Muera La Monarquía, vivan nuestras Repúblicas

El titulo con que comienzo este escrito, seguramente pertenece a épocas
antes transitadas por la sociedad latinoamericana. Hoy las reciclo, para
referirme a un hecho bastante conocido que deja en evidencia que el
monarquismo pervive en nuestros paises, a pesar del gran esfuerzo y
entrega de hombres y mujeres, que dieron su vida para erradicarlo de America.

Cuando uno asiste, via televisión, a "cumbres Ibero-americanas"
tuteladas por un Rey de España y su séquito, entiende o cae en cuenta que el do_
minio del imperio español sigue vivito y coleando en pleno siglo XXI.

Entiende uno, que muchos de los gobernantes de estos paises latinoamericanos
no son màs que unos "lacayos del rey" y testaferros de sus intereses.

La realeza española, tiene sus bases ideológicas institucionalizadas en los
medios de comunicación, en la Iglesia Católica,"Universidades Autònomas" y hasta
en miembros de la Fuerzas Armadas; sin contar por supuesto, las instituciones
bancarias y comerciales internacionales muy populares, en nuestras repúblicas.
De allí la gran dificultad para establecer proyectos politicos propios, aun cuando
cuenten con el apoyo de los pueblos parecen imposibles de establecerlos y quedan
simplemente dentro de la categoria de Utopicos.

Que dificil es entonces para estas Repúblicas levantarse y funcionar como tales.
Queda evidenciado el nuevo colonialismo, y la necesidad de implementar una
discusión publica hacia este tema, para tomar conciencia de ello.

Pido públicamente, que desde nuestros pre-escolares, escuelas primarias, educación
básica, diversificada y universitaria, se discuta este tema el nuevo colonialismo y sus consecuencias. Nada hacemos con llamarnos bolivarianos, tupac amaristas o latino americanistas, si debajo de nuestra piel encontramos feeling por cualquier Imperio.

Debo dejar claro, una cosa es aceptar que nuestra sangre está cruzada con la
de aquellos que por la fuerza: nos invadieron, nos ultrajaron y robaron gran parte de nuestras riquezas, otra, es no querer entender que somos Repúblicas Soberanas, condición ésta,
legada por nuestros Libertadores.

Podria llegar a aceptar, que muchos ancianos, condicionados por los discursos de las
intituciones imperiales, arriba señaladas, en una especie de "Sueño Americano"
aspiren ser subditos del Rey. Pero ¡ ojo !, otra, son nuestros niños, jovenes y adultos
quienes hacen vida activa en nuestras Patrias quienes influenciados por los medios formen
en sus mentes, matrices de opinión favorables a las falsas espectativas que se les infuden.
De allí la, necesaria y urgente, discusión del tema.

Hagamos pues. las reformas necesarias que hayan que hacerse a nuestra Constitución
Propongamos los cambios necesarios; y sobre todo, profundicemos las raices de nuestras Repúblicas, para que las mismas sean arboles frondosos, que alberguen nidos donde nazcan seres libres, capaces de cruzar cielos y llevar el mensaje de Paz y Bienestar a toda la humanidad como lo hizo Bolivar, San Martín, Tupac Amarú, Sandino, El Chë y muchisimos más
Por todo lo anterior, abramos desde ya la discusión pública

"El nuevo colonialismo y sus consecuencias. Muera la Monarquia, vivan nuestras
Repúblicas".

berdarias@hotmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1084 veces.



José Bernardo Arias Rondón


Visite el perfil de José Bernardo Arias Rondón para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Bernardo Arias Rondón

José Bernardo Arias Rondón

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a44795.htmlCd0NV CAC = Y co = US