Respuesta abierta a Diosdado sobre la elección de alcaldes, gobernadores y otras autoridades en cabildos abiertos

Señor Diosdado, y venezolanos todos:

Usted afirmó en su programa del Miércoles 20 de Febrero que los partidos de oposición estaban conformando un Pacto Republicano para tomar las alcaldías y goberanciones. Y que el gobernador del Zulia iba a ser Manuel Rosales. Y más cosas por el estilo. Su información está equivocada, o persigue fines de tergeversación expresa, como ha sido su estilo por mucho tiempo.

En esta carta quiero aclarar estos puntos a todos los venezolanos, como Coordinador del Movimiento Libertadores. Somos quienes estamos asumiendo esta iniciativa. Y para eso estamos conformando un Pacto Republicano popular, de base. Con algunos partidos políticos "del coraje" (que quieren cambiar el modelo rentista, no quienes quieren convivir y cohabitar con él), con militares del coraje, y con la comunidad internacional del coraje, también. Primero hablamos del ML. Luego de las bases jurídicas. Seguidamente las circunstancias políticas, la mediación para evitar la violencia y la anarquía. Y concluimos.

El objeto del Movimiento Libertadores

Somos una organización de la sociedad civil independiente. No asociada a partidos políticos. Fuimos quienes propusimos, y ayudamos a instrumentar la Consulta del 16J. Y hemos seguido operando como una suerte de CNE fáctico, surgido para llenar del vacío del CNE que ustedes utilizan para sus propósitos, que no permite a la gente elegir, sino que amaña las decisiones y procedimientos electorales de manera fraudulenta en favor de un grupito que ha pretendido eternizarse en el poder. Nuestra misión, en cambio, es facilitar que la voluntad de la población impere, por su carácter de soberano, como dice nuestro motto, "Que el pueblo decida".

Pero no solo que decida por votos. Sino también mediante participación democrática de muy variadas formas, con el fin de facilitar la expresión de la voluntad política ciudadana, en particular de acuerdo a los diversos medios previstos en la Constitución, como por ejemplo mediante lo previsto en el artículo 70. No solo a nivel nacional, sino también local, regional, comunitario y sectorial, que son los espacios donde se organiza la sociedad civil.

No buscamos poder para nosotros, ni siquiera de representación. Por lo tanto, no somos un partido, y nunca lo seremos, por diseño, contrariamente a lo que usted expresó. Buscamos el poder para la ciudadanía. No el poder para nosotros.

Por tanto, es lógico que defendamos y promovamos al soberano en esta materia también, de las alcaldías y gobernaciones y consejos comunales. Para que asuma sus derechos de los que muchas veces no está consciente, los reclame, y los lleve a cabo cuando la Constitución lo requiera, como en el caso del Artículo 333, que nos obliga a restituir el hilo constitucional cuando ha sido roto. Sea por funcionarios, ciudadanos, o aspirantes a funcionarios electos, como los militantes de partido que usted menciona.

En particular, estamos conscientes de que el gobierno, y los partidos políticos, deben servir al ciudadano. No servirse de él, como ha ocurrido desde hace mucho tiempo, a tal punto que en vez de democracia, hemos tenido una partidocracia, capturada, en gran parte, por una cleptocracia: el gobierno de los delincuentes, del cartel de mafias caza-renta y sus negocios relacionados, cartel del cual usted, señor Diosdado, maneja una mafia, de las regentes, con la militar y la de Cuba.

Los partidos son esenciales en una verdadera república, que es lo que queremos construir, pero deben ocupar su lugar, sirviendo a la gente, y no al revés. El soberano es el que debe mandar, y los partidos y el gobierno servirle. Es claro que el PSUV, por ejemplo, del cual usted es jefe, no sirve a la gente, sino que se sirve de ella. Lo mismo el desgobierno que usted apoya. Pero le concedemos que es cierto que hay dirigentes y partidos políticos de oposición que tampoco representan a la gente, y son partidos que deben ser reformados y filtrados, para que se conviertan en democráticos. Y esta iniciativa es para acabar eso, y cambiar eso, tanto de ustedes, como de cualquier otro partido.

Nuestra iniciativa de sustitución de alcaldes y gobernadores usurpadores por unos legítimos, pues, como CNE fáctico, toma como punto de partida el poder del soberano, no los partidos de ningunba ideología o grupo, mafioso o no, como en el caso de ustedes en el PUSV, usando el derecho de ser el poder originario. Y está dirigida entonces a toda la ciudadanía. Sin exclusión ideológica, de partidos, o de ningún otro tipo. Tomando como mecanismo de decisión el democrático. Respetando a las minorías. Y estimulando la democracia deliberativa, la participación fáctica, y la búsqueda de consensos, persiguiendo la paz. Usando los métodos pacíficos para la resolución de conflictos. No la división, como es la divisa del PSUV y de este desgonbierno usurpador.

Base jurídica e histórica de la iniciativa

Los gobernadores y al caldes son ilegítimos, porque los convocantes a las elecciones en que participaron son ilegítimos. Tanto la ANC, como el CNE son ilegítimos. Y las elecciones de este CNE han sido fraudulentas desde hace mucho tiempo. Por tanto, sus decisiones son nulas. Tanto el acto electoral está viciado de nulidad, así como su proclamación. Por tanto, están usurpando el poder que ejercen. Se genera así un vacío jurídico, que debe llenarse de manera constitucional, tomando en cuenta la realidad extraordinaria en que vivimos, que necesita interpretaciones sólidas, dada la necesidad política (usando el principio de necessitas), y la falta de leyes específicas que legislen sobre esta materia. Tentemos tanto el precedente histórico del cabildo abierto del 19 de Abril de 1810, que marcó el nacimiento de nuestra República venezolana, como los artículos 5, 70 y 333 que facultan al poder originario a actuar, y lo obligan a actuar, igualmente. La idea es destitución a los gobernadores y alcaldes a la luz de una situación fáctica y excepcional a la que se contrae el Artículo 333, y su sustitución de manera interina, interpretando adecuadamente para lo excepcional los artículos 160 y 174 de la Constitución. Similarmente para consejeros de los Consejos Comunales y otras instituciones.

Poner orden en la anarquía que se espera: circunstancias políticas

Se trata no solo de un tema jurídico. Sino fáctico, que nos obliga a actuar de manera extraordinaria, con el espíritu de restituir el estado de derecho y de justicia. Es claro que el fin de la usurpación de Nicolás Maduro, y del poder ilegítimo de todos ustedes, Diosdado, está cerca. Usted lo sabe. Y debería ser sincero con sus seguidores. Pues usted está preparando sus maletas, y piendo entrar, con un grupo de sus fascinerosos, en el salcovonducto que se le va a ofrecer al sátrapa y su esposa. Eso lo sabemos. Y sus seguidores deberían enterarse de ello, por lo menos por esta vía. Porque usted no habla con verdad. Es un mentiroso, un cobarde, y un traidor contra su propia gente, no solo en relación al país.

Nuestro asunto es cómo actuar cuando eso ocurra, guiados principalmente por ese mismo artículo 333. Tomemos en cuenta, en este sentido político mencionado, de necessitas, que es previsible, como consecuencia de esa caída del usurpador y la banda de los siete, entre los que se encuentra usted, Diosdado, una avalancha de parte del pueblo opositor para intentar tomar violentamente las instituciones mencionadas. Mucho más fuertes que en el 2002, cuando ocurrió algo similar de manera generalizada, y espontánea en muchos casos. Hasta se trató de tomar algunas embajadas y se intentó actuar violentamente contra personas del gobierno en ese momento, no solo según noticias notorias, sino en casos privados también.

Esta vez, el odio acumulado que ustedes han sembrado es mucho mayor. Y estimamos, porque esos vientos han generado tempestades de grado ciclónico, que haya esta vez también intentos generales de linchamientos de personas del gobierno, como usted, y en las instituciones mencionadas, y actos de venganza y retaliación de los dos bandos.

También prevemos una ola de pillaje de los bienes públicos relacionados con las instituciones en cuestión. Sobre todo de parte de los salientes. Ustedes raspando la olla, no ya de millones de dólares que ya tienen en paraísos fiscales, sino de cosas pequeñas para ustedes, como celulares, carros, computadores y hasta cuadros.

En fin. Un enfrentamiento de alto nivel de violencia y anarquía viene en camino. Y no vemos al gobierno central de Guaidó ni al resto de poderes legítiamente constittuidos preparados para lidiar con esto, dada la urgencia sobrevenida, y dado el ajuste de transición en materia de control de conflictos y su resolución usando medios normales en una democracia bien fundada institucionalmente. Tanto en su parte policial-militar, como en su parte judicial, de administración de justicia, desde su decisión, hasta su implementación.

Nuestra decisión: promover cabildos abiertos para elegir autoridades interinas

Es por eso que el Movimiento Libertadores, persiguiendo también en este caso sus fines, está impulsando la decisión popular de facto, con fundamento de jure, para tratar de resolver los problemas mencionados que se prevén, usando tanto la fuerza, comoel fundamento jurídico de la ciudadanía organizada. Para eso, estamos organizando lo que llamamos un "Pacto Republicano de Base" con partidos, organizaciones diversas, de amplio espectro ideológico, con el fin de promover la realización de asambleas ciudadanas y cabildos abiertos en las adyacencias de esas instituciones. Para que asuman el control de la situación, tanto para resguardo de los bienes públicos respectivos, como el de las personas. Sean funcionarios usurpadores, o sean ciudadanos implicados en las acciones previstas.

Ustedes, Diosdado, nunca creyeron en el poder popular. Sino en utilizar una parte de la población, para sus fines egoístas y dictatoriales-delincuenciales. Nosotros sí creemos en el soberano. Y por eso estamos recurriendo a él no solo para otorgarle los derechos que tanto ustedes, como alguna dirigencia opositora, les ha negado, sino también para usarlos como único mecanismo de salvación por el descomunal entuerto que ustedes han generado.

Además, ante la posible huida de funcionarios usurpadores. O por su condición de tales, dados los actos nulos de su presunta elección por provenir de decisiones de instituciones ilegítimas como la ANC y el CNE, estamos proponiendo como un punto de agenda de esos cabildos ciudadanos, el nombrar autoridades interinas, mientras se realizan las elecciones legítimas.

Mediación neutral para lograr la paz

Reiteramos que el Movimiento Libertadores ya está hablando con todas las partes en la posible disputa que se avecina. Sobre todo a nivel popular, de las organizaciones y liderazgos políticos y ciudadanos, tanto del chavismo de base, como de la oposición al chavismo. Para preparar equipos de liderazgo amplios e inclusivos que promuevan el diálogo en esos eventos y lugares. Y que sea el pueblo quien decida, a partir de un impulso inicial. De acuerdo a los artículos 5, 70, y 333 de la Constitución, ante el vacío de poder, la anarquía, y la inhabilidad de las autoridades nacionales para actuar en una eventualidad sobrevenida como la que se prevé.

Es claro que, para que las decisiones populares sean legítimas, como debe ser, alejados de de las mañas y amañamientos a que usted, señor Diosdado está acostumbrado, y algunos partidos de oposicioń también. estamos llamando a todos los partidos políticos, y a las organizaciones de la sociedad civil a involucrarse. Para que nadie se sienta excluido a la hora de postular candidatos para la escogencia de autoridades interinas. No solo a que nos ayuden a resolver pacíficamente la situación.

Sabemos que la gente, según las encuestas, y según lo observado en los cabildos abiertos recientes, no tiene el mejor concepto de los partidos políticos, tanto del PSUV, como de oposición. Por eso será nuestro deber como CNE fáctico, impedir que haya sesgo y manipulación en el proceso de elección de esas autoridades. Si la gente quiere elegir a un militante político, porque lo considere un auténtico líder capaz de representar sus intereses, será apoyado por nosotros, por supuesto. Pero si la gente prefiere elegir a alguien que es un ciudadano sin militancia política, que la gente considere más apropiado, se defenderá igualmente la decisión. Sobre todo teniendo en cuenta la tendencia de los partidos y grupos de partidos a hegemonizar este tipo de procesos eleccionarios en ausencia de una instituión neutral que medie en el conflicto de intereses que se genera en ese tipo de circunstancia. Ideal sería tener un CNE legítimo tanto en lo legal, como en lo democrático, que obedezca a los interteses de la gente, y no a quienes nombran a sus rectores, por cuotas partidistas, en vez de seguir el ordenamiento jurídico que manda a tener ahí a árbitros neutrales, provenientes de la sociedad civil. Pero en ausencia de eso, debemos actuar como promotor neutral y fáctico, con base jurícica, de la decisión ciudadana.

Es también perfectamente posible que el usurpador respectivo quiera reinvindicarse en algunos lugares, y se presente como candidato. Sea de oposición al chavismo, o del chavismo. Porque lo considere su derecho, o estime que la gente lo va a elegir, dado su desempeño. Y que convoque a su gente para que esté en la asamblea respectiva. Eso sería perfectametne válido. Aunque le puede pasar como a Emparan, el 19 de Abril de 1810. Pero puede pasar la prueba de la decisión ciudadana. Y nosotros promoveremos este tipo de participación ex-profeso, pues eso le da aún más legimidad fáctica al procedimiento democrático propuesto.

Disyuntivas de actuar vs dejar pasar, y conclusiones.

Aunque sabemos que este es un proceso que seguramente arrojará errores, se trata de procedimientos que minimizan los efectos de confrontaciones violentas no resueltas por la institucionalidad naciente con la urgencia necesaria. Estamos a días de la caída del usurpador mayor y su caterva de secuaces, entre ellos usted, señor Diosdado. Y debemos estar preparados para lo que viene, los que quedamos aquí para reconstruir la patria, sobre nuevas bases.

Esperamos que todos los mejores elementos de los partidos, las organizaciones de la sociedad civil, ecelsiástica, militar, nos apoyen en esta tarea de la lucha por la contrucción de una república verdadera, sobre nuevas bases. Y esperamos que todos los poderes legítimos constituidos, como la AN, y el TSJ legítimo, así como la presidencia interina, nos apoye igualmente. Y la comunidad internacional del coraje, que quiere salir del rentismo, y no ser usufructuarios de él. Pero tendremos en cuenta que para esto se necesita liderazgo, y lo vamos a ejercer, y también sabemos que el pueblo es el soberano, y puede tomar decisiones autónomas de buena voluntad, de manera descentralizada, buscando el mismo objetivo que persiguen las instituciones del poder constituido y las otras organizaciones sociales, el de restablecer el estado de derecho y de justicia, especialmente en una situación de anomia como esta, usando siempre el soporte constitucional, y sus deberes en ese sentido, actuando como poder constituyente.

Terminamos diciendo que abemos que lo ideal es contar con el apoyo del poder legítimamente constituido para lidiar con estas situaciones imprevistas. Y trabajar en conjunto en la tarea que tenemos por delante, de reinstitucionalización de nuestro país sobre bases sólidas en lo jurídico y en lo político-fáctico, para resolver lo mejor posible nuestros grandes retos que se presentan por delante, a la vuelta de la esquina. Pero sabemos que la parte principal, sobre todo para salir de los vicios del rentismo, y sus aliados en los partidos y otras instituciones, va a ser una tarea ardua, y que va a depender principalmente de la organización del soberano, en las distintas instancias terrotiriales, sectoriales, políticas, militares e internacionales a las que pueda acceder.

En cuanto a usted, señor Diosdado, ya no haga más daño. Póngase de lado, pues su tiempo ya pasó. Le deseo que no le pase nada malo ni a usted ni a su familia. Y que pase el resto de su vida reflexionando sobre los crímenes que ha cometido contra su propio país y contra su propio pueblo.

Me despido de todos los venezolanos, cordialmente y pendientes, que lo bueno ya llegó,

Felipe Pérez Martí



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3094 veces.



Felipe Pérez Martí

Economista. Coordinador del Movimiento Libertadores. Ex-ministro de Planificación y Desarrollo.

 felipeperezmarti@gmail.com      @Sabiens

Visite el perfil de Felipe Pérez Martí para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Felipe Pérez Martí

Felipe Pérez Martí

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /poderpopular/a276239.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO