Maduro creció que está que no conoce a nadie

Así actúa el gobierno nacional a su antojo, serio de toda seriedad, sin ambages:

Buenos días: señoras y señores y demás implicados como seres vivientes, por lo que dentro de muy poco en cosas de minutos, el presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, se dirigirá al país, atentos.

Buenas tardes: se informa al pueblo de Venezuela que, el presidente Maduro le hablará muy pronto al país, atentos.

Buenas noches: particularmente a las personas que no duermen a esta hora de la noche, se les comunica que, a la brevedad el presidente Maduro, hará uso con la proclive gentileza que lo caracteriza de dirigirse a todos los venezolanos con intención expedida que por la hora y sin pérdida de tiempo cansado como está, no dirá nada que tenga que ver con Trump, ni con Pompeo, ni tampoco de la "Operación Gadeón" que, eso ya paso a la historia, atentos.

Primera actuación como acto primero: Comenzaré diciendo, diría Maduro, en esta primera alocución que, por hoy les digo como dijo san Mateo: "Que un sí sea un sí, y que un no sea un no". Vimos que JR arrugó la cara, el sabrá. Ustedes me conocen, soltó Maduro, de lo que soy capaz que esta vez no atentaré contra la cacología de la vida en nuestra próspera vida democrática que, como un romano diré y muy bien dicho: "fiarse está bien, pero no fiarse estar mejor" y, preguntó inmediatamente, qué te pareció esa, señora doctora, vicepresidenta. Sonrisas, muchas sonrisas que el tapabocas de los presentes escondió. Y continuó: ustedes me entienden, claro que me entienden. Un momento por favor, quiero decirles algo sumamente importante que no me lo van a creer, pero en estos momentos me acaban de informar desde la casa blanca que, el primer mirón que tengo en el mundo es el presidente Trump, es decir como les digo que, mi parresía es legítima y funcional en estas horas que, Venezuela es otra y lo seguirá siendo por muchos años más, y quién, nadie sabe hasta cuándo y, no quiero decir con mis palabras que, debemos entregarnos, ni pasarle la fluidez de nuestro gobierno al mandatario de los Estados Unidos. ¡Eso, eso jamás!

Pero lo que sí es una verdad que no se puede tapar con el sol es que, hemos, después de mucha labia y tranquilidad serena de imposición para mejorarle el pasar hambre los venezolanos que, los precios acordados son una realidad, una hermosa y atractiva realidad que ustedes perciben de atención y preocupación de menos del gobierno nacional, pero pueden adquirir más bienes dentro de la dieta diaria que, el único sin conversar con el gobierno y, aún así se opuso fue el manganzón presidente de empresas polar, pero lo tenemos contra la pared, bien maniatado y calladito como este cuando quiere que nadie le pueda callar.

Segunda actuación como acto segundo: deje correr algo más el día para no fastidiarlos -diría, aunque de por sí sé que eso de mi parte jamás ocurre ni ocurrirá. No hablaremos de precios que mejores precios no pueden ser y, todo a la particular entrega de mi gobierno por el beneficio de ustedes como pueblo y mi alejamiento de los poderosos y beneficiados empresarios que nada tienen que ver con mi gobierno mientras, no se metan con él en paz como estamos con ellos trabajando y nosotros vigilantes como águilas espaciales para caerles in situ, que creo que me no me voy a quejar y debo hacerlo por nuestro presente y, es para decirle a Duque ese de Colombia que se comió la línea que él sabe a que me refiero, solo eso. No los tapujo más de cosas bobas, para no salirme del riel del deber y de derecho y, no abusar de su consentimiento que debe ser mutua.

Tercera actuación parte como acto tercero: ¿Y qué hora es? Mira el reloj y calla. Lo primero que les diré por la hora es que, no quiero abusar de su cuarentena casera por ganarme su atención que es lo principal que nos mueve a esta pequeña convivencia que hasta horror me da decírselos, pero no aguantaba y era imprescindible hacerlo y, es para lanzarles como por debajo de cuerda, pero, les aseguro y se los diré al rompe para dejarlos que duerman bien y más con la soberana noticia que les daré y, es: Estamos ganando el juego. Y juego ganado debe ser confianza de pensador.

Buenas noches y déjense de soñar pendejadas -sobre todo los de la oposición- que no es bueno para su salud y, no dejen de lavarse las manos cada vez que puedan y mantengan la distancia de dos metros y sin tapas bocas no salgan, aunque les aseguro que nadie, absolutamente nadie podrá contra nosotros.

Se dan cuenta que Maduro crece y razón tiene de no conocer a nadie.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1330 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: