Rechazo a las sanciones y condena del injerencismo

Quienes venimos enfrentando el actual régimen de oprobio, sus atropellos, inconsecuencias e ilegalidades; su incompetencia, negligencia e indolencia. Su entrega ante poderes transnacionales y la cesión que ha hecho de partes de nuestro territorio y de sus riquezas, con el único objetivo de mantenerse en el poder para usufructuarlo en beneficio propio. Quienes hemos además mantenido esta posición de total dignidad, sin recurrir a arrodillarnos cobardemente ante poderes externos, en actitud rastrera y pedigüeña de acciones económicas y militares contra nuestra patria. Quienes hemos rechazado las acciones violentas desarrolladas desde hace 20 años, por quienes se creen propietarios de Venezuela y no aceptan la voluntad de una mayoría, a la que desprecian por ignorante, mal vestida y mal educada. Con el derecho además que nos da ser venezolanos, nos dirigimos a Donald Trump exigiéndole el cese inmediato de las sanciones por ilegales, indecentes, arbitrarias e inhumanas.

"Sr. Donald Trump

Presidente de Estados Unidos de América

Quienes suscribimos, opositores al gobierno de Nicolás Maduro, nos dirigimos a usted a fin de exigirle, en estos graves tiempos de pandemia, la suspensión inmediata de las sanciones económicas y financieras adoptadas por su administración, en contra de nuestra república y promovidas por algunos factores en Venezuela y por varios gobiernos del continente.
Nuestra nación viene atravesando desde hace años una severa crisis económica provocada por erradas políticas oficiales, lo que a su vez ha ocasionado un deterioro sensible de las condiciones alimentarias y de servicios, en particular tres que atañen directamente a la lucha contra el COVID 19: el sistema público de salud, el de suministro de energía eléctrica y el de distribución de agua.

Las sanciones económicas y financieras cuya suspensión inmediata aquí estamos exigiendo, son medidas coercitivas unilaterales, a todas luces ilegales en el marco del derecho internacional. Su suspensión, por otra parte, ya fue solicitada por la Unión Europea, por el Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas al G20 y por su Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, debido a que además de agravar la crisis preexistente, conforman una agresión a los derechos humanos del pueblo de Venezuela y debilitan la lucha que libran los venezolanos contra esta terrible pandemia.

Es por ello que en nombre del interés de todos los venezolanos, sin importar signo político alguno, y en resguardo de la condición sanitaria de la región toda, demandamos de usted suspender de inmediato esas medidas coercitivas".

Y con esto estamos señalando la posición indeclinable de no transigir con la potencia militar norteamericana, ni con los países vasallos que le siguen en su agresión a la nación venezolana, ni con los nacionales que dejaron de lado a su patria en función de sus bastardos intereses personales y de grupo. Hemos venido planteando la necesidad de la unidad nacional ante la emergencia sanitaria que enfrentamos. La respuesta del gobierno ha sido positiva a esta demanda, independientemente de su sinceridad o de la credibilidad que esta conducta suscite. Seguimos en espera de una respuesta positiva de parte de los sectores patrióticos de la oposición radical, pues los peligros para la nación son graves y más que evidentes. Quien no lo entienda o no quiera entenderlo que después no se lamente.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 757 veces.



Luis Fuenmayor Toro


Visite el perfil de Luis Fuenmayor Toro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: