Las amenazas a Venezuela

Están apareciendo síntomas que hacen suponer justificadas las advertencias que se hacen sobre nuevas amenazas a Venezuela.

Veamos algunos de ellos.

Seguramente no vinieron de Amsterdam los informes sobre movimientos en las bases de EEUU en Curazao y Aruba, es posible que haya sido de esas islas de donde llegaron, y confiables debieron ser para que el presidente Chávez hiciera la denuncia que hizo en Copenhague y el llamado a la Unión Europea. Un vocero del Gobierno holandés respondió que ellos sólo tienen en esas islas aeropuertos civiles. Podrán ser muy civiles, pero desde allí opera una escuadrilla de aviones F-16 que trasladaron de la zona del canal de Panamá y que Martín Pacheco, siendo cónsul en Curazao, me mostró un día desde una loma.

Fue fácil contar hasta seis en tierra. Y de raro nada tendría que siendo tanta la autonomía estadounidense sobre ese escenario es posible que muchas de sus operaciones y movimientos los desconociera el Gobierno holandés.

Otra vez los jefes militares colombianos acusan al Gobierno de Venezuela de proteger a comandantes guerrilleros, esta vez a Iván Márquez y otros 15, que estarían en territorio venezolano en sitios que Bogotá tiene ubicados. Por supuesto, no es esta la primera vez que los colombianos hacen tales denuncias. Uno tiene que preguntarse cómo es posible que, si en Colombia operan 10 mil o más combatientes de las Farc y el ELN con sus respectivos jefes, no sean capaces de detectar donde están para perseguirlos y aniquilarlos, y en cambio sepan con tanta precisión dónde se esconden 15 de ellos en Venezuela? Puro cuento bogotano. Pero siempre con alguna intención, y a menudo acompañadas...

A esa denuncia debemos añadir otra muy reciente del general Douglas Fraser, jefe del Comando Sur, que tiene la conducción de las siete bases militares que controlan las Fuerzas Armadas de EEUU.

Denunció la compra de los fusiles que Venezuela le hizo a Rusia ¡hace dos años! y que oportunamente merecieron la reacción del Pentágono.

Gradualmente van creando una matriz de opinión con varios supuestos, como el armamentismo de Venezuela, la protección a las guerrillas colombianas, y más adelante la vincularán con las acciones terroristas. ¿No ha acusado el mismo Comando Sur a Venezuela de tolerar células terroristas de Al Qaeda en la isla de Margarita? Nada de eso se hace por error u omisión, ni son simples provocaciones ni excesos de algún jefe colombiano o estadounidense. Precisamente para reforzar la idea de que Colombia se siente amenazada, el presidente Uribe anunció la instalación de una nueva base militar en La Guajira, ahí cerquita.

¿Qué les falta para meter a Venezuela en la lista de los Estados terroristas, provocar incidentes armados en las fronteras y tener la justificación para intentar alguna operación de mayor envergadura?

Chile en la derecha
¿H asta dónde fueron sorpresivos los resultados de las elecciones chilenas? Con la división de las fuerzas de centro-izquierda, se daba por segura la victoria del multimillonario Sebastián Piñera aunque su 44% fue menor que el 48,64% que obtuvo la derecha en la primera vuelta de 2005. La alianza socialista-democracia cristiana obtuvo menos de 30% que esperaban, y 20% Enríquez-Ominami. Esas fuerzas, sumadas a la votación de izquierda (6%), le garantizan el triunfo a Eduardo Frei. Por supuesto, si se alinearan en torno a su candidatura en las elecciones del 18 de enero. Pero...

Esta vez no es nada seguro que todos esos votos se inclinen por Frei, pues EnríquezOminami, quien se había negado a aceptar la propuesta preelectoral para apoyar al que sacara más votos, ha dicho que no llamará a quienes votaron por él a que lo hagan por alguno de los dos clasificados; considera que no representan el futuro de Chile. Si su candidatura surgió como reflejo del descontento con el gobierno de la alianza PS-DC y en su campaña apostaba a una nueva política, se explica que no esté decidido a apoyar a Frei y menos a Piñera.

Eso hace pensar que, si un significativo porcentaje de ese 20% (1.400.000) que votó por él está identificado con sus posiciones, no votará en enero por Frei, y la victoria de Piñera se hace bastante probable.

Sin embargo, es de suponer que un eventual acuerdo no está definitivamente cerrado. Si la consigna de Frei fue el de la continuidad del gobierno de la Concertación, ahora tendría que ser de continuidad y cambio, tal como lo pide una buena parte de la población chilena, donde los dos principales partidos son uno pinochetista y otro de derecha.

Ese es el Chile político.

edrangel@cadena-capriles.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 8765 veces.



Eleazar Díaz Rangel

Periodista egresado de la UCV. Ganador del Premio Nacional de Periodismo y menciones en diversas especialidades. Es Director del diario Últimas Noticias desde el año 2001. Profesor titular jubilado de la universidad central de Venezuela, cuya escuela de comunicación social dirigió (1983-86). Presidente de VTV 1994-1996. Presidente de la asociación venezolana de periodistas.

 edrangel@grupo-un.com

Visite el perfil de Eleazar Díaz Rangel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eleazar Díaz Rangel

Eleazar Díaz Rangel

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a92054.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO