El deplome del imperio y dos satos para la revolución bolivariana, sin xenofobia

Ante el estado de cosas, que representa la crisis del capitalismo, obra y gracia del imperio y adláteres, se nos plantea en nuestra Venezuela y por extensión en Latinoamérica, la inmensa responsabilidad de promover la unidad, para hacer frente con éxito a los ataques de los depredadores imperiales. Sus mentiras, la crisis financiera, la agresión contra los pueblos, todo eso, que el imperio practica con cinismo  desfachatez y sin escrúpulos nos está mostrando que el imperio se cae a pedazos. Es por ello que está –el imperio- lanzando ataques desesperados, incluso  en forma desordenada,  -si es posible ese término- producto de su incapacidad para resolver la crisis financiera, con los medios relativamente cómodos como lo ha hecho antes.

Aun cuando haya muchos ilusos, que siguen creyendo que el imperio no esta cayendo, ellos están equivocados. El imperio  está fuerte, está armado y tiene capacidad de movimiento, tiene tecnología militar e industrial avanzada. Pero no tiene capacidad financiera y, ni tiene capacidad energética. Además de ello, sus pueblos están sufriendo los estragos del neoliberalismo en sus propias carnes. A ello tenemos que agregar que el imperio ha sido desenmascarado por la revolución bolivariana, que ha tenido el valor y la irreverencia de parase al frente del imperio y, quitarle la careta y, decir ¡YA BASTA! Por ello el imperio pierde capacidad de convocatoria, cuando intenta imponerles autosacrificios a los pueblos como otrora esos pueblos lo hacían. En suma este imperio no puede contar con el aprecio de los pueblos antes subsumidos a él. Porque estos pueblos han despertado gracias al ejemplo que Caracas dio. Como indicador de lo antes dicho, tenemos que, el movimiento de los indignados, en Europa y Medio Oriente es una muestra de la influencia del ideario Bolivariano, Zamorano, Mirandino y  Rodrigueano reforzado con el liderazgo de Hugo Chávez.

En socialismo, no tendríamos, ni por asomo, una crisis financiera de las características de la crisis económico-financiera del capitalismo, y esos es posible  porque en socialismo el sujeto a preservar y proteger; es el ser Humano y la Naturaleza. El sistema socialista hubiera desarrollado su capacidad hegemónica,  usando procedimientos y premisas socialistas y humanos. Sí en una situación ideal, lográramos invertir el estado de cosas actual en nuestros pueblos colonizados y en vías de descolonización y, consecuentemente pudiéramos tomar el control mundial, estamos plenamente seguros que, nuestro sistema  socialista, con la capacidad de producción existente   superaría la crisis, con mucho éxito.

Acá en Latinoamérica debemos movernos con velocidad, cierto es, que en la situación que tenemos actualmente en Venezuela y nuestro entorno latinoamericano, es poco lo que podemos hacer para detener la guerra en Libia y reponer a Gadafi como sería lo ideal. Pero si podemos, prepararnos para  asumir un papel importante en el equilibrio político económico el mundo, debemos movernos en La ALBA TCP,  UNASUR,  y unir esfuerzos, decisión y ejecutorias pertinentes y suficientes  para desalentar el apetito guerreo invasor  del imperio, para superar sus problemas económicos. Por ello  debemos acelerar las diligencias para concretar con prontitud,  la seguridad militar de Latinoamérica, consolidar  a Mercosur, al Alba tcp, a Unasur, al Celac, a objeto de convertirnos en una muralla, ante  la agresión y, a la vez demostrar, que tenemos musculo suficiente para lograr la producción de alimentos, seguridad, y economía. Para ello tenemos el sucre, como  divisa, para romper la dependencia del dólar.

En Venezuela estamos comenzando con los ejercicios  militares Orinoco sur, con el objetivo claro de prepararnos para hacer una defensa efectiva de nuestro territorio, ello deberíamos, extenderlo al resto de países latinoamericanos y hermanos. Podemos ya comenzar ha realizar ejercicios militares que nos permitan una defensa integral de nuestras soberanías.

DOS DATOS PARA LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA

Primero. En él conjunto de países europeos que tradicionalmente han sido los proveedores de inmigrantes hacia nuestro país.  Hoy gracias a las prácticas neoliberales, se reproduce en ellos una situación igual, a la que malvivieron los ciudadanos de esos países cuando la segunda guerra mundial, llegó al final. Situación esta que les causó una inmensa tragedia; que los obligo a emigrar a nuestras tierras, viaje este que hicieron en condiciones sumamente desfavorables y, una dura incertidumbre, sobre lo que les esperaba en estas tierras desconocidas para ellos. Pero que, gracias a la solidaridad tradicional del pueblo venezolano, ellos –los migrantes- pudieron superar esa situación, claro que hoy muchos de ellos o sus descendientes muestran poco agradecimiento.

  Pero volviendo al tema de este artículo, decíamos que hoy en esos países europeos y otros, están en muy mala situación porque están perdiendo fuentes de empleo, pertenencias, seguridad social,  pensiones de vejez, etc.  Y, en nuestro país  nosotros estamos bien, gracias a la revolución bolivariana  y seguramente ellos vendrán para solucionar su problema.

Vendrán, los que se fueron huyendo del monstruo virtual creado por los oposicionistas,  y los indignados y otros  que solo  buscaran sobrevivir. Este punto es muy importante, porque nuestra proverbial solidaridad amor al prójimo y buena voluntad siempre estará abierta, pero esperamos que entiendan que vamos a estar pendientes de sus actitudes en consecuencia a la nuestra bondad, advertimos no es una condición para tenderles la mano, eso siempre será así, lo que vamos a requerir: es mucho respeto.

Segundo.  En el desmadre producido por el autosuicidio de los que abandonaron sus fábricas y empresas, atemorizados por la crisis ficticia que crearon los opositores para sacar a Chávez del poder. Esta gente que se escapó, algunos de ellos dejaron sus empresas en manos de testaferros y administradores. Otros, cerraron sus empresas, abandonaron   sus trabajadores, y se llevaron lo que pudieron. Pues bien, sí esas empresas no han sido nacionalizadas ahora, con el cambio de situación, en sus países de origen,  ellos intentarán regresar, y pretenderán rehacer la situación que vivían antes de su  cobarde y traicionera huida. En consecuencia sugerimos a l gobierno, mejor dicho exigimos, que se investigue la situación de ese parque de empresas, y se proceda a su inmediata nacionalización y reactivación y repotenciación en fin todo lo que sea necesario hacer  por interés publico y,  le sean entregadas  -estas empresas- a los trabajadores.

No queremos ver, que estos traidores sean premiados, y se les regrese la empresas cuando regresen, sí es que, no han regresado aún. ¿Hasta cuándo seguiremos, siendo la madre de los extranjeros, y la madrasta de los venezolanos? Como lo  dijo una vez un poeta venezolano.

¡¡NO A LA IMPUNIDAD!!!!!

¡¡VENEZUELA SE RESPETA!!!!!

¡¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!!!!!

¡¡PALANTE COMANDANTE!!!!!

@castiper

Wiliancastillop@gmail.com 

http://misiondignidadhumana.blogspot.com 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1740 veces.



William Castillo Pérez


Visite el perfil de William Castillo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



William Castillo Pérez

William Castillo Pérez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a130489.htmlCd0NV CAC = Y co = US