A propósito de los recientes ataques terroristas y de la visita de Putin a nuestro país

USA Siembra a Rusia

Luego de la desintegración de la URSS, Estados Unidos se planteó como acción política estratégica fundamental hacia los territorios de la ex Repúblicas, copar dichos espacios con gobiernos títeres o en su defecto, estimulando viejos resentimientos étnicos que desestabilizaran a Rusia respecto de su área de influencia; USA siempre (así el actual Presidente y su equipo político no lo vean o no lo quieran apreciar), se planteó siempre luego de la finalización de la “guerra fría” debilitar y colapsar a su adversario en su área geopolítica. Al respecto, han querido experimentar en Rusia lo que lograron configurar en la ex Yugoslavia. Par los gringos, el Cáucaso como Chechenia han servido desde 1994 como escenario hipotético de guerra contra Rusia.

El actual embajador de los estados Unidos en Azerbaiyán viene saboteando toda la geopolítica rusa demostrado interés en las reservas petroleras del Mar Caspio por lo que requerirían gobiernos dóciles que garanticen que la explotación de las gigantescas reservas petroleras pasen a recuperar el gran déficit de las reservas petroleras norteamericanas.

El pretexto de la intervención del embajador gringo ha sido ayudara a la aseguración de la soberanía y sistema político (democracias al estilo gringo), de los nuevos Estados nacidos de la desaparición de la URRS. A todo evento, Estados Unidos procura asegurar el control y monopolio de los recursos energéticos existentes en la región; para lo cual incluso, apoya regímenes pro gringos quienes realmente son neo dictadores locales estimulados desde el exterior (bajo el ropaje de la “Democracia”), para someter a los pueblos.

En los últimos tiempos, USA se ha dado a la tarea de apoyar ciudadanos como sería el caso del Sr. Mikheil Saakashvili (educado y formado políticamente en Harvard), impuesto en Georgia a través de la denominada “revolución rosa”; a lo cual Los últimos años el gasto militar subió de 30 MM de dólares a 1.000 MM lo que representó cerca del 10% del PIB. Misma estrategia fue desarrollada hacia otras naciones como Azerbaiyán donde la presencia gringa a través de los marines y demás fuerzas especiales militares entrenando fuerzas militares de dichos países con base a estándares de la OTAN.

Expertos del Pentágono y de la OTAN han estado prestando apoyo y entrenamiento militar sino que en paralelo, impulsan proyectos políticos separatistas y secesionistas (caso Kosovo), con el propósito de estimular estallidos conflictuales en regiones otrora bajo la influencia de la Ex URSS y que la actual Rusia reclama como suyas.

Al respecto, la Cancillería rusa nos ha advertido sobre este tipo de incursiones y las implicaciones geopolíticas de éstas.

En ese sentido, se percibe un doble rasero moral de parte de USA, ya que aparece apoyando a sus presuntos aliados Georgia y Azerbaiyán a quienes facilita armas para reprimir a provincias independientes tales como: Abjazia, Osetia del Sur y Nagorno Karabakh y en paralelo, fomenta las acciones terroristas de los grupos rebeldes extremistas Islámicos de Chechenia, Daguestán, Ingusetia y Osetia del Norte algunos de cuyos actores son responsables de los lamentables hechos terroristas ocurridos en el metro ruso.

La respuesta oportuna y decidida rusa hizo fallar los ataques por parte de Georgia contra Osetia del Sur que como se sabe, estaban coordinados con Azerbaiyán para que éstos atacaran posteriormente a Nagorno lo que hubiera producido una reacción de Armenia quien habría actuado en función o so pretexto de proteger a sus connacionales. Todo lo anterior, hubiere disparado un efecto dominó y una reacción en cadena haciendo que tanto Rusia como Bielorrusia: así como los demás miembros de la Tratado de Seguridad Colectiva, entraran al conflicto vista la agresión a uno de sus integrantes; o sea, hubiéremos estado en presencia de un escenario de Guerra Mundial, pero todo esto secundario a los intereses Imperiales.


Desde 2008 los estados Unidos vienen provocando a Rusia a objeto de medir su capacidad de respuesta (alerta temprano), a la vez que, medir la capacidad de respuesta de sus aliados de la OTAN. Sobre el particular, USA ha venido, solapadamente, estimulando agresiones y ataques suicidas de grupos terroristas islámicos contra Rusia cuyas actuaciones también tiene como fin, obligar que este país soberano cambie su postura de no prestar apoyo a USA y a sus aliados, ante sus políticas claramente intervencionistas frente a Irán y Afganistán.

Según expertos, a través del denominado, “Comité Americano para la Paz en Chechenia”; la “Freedom House” y otros formas de expresión políticas y ONG´s de ultra derecha, se busca una balcanización de la Región a lo cual se estarían presuntamente entrenando fuerzas hostiles a Rusia en campos militares bajo control de la CIA.

A todo evento, USA procura controlar todos aquellos espacios geográficos que afecta su geopolítica con base a la presunción de que éstos estarían ocupados o bajo la influencia de Rusia; más sin embargo, el gobierno de la Federación Rusa ha sido contundente en sus respuestas en cuanto a no permitir más intromisión que tengan como objetivo desestabilizar el área.

Visto lo anterior y siendo que la República Bolivariana de Venezuela en tanto país vinculado a la ALBA y Unasur, que está siendo acosado por fuerzas hostiles a sus intereses soberanos, deberá revisar en esta oportunidad de la visita del premier Putin, todo lo atinente a la implementación de un nuevo esquema de Seguridad y Defensa cónsono con la nueva realidad que vivimos.

(*) Politólogo e Internacionalista

Magister en Seguridad y Defensa

monlan2001@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3167 veces.



Manuel José Montañez Lanza (*)


Visite el perfil de Manuel José Montañez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: