Arquitectos Vs remendadores

El cuatro de diciembre de 1998, se vino abajo -como aquel viejo viaducto- la Venezuela Política de la IV República. Había comenzado a fracturarse en 27 de febrero de 1989, cuando el sátrapa de Carlos Andrés Pérez y un grupo de secuaces nacionales e internacionales obedeciendo a los magnates del mundo económico, lanzó su -tristemente famoso- paquetazo neoliberal.

Se ha preguntado usted qué sería de esta nación hoy, de no haberse producido el triunfo de Hugo Chávez. Con suerte un segundo Puerto Rico. Entonces, el petróleo estaba alrededor de los 7 dólares por barril; el nivel de pobreza superaba el 50 por ciento y la pobreza extrema rondaba ya el 25 por ciento, (¡COÑO, DE CADA 100 PERSONAS, 25 NO TENÍAN POSIBILIDADES DE COMER ABSOLUTAMENTE NADA! Y DE ACUERDO A TÍMIDAS INVESTIGACIONES PERIODÍSTICAS, LAS MAMÁS “ALIMENTABAN” A SUS RECIEN NACIDOS CON TETEROS DE PERRARINA Y CON EL AGUA DE LOS ESPAGUETIS. CONSULTAR “ULTIMAS NOTICIAS” Y “EL NACIONAL” DE LA ÉPOCA”) mientras que el desempleo, sub-empleo y la economía informal afectaba más de un 65 por ciento de nuestros habitantes, cifras muy contundentes que generaron una explosión social que marcó el hito en la historia contemporánea de la nación. Desde entonces, el muchacho de Sabaneta, comenzó la construcción de un nuevo viaducto llamado República Bolivariana de Venezuela, para los historiadores, la V República con Constitución y todo, como debe ser.

En el escenario anterior, PDVSA, estaría privatizada, dado que el contrato de venta ya estaba redactado, esperándose tan solo por el triunfo del nefasto Frijolito I, y en consecuencia una nueva estrella se sumaría a la bandera norteamericana. La deuda externa (eterna como la calificó Fidel Castro) destrozaba todas nuestras reservas internacionales (7 mil millones de dólares) y presupuestos, año tras año. ¿Recuerdan aquella frase?, puteada por los monigotes que fungieron de presidentes y de ministros que repetían: “… Y el año que viene será peor, tendremos que hacer mayores sacrificios…”

Pues bien, hoy nuestros escuálidos, que en términos metafísicos debiéramos llamar “nuestro Karma”, plenos de ignorancia, irracionalidad y/o descaro, nos vienen a cacarear que “Chávez prepara su Paquetazo”… Que bolas. Definitivamente mientras el país lentamente avanza, ellos vertiginosamente retroceden y se funden o confunden en el desecho histórico del presente.

Sigue siendo importante la depuración de la administración pública y en ese sentido me uno al llamado del Comandante Chávez y al clamor del soberano, a nuestros MINISTROS, ALCALDES Y TODOS Y TODAS AQUELLOS SERVIDORES PÚBLICO, designados por el comandante o elegidos por el voto popular a que recapaciten, piensen y corrijan su curso, vuelvan al camino real e ineludible hacia al socialismo (Las Tres ERRES), como única vía para la justicia y el desarrollo de la nación y sus habitantes, O VÁYANSE AL CARAJO… No sigan pensando en que robarán y humillarán a quienes se les antoje, sin ser castigados… La cuerda de adecos (sinónimo de delincuente) que han metido en cargos de direcciones, coordinaciones y mando, sáquenlos, sustitúyanlos por gente, es decir por hombres y mujeres que simplemente sean capaces de trabajar sobre una planificación previa, que sean arquitectos del sueño de construir una patria bella, la patria grande y no remendadores diarios de la anti-historia, del mundo virtual creado por las campañas mediáticas de la oligarquía apátrida, proclives al chismorreo, la adulancia y la traición. INDIGNOS DE NUESTRO GENTILICIO.

ivanrussa@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1376 veces.



Ivan Russa


Visite el perfil de Iván Russa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Russa

Iván Russa

Más artículos de este autor