Hacia una nueva Ley Orgánica del Trabajo (I)

La evolución histórica del trabajo ha tenido una lucha social de clases significativa, sin dejar el esclavismo forzado a pasar a esclavismo remunerado, es algo que también se debe marcar, o por lo menos tomar en cuenta a la hora de realizar cualquier análisis serio sobre todo en los actuales momentos, la situación se presenta cuando se pregunta ¿Quién agradece a quien? ¿El patrón al obrero o viceversa? Hay quienes opinan que no se debe agradecer nada que solo existe una relación laboral que no los une nada, ahora si se pregunta ¿Quien cambia el caucho el patrón o el obrero?

Si no hay que agradecer nada por existir la relación laboral, ya que uno trabaja y el otro le paga, que bueno es la cosa hasta aquí sin el análisis profundo, que no llegue el operario a ver ¿qué pasa?.

Tal vez no pase nada, solo le descuentan el día si es una causa injustificada, pero en el fondo si pasa, allí entra a evaluarse la explotación del hombre por el hombre y además se puede demostrar que el patrón tiene un margen de perdida, ya que con una sola reparación de un caucho le paga el día al operario y el resto es ganancia, allí es donde la Plusvalía entra en juego, pero como no asistió ese obrero se nota el faltante de esa jornada de trabajo y por que el patrón no hace el trabajo de esta persona, nuevamente la pregunta del momento ¿Quién le debe más a quien? Tal vez la respuesta que algunos se den sea pero, todo el que monta un negocio para ganar, bueno, el ánimo de lucro está presente en todo actividad comercial, pero, también debería ser sin explotar al consumidor ni al trabajador.

Haciendo un análisis más profundo hay negocios que con la venta de un día pagan la nomina de todo su personal de un mes, como hay universidades privadas que con una sección de 45 alumnos cancela el salario de sus profesores, el resto es ganancia; son muchas las formas o ejemplos que podemos tener presente para demostrar que la explotación del hombre por el hombre en pleno siglo XXI, está más vigente que nunca, no solo de la parte privada hasta del mismo estado, desde los ministerios, institutos autónomos, gobernaciones y alcaldías, tienen la figura de contratado por siempre, despiden a empleados sin estar ajustados a derecho irrespetando el decreto de inamovilidad laboral.

Por estas caracterizaciones y otras más que en las sucesivas entregas les hare llegar es necesario la discusión, recoger las propuestas desde los centros de trabajos, con la presencia de jóvenes, operarios, amas de casas, campesinos entre otros, una nueva ley del trabajo progresista, donde sin vacilaciones alguna se pueda crear figura y estamentos legales que se cumplan y se pueda desplazar las anacrónicas existentes, por mencionar una la tripartita, por último, les recuerdo que el día sábado en las instalaciones de alcasa, se estará discutiendo las propuestas a la nueva ley orgánica del trabajo de la corriente clasista de trabajadores “Cruz Villegas” y de Unete.

Alexanderjimenez2021@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2617 veces.



Alexander Jiménez


Visite el perfil de Alexander Jimenez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: