El Socialismo impone crear un nuevo tipo de economía

 El abordaje del socialismo como una alternativa revolucionaria viable e inevitable frente a la alienación y la sempiterna explotación deshumanizante que les impone el capitalismo a los trabajadores, requiere de éstos un esbozo de lo que sería una economía de corte socialista, más justa y democrática. Sin embargo, cierta miopía política exhibida por los movimientos laborales y los esquemas representativos aún imperantes a escala mundial, han ayudado a mantener intactas las estructuras que sostienen al capitalismo, pese a las crisis cíclicas que éste padece regularmente. La mayoría de las organizaciones sindicales, aún las de avanzada, se dedican casi exclusivamente al logro evolutivo de mejoras socioeconómicas parciales sin plantearse unas nuevas relaciones sociales de producción que vayan a la par del desarrollo de las fuerzas productivas, haciendo de la racionalidad capitalista una entelequia histórica desfasada. Para invertir esta situación, es menester que los trabajadores adquieran una conciencia de clase que los haga trascender el limitado marco de actuación legalizada en que se les permite desenvolverse, lo que servirá de base para iniciar la construcción consciente del socialismo.

En este sentido, apelando a la formulación hecha por Marx y Engels, los trabajadores están llamados a constituir una de las vanguardias fundamentales de la transformación revolucionaria de la sociedad actual, partiendo de las necesidades y realidades específicas de cada nación, sin que ello signifique un calco automático de las experiencias vividas en el mundo a partir de 1917 con la constitución de la extinta Unión Soviética. Es preciso que se comprenda que, sin la participación directa de los trabajadores en la gestión económica, será imposible la construcción del sistema económico socialista, como quedó plenamente demostrado con aquellas experiencias históricas que, a pesar de sus deficiencias, tienen un valor a la hora de trazarse la implementación de dicho sistema, puesto que se evitarían los mismos errores cometidos. Sin embargo, hay que tomar en cuenta las nuevas realidades impuestas por el capitalismo moderno y el hecho cierto de que un gran porcentaje de trabajadores no se sienten partícipes de una clase social determinada y prefieren aliarse con los sectores dominantes de la economía con la meta ilusoria de trascender en el futuro el reducido marco de condiciones socio-económicas bajo las cuales vive. Además, es obvio que el capitalismo neoliberal globalizado ejerce su fatal influencia sobre las conciencias de las clases económicamente desposeídas, cuestión que afecta, de algún modo, la construcción del socialismo en nuestras naciones.

Para algunos, el socialismo es un tema tabú, atendiendo principalmente a las experiencias que, en el pasado, tuvieron lugar en algunas latitudes. De ahí que exploten las deficiencias y errores cometidos en su nombre para atacar la posibilidad de que se concrete, ya sea en Venezuela, Ecuador o Bolivia, provocando un efecto avalancha que ponga en serio riesgo la estabilidad del sistema capitalista mundial dominado por las transnacionales estadounidenses. Otros lo limitan a una moda retórica inocua, sin mayor trascendencia, dejando incólumes las estructuras capitalistas. Lo cierto de todo es que el socialismo impone crear un nuevo tipo de economía y éste tiene en los trabajadores, necesariamente, uno de sus pilares principales, aún cuando exista un empresariado identificado con esta alternativa revolucionaria, porque debe entenderse que el capitalismo es inherente a la democracia burguesa, mientras el socialismo exalta el protagonismo y la participación populares, algo que debe reflejarse también en el ámbito económico y no limitarse meramente a lo político y lo social.

 


HOMAR GARCÉS
¡¡¡REBELDE Y REVOLUCIONARIO!!!
 
¡¡Hasta la Victoria siempre!!
¡¡Luchar hasta vencer!!
mandingacaribe@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4604 veces.



Homar Garcés


Visite el perfil de Homar Garcés para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Homar Garcés

Homar Garcés

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a55748.htmlCd0NV CAC = Y co = US