De verdad que son brillantes

El gobierno y sus cuadros de dirección política, han llegado a tanta perfidia, engaño y vileza al señalar que estamos a punto de una invasión norteamericana, para aparentar un anti imperialismo que no poseen, pues los recursos naturales que son del pueblo venezolano se los entregaron a ellos y las empresas mixtas que están en manos del imperio del capital.

ENRIQUE CONTRERAS RAMÍREZ

Hay quienes han asumido el chavismo, como un modo de vida. Como una manera o bien de sobrevivir a la crisis, hacerse de algunos reales o lograr un buen y jugoso contrato para garantizarse el futuro. Cualquier semejanza con el ayer es pura casualidad.

Es el legado que dejara el llamado puntofijismo a éste gobierno, donde AD y Copei implantaran el clientelismo político, el tráfico de influencia, la cartica de recomendación, el carnet del partido –entre otros "documentos" de presentación- para optar a un crédito, una beca, una jubilación especial, un cargo cualquiera, una comisión, la no condena por delito cometido, entre otros beneficios, los mismos fueron características que a la larga distorsionaron, secuestraron, capturaron y corrompieron la democracia prometida de ese 23 de enero de 1958.

Hoy observamos con mayor intensidad, ese legado del llamado "punto fijismo", las bandas armadas de AD y Copei, ahora son los famosos colectivos, patriotas cooperantes, funcionarios policiales y los fanáticos de siempre.

El origen del conflicto, el de siempre: el control del poder del llamado ejecutivo, porque el legislativo se queda corto para las aspiraciones financieras, de los que pretenden el poder de ese ejecutivo.

Los peleadores, los confrontadores, los belicosos y los llamados camorreros, también son los de siempre: los de abajo, porque los de arriba siempre llegan a los acuerdos de la llamada paz.

En otras palabras, los pobres manipulados por la oposición, se enfrentan a los pobres manipulados por el gobierno y el resultado el de siempre: los de abajo ponen los muertos, los heridos y los encarcelados.

Mientras tanto, "los hombres de negocio", los llamados empresarios de maletín, los consentidos, los entornos de los ministros y del propio presidente, van consolidando el futuro de ellos y de su respectivas familias, dejando en su largo andar un país doblemente hipotecado, saqueado, robado, entregado al gran capital en ese marco de lo que es hoy Venezuela: una empresa o mejor dicho un ESTADO CORPORATIVO, muy bueno para hacer negocios. Negocios que entregaron la soberanía del país, que matan el futuro de los venezolanos y que empobrecen y acaban con el medio ambiente natural a cambio de seguir disfrutando lo que el gran capital les otorga por traicionar al legado de la patria.

COMO DISIMULAR Y OCULTAR SEMEJANTE TRAICIÓN

El Esequibo se perdió y como afirma el amigo y camarada Douglas Bravo en su más reciente entrevista: "Este Gobierno traicionó a la patria en el caso de la defensa del Esequibo. Fidel Castro dijo en 1981 que Venezuela no tenía por qué reclamar el Esequibo a Guyana y acusó al Gobierno venezolano de ser imperialista. Al parecer Chávez siguió las instrucciones de Fidel, porque desde 1999 y hasta su muerte, hubo una política más bien entreguista de nuestro territorio Esequibo hacia Guyana".

Más adelante en la misma entrevista afirma: "Además, la traición no ha sido solo con Guyana; Venezuela ha otorgado en convenios internacionales concesiones a otros países donde se entrega el país. Hoy pueden presentarse en Venezuela soldados chinos, rusos, bielorrusos, de Estados Unidos o Inglaterra y pueden decir "este territorio es nuestro" porque prácticamente ha sido vendido".

Todo éste escenario lo han sabido manipular muy bien a través de una publicidad y propaganda bien dirigida y sobre todo para aquellos sectores totalmente desinformados y arropados por el fanatismo que siempre es irracional, donde se utiliza la figura de Fabricio Ojeda, Argimiro Gabaldón, el Chema Saher, al Che Guevara –entre otros iconos de la revolución venezolana y latinoamericana- y como si fuera poco a nuestra figura histórica continental que no es otro que nuestro propio y legendario Bolívar.

El gobierno y sus cuadros de dirección política, han llegado a tanta perfidia, engaño y vileza al señalar que estamos a punto de una invasión norteamericana, para aparentar un anti imperialismo que no poseen, pues los recursos naturales que son del pueblo venezolano se los entregaron a ellos y las empresas mixtas que están en manos del imperio del capital y donde saquean nuestros recursos sin consideración alguna ya que tienen de rodillas tanto al gobierno como a la llamada oposición por serviles, cómplices y traición a la patria.

En resumen, este gobierno ha sido exitoso, en cuanto ha sabido manipular a las masas desinformadas y esto hay que reconocerlo pues se encuentran en este sentido muy bien asesorados, de allí su gran éxito al tener una población dividida y aquí también tiene su tajada la llamada oposición.

La manipulación de las masas, hay que decirlo, es triunfante para que ellas mismas se confronten en nombre de una libertad, democracia, justicia, solidaridad y demás familiares y deudos como dice la lágrima cuando muere un familiar. Pero lo más exitoso de toda esta situación tan abigarrada desde el punto de vista, jurídico, político y social es la de que los países con vocación imperialista no habían conseguido en el planeta tierra unos hombres tan brillantes, tan inteligentes, tan idóneos, como los que dirigen la revolución bolivariana y el socialismo del siglo XXI, pues los mismos fueron capaces de desprestigiar, confundir y acabar con la izquierda latinoamericana a nombre del propio socialismo.

DE VERDAD QUE SON BRILLANTES

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2562 veces.



Enrique Contreras Ramirez

Militante de Ruptura

 comentando.noticia@gmail.com

Visite el perfil de Enrique Contreras Ramirez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Enrique Contreras Ramirez

Enrique Contreras Ramirez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI