Es así de sencillo matar

En Canadá conocí a un tipo que, como casi todos los que trabajan en ese sector de actividad, contrata limpiando y creando jardines entre mayo y septiembre, y trabaja limpiando nieve entre noviembre y marzo, y a veces abril, dependiendo de la cantidad de nieve que caiga. Pero, durante varios meses, o si no cae mucha nieve, debe encontrar otras cosas que hacer para generar ingreso para su familia.

No puede salir a buscar un empleo fijo, porque 1) ningún empleador lo emplearía sabiendo que se irá dentro de uno o dos meses, 2) si se pone a trabajar fijo, perderá sus buenos clientes, aquellos que le permite vivir decentemente durante unos 6 meses del año, y 3) la gran mayoría de estos tipos no son capaces de trabajar como empleados porque son tipos estilo “Alaska,” son muy independientes, y no toman ordenes de nadie.

Entonces, para sobrevivir, este tipo de persona hace otros tipos de contratos, como por ejemplo montar y desmontar lo que llaman “tempos,” que son como garajes (para carros) temporales para el invierno, hechos de plástico muy resistente, o cortan ramas de árboles que estorban, etc. Es más, normalmente no ganan suficiente dinero para poder salir de vacaciones hacia los países del sur en tiempos tranquilos de menor trabajo. Entonces, si no encuentran contratos adicionales, especialmente durante inviernos con poca nieve, algunos complementan su ingreso vendiendo droga, o haciendo alguna otra actividad ilegal.

LAS ARMAS DE LA SUPERVIVENCIA

Bueno, entonces, un día estábamos en una taberna, él y yo, tomando cerveza, y empezamos a hablar sobre las casillas en las paradas de autobuses, donde le gente se para o se sienta para protegerse de la lluvia, la nieve, el viento, etc. Era el mes de marzo, y como casi cada año, muchos de los vidrios de las casillas estaban destrozados, misteriosamente y de repente hechos pedazos en el suelo. Él tipo me dijo que eso era normal – y yo quedé sorprendido - me dijo que lo sabía con certeza porque además de limpiar la nieve y cortar grama, él también a veces hacia contratos para romper, y en seguida remplazar esos mismos vidrios.

¿Destrozar y remplazar los vidrios?

Sí, me explicó que la compañía que tenía el contrato con el gobierno para hacer el mantenimiento de las casillas, lo que incluya remplazar los vidrios rotos, obtuvo el contrato pero a un precio demasiado bajo, entonces por “necesidad” de supervivencia tenía que inventar alguna manera de sobrevivir, o si no, quebraba. Entonces, lo que hacía era de contratar a gente como él para quebrar los vidrios de las casillas, y enseguida los contrataba para reparar esas mismas casillas. Así funcionaba el asunto. Me imagino que todavía funciona así.

De todas maneras, quería dar este ejemplo real de la vida cotidiana en Canadá para explicar otro ejemplo real de la vida – una realidad muy real - y aunque ocurra todos los días, frente a nuestras narices, mucha gente tiene mucha dificultad en aceptarla como una verdad.

Es más, está ocurriendo aquí en Venezuela en este mismo momento.

LAS ARMAS DE GUERRA

Los periódicos, los analistas, los académicos, los historiadores, los documentalistas, los productores de películas, los curas, los políticos, etc., no hacen creer que las GUERRAS y los conflictos armados son el resultado de conflictos naturales entre seres humanos, de disputas, etc., y de la búsqueda natural y el uso del poder de uno contra otro durante esos tiempos de conflictos, etc., como si la GUERRA fuera algo completamente natural y normal.

Eso es completamente falso.

La GUERRA no es nada natural ni normal, y nunca lo fue, ni tampoco en el contexto completo histórico mundial.

Me explico.

Aunque todavía no se ha descubierto toda la evidencia arqueológica al respecto, los seres humanos hemos vivido de manera organizada durante por lo menos 150,000 a 200,000 años. Para poner esto en perspectiva:

1) Adán y Eva vivieron alrededor de hace 6000 años atrás, es decir, en los años 4000 antes de Cristo.

2) Durante los 200,000 años, la gran mayoría de los Pueblos del mundo, ya organizados en comunidades de diferentes tipos, vivieron generalmente en paz y tranquilidad, en cooperación mutua y/o comunal para asegurar la supervivencia de la especie. Eso era natural, y sigue siendo natural y normal en gran parte del mundo NO EURODESCENDIENTE.

3) Pero de repente llegó la época del malvado capitalismo salvaje, hace unos 6000 años, con Adán y Eva, y su Dios blanco.

4) Desde el tiempo de Adán y Eva la GUERRA ha sido utilizado – como algo natural y normal - para la acumulación de bienes, poderes, y recursos por el capitalismo.

5) Es decir, la GUERRA fue inventada al mismo tiempo que el capitalismo a partir de solamente los años 4000 B.C., o sea, solamente durante el último 2% del tiempo de la existencia de la humanidad organizada.

¡2%!

La GUERRA no tiene nada que ver con la supervivencia de la especie como tal, no es nada natural o normal, no, porque si fuera el caso, ya se hubiera encontrado mucha evidencia arqueológica en todas partes del mundo con relación a guerras ocurridas antes del año 4000 B.C. – y esa evidencia no existe en ninguna parte del mundo.

Es precisamente allí donde nos están engañando, haciéndonos creer que la GUERRA es algo normal y natural. No lo es. La GUERRA tiene que ver, simplemente, con la supervivencia de una malvada minoría capitalista en relación con una mayoría naturalmente comunalista.

Es como el asunto de las casillas en las paradas de autobuses.

Esas casillas están allí para el bien común, y la gran mayoría de la gente utiliza esas casillas comunalmente en paz, pero a causa de la “necesidad” de “sobrevivir” del capitalismo, la violencia se instala, afectando negativamente a la gran mayoría, mientras que unos pocos se enriquecen.

¿No se han preguntado por qué siempre se escucha hablar, más y más, de conflictos armados en todas partes del mundo, y en países que normalmente viven en paz?

Eso no es normal. Eso es como las casillas de autobuses - vidrios rotos, no es normal.

Si las gigantescas – porque son gigantescas – empresas de fabricación y distribución de armas no aseguraran sus mercados a través de actos terroristas dirigidos por ellos mismos para crear GUERRAS, quebrarían.

Si las gigantescas empresas de reconstrucción y explotación de pozos petroleros y gasíferos, y de minerías, no aseguraran sus propios mercados a través de la destrucción de la propiedad, quebrarían.

NO ES UN CHISTE

Esto no es un chiste, es una gran verdad.

Si una pequeña empresa contratista al gobierno de Canadá es capaz de asegurar su propio mercado a través de la destrucción de la propiedad y la paz comunal, ¿no sería lógico suponer que esas inmensas empresas, como Raytheon, Boeing, BAE, General Dynamics, Lockheed Martin, etc., y Halliburton (también es contratista de defensa para el gobierno de EEUU), Schlumberger, y Weatherford, harían lo mismo, pero a una escala mucho mayor?

Obviamente que sí, ¿no les parece?

Aquí abajo encontrarán una lista parcial de las empresas que contratan para el departamento de defensa del gobierno de EEUU. Como se darán cuenta, las empresas trabajan en muchos ámbitos, en reconstrucción, en terrorismo, seguros, petróleo, finanzas, en el ámbito aeroespacial, armamentos, etc., aun M.I.T. se encuentra en la lista, y también SAIC, la empresa que controlaba la informática dentro de PDVSA cuando Chávez llegó al poder.

Ver: http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_United_States_defense_contractors 
 

Solamente en los países capitalistas agresivos, la industria de la GUERRA representa miles de millones de dólares en negocios, y millones de empleos en decenas de miles de empresas y contratistas a nivel mundial. Solamente en EEUU, el gasto en “defensa” (lo que realmente significa hacer GUERRA), sin contar los costos/gastos/contratos/perdidas asociados con la GUERRA, como la reconstrucción, los seguros, las perdidas en términos industriales, productividad, etc., en los países victimas, es de alrededor del 5% del PIB. Es enorme.

¡Eso es espantoso!

Debemos aceptar y reconocer que la GUERRA no es nada normal. La GUERRA es un gran negocio capitalista y salvaje, dirigido por salvajes y capitalistas.

La gran mayoría de los conflictos, entre Sunís y Chiitas, entre Tutsis y Hutus, entre Serbios y Croatas, entre Alemanes e Ingleses, entre Idi Amín (quien conocí personalmente), Saddam Hussein, los Talibán, Gadafi y los países del occidente, entre Cristianos y Musulmanes, entre las FARC y el gobierno colombiano, y aun entre los chavistas y opositores, son situaciones fomentadas intencionalmente por las grandes empresas de GUERRA para asegurar sus mercados.

No es ningún misterio, fundamentalmente la GUERRA no tiene nada que ver con diferencias ideológicas o religiosas, esas son excusas para crear GUERRA.

Aquí en Venezuela está ocurriendo exactamente eso.

Es así de sencillo matar.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1781 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a188554.htmlCd0NV CAC = Y co = US