Ruralidades

Españoles, rescaten a Zapatero

Sí, hermanos. Desde esta tierra, la de uno de los tres majaderos: nuestro Libertador Simón Bolívar; de la de ustedes, El Quijote y de la humanidad entera nuestro Señor Jesucristo, a una sola voz: ¡salven a Zapatero!. Son ustedes, camaradas, hermanos de buena y firme voluntad, quienes vieron en su actual presidente al hombre que podría valladar al nazi-fascismo que tanto daño le ha hecho a vuestra Patria, y por el que han muerto millares de españoles y, por carambola de la ruleta infernal, millones de hombres, mujeres y niños de los países de nuestro continente, ahora liberado del yugo monárquico, precisamente, de esa parte de la Europa occidental.

¿Por qué esta sugerencia?. Razonaremos. No solamente por el búmeran que significó el eco del baboso “por qué no te callas” que, al fin y al cabo, no pasó más allá de un hazmerreír del despertar de Baco, si no porque de nuevo se esta removiendo por allá el monstruo del nazifacismo encarnado en el sempiterno heredero de los Aznar. Y a pesar que ese mastodonte del mal, se manifestó con mayor barbarie en la Italia de Mussolini y la Alemania de Goeebels-Hittler, el cruel rabotazo lo ha venido sufriendo el pueblo español, desde Francisco Franco quien, a dedo, coronó a Juan Carlos y lo asoció con las dinastías de las navieras que llevan apellido Aznar, y de ñapa reforzó el consorcio con las concesiones bancarias que hoy tienen ramificadas en los que ellos llaman el tercer mundo y, que por cuidar ese emporio de riqueza, el pirujo José Maria Aznar odia tanto a nuestro presidente Chávez, en lugar de resarcirnos por el delito que cometieron al robarnos nuestra línea de aviación, bandera de Venezuela.

Claro, hermanos, ustedes tendrán que hacerle una nueva auscultación política a José Luis, pues allá, como sí acá en Venezuela, no existe el recurso del revocatorio. Pero ustedes pueden detectar si su gobernante no sufre de metástasis borbónica. Es decir, que aún sea recuperable para el socialismo.

Mensaje adicional. A la atención de otros pareceres ya que en la patria ibérica lo saben. Los venezolanos no somos retaliativos, pero no olvidamos. Y cuando se nos ofende ripostamos con la verdad. Decimos esto porque el hombre de la dinastía fascista, que es José Maria Aznar, después que le obsequió la banda “presidencial” a Pedro Carmona, el breve, y fracasado su apoyo conjuntamente con el zarpaso, se ha dedicado a denigrar del coraje de los venezolanos en la persona de su presidente quien lleva en las venas la sangre roja y el temple de un llanero. De aquello está enterado el presidente Rodríguez Zapatero. No obstante, un tanto desencajado, a nuestra manera de ver, se dejó influenciar por el socio de José Maria, para que saliera en defensa de lo indefendible y en pecado de imprecisión al no tomar en cuenta que el presidente Chávez jamás ha tocado el punto de la legitimidad del fascista Aznar cuando fue presidente.

Entonces, compatriotas de los miles de hombres y mujeres que perdieron la vida en defensa de la España sojuzgada por el sátrapa Francisco Franco y sus cómplices, si es que no olvidan las promesas de pacificación, el juramento en cuanto a que, al triunfar sobre el enemigo político, Zapatero traería la paz a los españoles. En éste sentido fue un buen comienzo la traída desde el infierno de Irak de los jóvenes militares. Pero la boa borbónica como que lo está “bajeando” para después engullirlo. Si es así, tienen ustedes la gran oportunidad de rescatarlo.

Por otra parte, camaradas y hermanos de España (un aparte familiar: un abrazo a nuestra Alexibia, quien adoptó la Patria de Cervantes) no se fíen del antiguo corre camino y su Pesoe. Es un mal ejemplo. ¿Recuerdan la primera campaña suya, y lo de la casa rodante que ustedes le financiaron para que se movilizara e hiciera pernocta en los diferentes pueblos de España?. Pues bien, tanto aquellas proclamas revolucionarias como el aparejo rodante, fueron triturados y echados a la basura por la poderosa trituradora de blanduras de la monarquía Borbón-Aznar

Y para finalizar, a los que con sus capitales se creen dueños de la humanidad. Que nadie se meta con Chávez. Venezuela es Chávez, y los venezolanos somos y hablamos como Chávez.

Patria, Socialismo o barbarie, que así lo dijo Rosa Luxemburgo pero nosotros Venceremos.


Pedromendez_bna@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1459 veces.



Pedro Méndez


Visite el perfil de Pedro Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Méndez

Pedro Méndez

Más artículos de este autor