La agresión a Siria

"Hace 50 años el mundo estuvo al borde de la guerra nuclear, luego de que en Cuba fueron descubiertas instalaciones y misiles soviéticos que amenazaban a EEUU". Así comenzaba un reportaje que escribí en octubre del año pasado. La aguda crisis, en el último momento, se resolvió políticamente con negociaciones que dirigieron John F. Kennedy y Nikita Jruschov.

Hoy vivimos una situación distinta, sin que hayan desaparecido los riesgos de una agresión de EEUU y aliados a Siria. Desde hace dos años es atacada por opositores, la mayoría de ellos mercenarios de 83 países, financiados y armados por países árabes y occidentales. Ahora, con el pretexto de que el Gobierno de Damasco utilizó gases tóxicos el 21 de agosto y murieron centenares de personas. Algo parecido sucedió para justificar la agresión a Irak: la existencia de armas de destrucción masiva, aunque era negada y posteriormente comprobada su falsedad hasta por informes de la CIA. Pero el mal estaba hecho, sin que nunca nadie condenara a los responsables de las muerte de un millón de iraquíes y la casi destrucción de una de las civilizaciones más antiguas.

Ha habido circunstancias que han detenido esta nueva agresión. Internas, como la creciente opinión pública en contra, apenas 25 de cada 100 estadounidenses está de acuerdo; movilizaciones en varias ciudades en desacuerdo con la guerra; 140 congresantes advirtieron al presidente Obama que debía solicitar del Congreso la autorización para ese ataque, que no cometiera el mismo error cuando la agresión a Libia, y el presidente atendió esa advertencia. Nadie sabe cuál será la decisión que tomen las cámaras en los próximos días.

Y entre las externas, la posición de países como del Grupo de los 20 (G20) y toda Unasur; la declaración del papa Francisco, que llamó a oración a todas las iglesias: "Nunca más la guerra", la opinión del Secretario General de la ONU: "No hay solución militar en Siria".

Habría que añadir un hecho que no fue debidamente difundido y es que la periodista de la agencia estadounidense AP Dale Gavlak habló con varios "rebeldes" vecinos a Ghouta, cerca de Damasco, quienes le confesaron que fueron ellos quienes usaron esas armas tóxicas, enviadas por Arabia Saudita, y como no estaban entrenados para su uso, murieron 12 de ellos mientras las disparaban el 21 de agosto, pereciendo centenares de personas. Extrañamente, estas informaciones no circularon por los canales habituales de la AP, sino a través de Infowar, el domingo pasado.

Esta versión desmiente la de Estados Unidos, que la ha divulgado antes de conocerse el informe de la ONU que estuvo en el sitio de los acontecimientos. Tal como lo hizo antes de la invasión a Irak.

El interés de EEUU es el dominio del Medio Oriente, y el control de las mayores reservas de gas del mundo que están en el Mediterráneo. Como siempre, sus intereses económicos, por encima de llevar la democracia y las libertades.

Negociaciones colombianas

Después de tantas negociaciones nunca habían estado tan cerca de soluciones al conflicto armado en Colombia, como ahora, pese a todos los avances y retrocesos habidos y por venir. Los duros golpes que recibieron las Farc, con la muerte de varios de sus principales jefes (Manuel Marulanda, Raúl Reyes, Mono Jojoy e Iván Ruiz), se suponía el comienzo de un proceso de descomposición y derrotas. No fue así; las guerrillas, dirigidas por "Alfonso Cano", cambiaron su estructura y su estrategia: descentralización, movilidad de grupos menores, más emboscadas, y en 2011 hubo unas 2.000 acciones, más que el año anterior. El caso es que las Farc se mantienen activas, aunque el general Padilla de León, entonces jefe del Ejército, declaró hace dos años que "en no más de un año las Farc estarán prácticamente liquidadas". No fue así, hace poco se dio cuenta de un combate donde murieron 19 militares y el presidente Santos reiteró sus amenazas de enfrentarlas con todos los hierros.

Había llegado el momento para que ambas partes coincidieran en que ninguna de las dos fuerzas ganaría esa guerra, recomenzada en 1964, cuando se fundan las Farc. Y se sentaron a negociar, seriamente, esta vez sobre bases distintas, y cada una persuadida de la necesidad de llegar a un acuerdo honorable para las dos partes. Han avanzado, se han acordado en cuestiones importantes, y cuál sería el informe que le dio Santos a John Kerry, secretario de Estado, que este, cuando se iba, declaró que estaban dispuestos a cooperar con Colombia en el posconflicto.

Los negociadores de las guerrillas parecen conscientes de que no deben pedir lo imposible, como les aconsejó Pepe Mujica, el presidente uruguayo, e igualmente los del Gobierno estarán decididos a ceder lo más posible. La Corte Constitucional acaba de establecer un "marco jurídico" que, se supone, facilitará futuros acuerdos.

De manera que, para bien del pueblo colombiano, que ha sufrido como nadie los efectos de esta guerra, de todo el país y de sus vecinos, a fin de año deben estar más próximos a la suspensión de hostilidades. Será uno de los últimos pasos que den.

Breves

Si algo debe preocupar al Gobierno de la reciente encuesta de Ivad (aunque hay respuestas que estimulan las dudas, como esa sin sentido de que con las medidas que toma el Gobierno -con funcionarios destituidos y otros presos- empeorará la corrupción), son las opiniones de la gente que ya ubican al desabastecimiento como el segundo problema (54%) después de la inseguridad, y tercero, el alto costo de la vida: 35,9%. Si algo resta votos, son estos renglones.
Oliver Stone, en la presentación de su película "Al sur de la frontera" sobre países latinoamericanos, criticó el establecimiento de las siete bases militares de EEUU en Colombia. Dijo que en ese país, en Guatemala y México se violaban los derechos humanos, y defendió a Venezuela de acusaciones similares.

Jesse Chacón, tras desmentir firmemente a quienes señalaron falta de mantenimiento o sobrecarga como causas del apagón, está comprometido a ofrecer los resultados de la investigaciones para comprobar alguna de las dos hipótesis planteadas: un sabotaje o impericia.

Como "Superhéroes de esta tierra" circula el lunes 16 la edición aniversaria (72 años) de Últimas Noticias, para mostrar 32 historias de compatriotas que luego de adversidades vividas supieron sobreponerse y hacerse útiles a sus comunidades.

Si no tiene nada que reclamarles a los jugadores, como dijo César Farías, pues habrá que reclamárselo a él.
Inocultables las diferencias entre la presidenta Dilma Rousseff, quien protestó ante Washington por el espionaje a algunas de sus actividades, y el mandatario mexicano Peña Nieto. La presidenta brasileña pidió que ofrecieran disculpas públicas y dijo que estudia reducir sus lazos comerciales y no adquirir aviones cazas por cuatro mil millones de dólares. Peña Nieto, igualmente investigado, se limitó a enviarle a Obama una discreta carta.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4113 veces.



Eleazar Díaz Rangel

Periodista egresado de la UCV. Ganador del Premio Nacional de Periodismo y menciones en diversas especialidades. Es Director del diario Últimas Noticias desde el año 2001. Profesor titular jubilado de la universidad central de Venezuela, cuya escuela de comunicación social dirigió (1983-86). Presidente de VTV 1994-1996. Presidente de la asociación venezolana de periodistas.

 edrangel@grupo-un.com

Visite el perfil de Eleazar Díaz Rangel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eleazar Díaz Rangel

Eleazar Díaz Rangel

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a173132.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO