido la inquietud de examinar una tercera posición, que se ubique fuera de los dos -2- extremos que que copan el espectro político, y que por supuesto se muestran excluyentes uno al otro.

Los dos -2- términos en disputa hasta ahora son: rentísmo vs abstinencia.

En cuanto al "rentismo", esta categoría económica-financiera, ya se viene discutiendo en nuestro país, por lo menos desde la segunda mitad del siglo XX, especialmente relacionado con la disposición extrema que el Estado venía haciendo de los ingresos petroleros, consistente en facilitárselos en un alto porcentaje al sector transnacional y nacional que controla la economía capitalista en que ha vivido Venezuela. En otras palabras, el sector privado mediante la colocación de fichas apátridas progresivamente ha dejado de producir y por ende de exportar, basado en los inmensos recursos que puede obtener de la renta petrolera. Se pudiese afirmar que es una combinación de neoliberalismo barato con un cuantioso y elegante hurto legalizado.

Adicional, queda claro que ha habido poca preocupación por restringir la producción petrolera, y con ella el rentismo, salvo cuando por razones de precios del petróleo, se ha negociado en la OPEP, un "razonable" precio del barril, hecho que en ningún momento ha tenido que ver directamente con el cuidado del medio ambiente.

Con relación al término abstinencia, que sepamos, no ha sido usado directamente por los expertos del medio ambiente y del hábitat para favorecer a las culturas originarias.

Acotemos: en cualquier diccionario, se tiene por abstinencia:

ayuno, dieta, frugalidad, privación, renuncia, continencia, moderación, sobriedad.

    • Antónimos: exceso, abuso, gula.

Sin embargo, es evidente, que cuando los tradicionales ambientalistas (muy conservadores del medio ambiente), niegan a ultranza, de buena o mala fe, la exploración y explotación de recursos naturales no renovables en zonas como la amazonía y regiones similares, están invitando a la abstinencia, la continencia o renuncia a que tanto indígenas como otros seres humanos puedan disfrutar de dichas riquezas.

En un lenguaje sencillo pudiésemos decir, que los rentistas, en general le ponen escaso límite al disfrute inmediato de las riquezas naturales (dicen: las riquezas hay que explotarlas y disfrutarlas hoy, mañana y siempre..), mientras que los que propician la abstinencia a ultranza, no consiguen el año ni el siglo en que la humanidad deba y pueda vivir de la naturaleza, hasta el extremo que hasta la caza y la pesca pudiese llegar a molestar y a impedir una tranquila y placentera vida de los nativos.

Puntualicemos:

El modelo exportador-extractivista de los países no desarrollados está estimulado o presionado por los países que controlan la economía global en función de sus intereses económicos y financieros, motivo por el cual generan una sobre explotación de los recursos naturales de los países más débiles. Adicional, el modelo privatista que establecen, está también hecho a la medida de las transnacionales.

Por otro lado, el modelo de extremada pose conservacionista del medio ambiente, en general, se presenta con un sello nacionalista y ambientalista, donde las culturas originarias no deben ser molestadas en lo más mínimo, más bien les gustaría que siguieran viviendo el sueño de centenares de años previos a esta era. El vestir, comer mejor y transportarse a mayor velocidad y confort según ellos es imponer a los indígenas una cultura que no les pertenece. Si nacieron en el atraso, ¿porque deben mejorar su hábitat? Por supuesto, que con el acompañamiento de esta filosofía les es fácil rechazar cualquier intento por explorar y explotar los recursos naturales no renovables como son los minerales, las piedras preciosas y los hidrocarburos, si los hubiese.

¿Dónde entonces está la solución ideal y razonable para que este evidente enfrentamiento desaparezca y de lugar a un mejoramiento sustancial de la vida en comunidad?

Al respecto, internalicemos al menos lo que sigue:

  1. Los recursos de la naturaleza no deben ser como la virginidad intocable de las mujeres, que algunas religiones "vendían" como divino en la edad media. Todos los minerales y similares tienen una utilidad para el ser humano, razón por la cual postergar su uso indefinidamente en el no parece ser la solución, sobre si se toma en consideración que hay miles de indígenas que viven en la pobreza extrema.

  2. Es cierto que los recursos naturales son limitados en el tiempo y a veces muy escasos, sin embargo, es perfectamente posible que se establezcan períodos de tiempo en que se puede hacer uso racional de ellos.

  3. El explorar, explotar y comercializar los recursos naturales con el predominante afán de convertirlos en una fuente permanente e ilimitada de renta, pertenece al campo de lo irracional, al neoliberalismo depredador y a la codicia inmediata de unas clases sociales sobre otras.

  4. Es cierto que los pueblos originarios tienen derecho sobre los recursos naturales que les acompañan en su hábitat, pero de allí a endosarles todos esos recursos en propiedad exclusiva, pudiese significar que indirectamente se expropia al resto de l@s poblador@s de la nación ¿Tiene los pueblos originarios derecho de caminar, dormir, comer y vivir en las ciudades modernas? ¿Establece la Constitución que existen dos países en Venezuela? En un país como Venezuela, los recursos naturales deben ser poseídos y disfrutados por todos los venezolanos, sin menoscabo a que hayan políticas y normas para respetar el hábitat de los indígenas, de la conservación, exploración, explotación y comercialización de los recursos naturales que pertenecen a todos l@s venelan@s.

  1. Es necesario y urgente, el establecimiento de normas claras y precisas de operación y control para zonas como las del Arco Minero del Orinoco, lo que se debería garantizar que no se rompa el equilibrio necesario entre el producir y el conservar la naturaleza y el bienestar de los pueblos originarios. La falta de control escrito y operativo que ha prevalecido y que aparentemente seguirá si no se toman medidas urgentes al respecto, seguramente producirán excesos, que pudiesen dar la razón a los ambientalistas extremos.

  2. La amplia difusión de los temas ambientales relacionados con el A.M.O. u otro similar, es de vital importancia para abrir un debate permanente y crear la conciencia necesaria para optimizar los resultados esperados. Abrir los medios de comunicación de todo tipo a fin de lograr que toda la población participe y decida sobre las controversias que puedan presentarse.

  3. Los servidores públicos que actúan en la Fiscalía, las contralorías y los tribunales de la República deben ser preparados para conocer en detalle el tema ambiental y su entorno comercial. Similar actuación se requiere en los Consejos Comunales.

  4. El Estado y las diversas organizaciones sociales deben promover y generar una firme conciencia ambientalista, protegida de toda manipulación y mimetización por parte de algunos sectores empresariales y políticos que buscan confundir a la gente, haciéndose pasar por ambientalistas, amigos de las culturas originarias y tributarístas, aparentando de esta manera que defienden a los pueblos indígenas, mientras por otro lado su trayectoria ha estado y está al servicio de la ideología del capital y del neoliberalismo en general.

  5. Es urgente y necesario que los trabajadores, estudiantes, profesionales, técnicos, indígenas y pueblo en general lean y estudien los diversos decretos, resoluciones y leyes que se aprueben y difundan sobre el tema del Arco Minero del Orinoco, por lo que todo documento que contenga omisiones, desviaciones y errores que afecten a los intereses del país, deben ser denunciados y mejorados en el menor tiempo posible. La participación de los citados actores en la discusión y elaboración de las normas legales es una buena práctica que no se debe obviar.

  6. Es necesario y urgente que el movimiento ambientalista de Venezuela combata debilidades y vicios tales como: a) ignorancia y apatía sobre el ambientalismo por parte de servidores públicos, sindicalistas, gremios campesinos y trabajadores en general b) pasividad de los cuerpos de inteligencia para combatir el crimen organizado en zonas mineras c) la penetración de regiones mineras por parte de piratas e impostores que generalmente vienen a delinquir y hacer negocios de dudosa procedencia.

En consideración al punto anterior, a continuación se sintetizan las principales propuestas que pudiesen ser estudiadas e implantadas según su viabilidad, todo ello en función de lograr que los trabajos que se ejecuten en el Arco Minero del Orinoco, sean lo más amigables posible a este, tanto en cantidad, calidad y humanismo creador.

  1. El Estado, mediante los órganos competentes, debe precisar con la mayor claridad posible las reservas probadas de cada mineral, así como debe hacer estimaciones que le permitan manejar racionalmente la exploración, explotación y comercialización de los minerales. En este sentido se requiere establecer patrones ad hoc que se sitúen en un término medio entre la tesis extractivista-rentista y la tesis abstinencista (extrema privación) o sobre protectora del medio ambiente.

  2. Los contratos que se firmen con los inversionistas deben caracterizarse por a) Alejarse de la tendencia privatizadora que caracterizó las políticas mineras del siglo XX, por lo que deben ser de corta o mediana duración, con alta participación del sector público y donde el Estado pueda resolverlos cuando las circunstancias así lo exijan

  3. b) se debe precisar los límites del volumen máximo a exportar.

  4. c) los costos y/precios que se utilicen deben ser los más concretos posibles (no se debe dejar abiertas cláusulas que pueden ser utilizadas por actores de mala fe).

  5. Consultar con las comunidades indígenas, y pobladores cercanos, aquellas acciones que pudiesen afectar su hábitat.

  6. Cuidar de la penetración se sectas que disfrazadas de religiosas, se introducen en las comunidades indígenas para facilitarle el trabajo a los representantes de potencias injerencistas.

  7. Demarcar las tierras ancestrales hasta donde esto sea posible.

  8. Deforestar lo estrictamente necesario. Evitar que estas operaciones afecten el hábitat natural de los indígenas.

  9. Estudiar cuidadosamente la creación de centros poblados con todos sus servicios (los estrictamente necesarios), evitando el que se afecte el hábitat natural de los pueblos originarios.

  10. Estudiar el ambiente generador de agua y mejorar las fuentes de las reservas existentes.

  11. Proteger los bosques y sembrados, evitando la tala y la quema, salvo que sea por indispensables necesidades.

  12. Proteger las fronteras y sus habitantes nativos, mediante el uso de los servicios de inteligencia de las Fuerzas Armadas Bolivarianas y/o con integrantes de las comunidades, todo lo cual deberá derrotar el narco paramilitarísmo y a los garimpeiros que azotan a la región.

  13. Investigar, estudiar e implementar medidas efectivas que regularicen el ciclo hidrológico en el Arco Minero.

  14. Investigar, estudiar y mejorar las tecnologías y técnicas de exploración y explotación de los minerales, evitando las excavaciones de cielo abierto.

  15. Generar normativas y procedimientos especiales que permitan registrar y controlar el ingreso de pobladores de otros países, salvo los estrictamente indispensables. Los métodos de identificación a ser instalados deben ser los más idóneos, pertinentes y oportunos.

  16. Se debe organizar y capacitar a los servidores públicos para ejercer una vigilancia efectiva en torno a los métodos de exploración y explotación, evitando en todo momento que se utilicen sustancias como el cianuro y otros venenos que generalmente afectan la vida de los indígenas y trabajadores en general.

  17. Establecer una vigilancia y control efectivo sobre la navegación y otros usos de los ríos y caños existentes.

  18. Reforzar las instalaciones, controles y vigilancia de las instalaciones y redes eléctricas de la zona a fin de garantizar el servicio dentro y fuera del área.

  19. Estudiar e implementar una reforma a las leyes laborales a fin de garantizar los derechos de l@s trabajador@s miner@s y de las diversas etnias que integran el Arco Minero. El Estado bolivariano debe trabajar por minimizar la explotación del hombre por el hombre.

  20. Estudiar y mejorar la legislación aduanera y tributaria a fin de evitar que se estimule la elusión y evasión fiscal. Las empresas que operen en el país deben pagar los impuestos que les correspondan y no buscar subterfugios para obtener rebajas, exenciones y exoneraciones que afectan los ingresos fiscales de Venezuela. Este país no debe ser un paraíso fiscal para los inversionistas. Ahorrarle impuestos a las transnacionales del oro, los diamantes y otros minerales es un crimen de lesa humanidad.

  21. Las autoridades competentes deben establecer la vigilancia necesaria para proteger la vida de los trabajadores e indígenas en el A.M.O., así como hacer las gestiones que estén a su alcance para que se haga justicia en el caso de centenares de crímenes cometidos por los garimpeiros en tiempos de la IV República. Recordemos la matanza de 79 indígenas pertenecientes a la etnia Yanomami, en el mes de julio del año 1993 y otras múltiples agresiones que serían de largo contar. A este respecto, las investigaciones históricas del profesor Carlos E. González y otros expertos así lo confirman.

En conclusión, ha quedado demostrado que existe otra vía posible para utilizar los recursos de la naturaleza guardando la integridad material, espiritual e intelectual de los pueblos originarios, ruta intermedia o equilibrada y próxima a la justicia, que como ya se precisó, requiere del concurso de todos los que habitamos este interesante y agradable país.

Decimos ruta intermedia, porque ha quedado demostrado que mientras menos intervenga el Estado en las citadas apartadas regiones, más habrá abusos y crímenes contra los indígenas por parte de los garimpeiros y sus asociados. Creer lo contrario, sería negar que durante varios siglos, el desamparo a que han sido sometidas las comunidades originarias, han dado lugar a su propio exterminio e invisibilización.

Acotemos sobre el caso de la hermana República Plurinacional de Bolivia: sin dejar de reconocer algunas omisiones y fallas del gobierno presidido por el Presidente Evo Morales, es indudable que gracias a las negociaciones entre el gobierno, algunas transnacionales, representantes del sector indígena, comunal y sindical, se ha logrado mejorar el aprovechamiento de importantes yacimientos de minerales, en este sentido, es significativo resaltar que no parece inteligente negar el aporte de nuevas tecnologías para el uso racional de los recursos naturales no renovables.

En síntesis, la solución no es aislar en un nicho "protector" de hambre y miseria a los indígenas, como tampoco dejar su hábitat a merced de los garimpeiros o de empresas transnacionales autorizadas para explorar, explotar y comercializar minerales que pudiesen durar más de cien -100- años. A nuestro entender, lo más idóneo es negociar en un ambiente de soberanía e independencia, modernizar racionalmente los métodos de producción, mejorar las condiciones de vida de los indígenas y trabajadores en genral, permitiendo que por lo menos un 70 % de los ingresos generados, sean disfrutados por todos l@s venezol@s, en un ambiente de respeto y consideración mutua.

Es correcto el evitar la complacencia de los representantes del Estado con las transnacionales del oro, el hierro, los diamantes y otros minerales, pero disentir con todo respeto de los conservadores a ultranza de la madre tierra, es un nuevo sendero a transitar, disfrutar y vivir a plenitud en compañía del poreatsiri, Tsimanane,Siramperi. (arawak).














 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 14015 veces.



Yolí José Núñez O.


Visite el perfil de Yolí José Núñez O. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Economía


Revise artículos similares en la sección:
Pachamama