1ro de Mayo insurreccional

Vamos todos a la calle a la lucha definitiva por el cese de la ocupación delincuencial de nuestro país. Por nuestra emancipación y por la vida.

A manera de breve diagnóstico, el desgobierno ya no solo no puede lidiar con las cosas más elementales, como la electricidad, el agua, la comida, el transporte. Las divisiones internas en la cúpula son ya abismales, y el grado de desconfianza en la fuerza militar es tan grande, que cada capo de la banda de los siete tiene sus propios cuerpos de seguridad para protegerse.

La anarquía y la paranoia reinan ahí adentro y se ha generalizado a los bandos medios y bajos. Ese grado de fractura es un indicador típico del fin de un régimen de facto, sobre todo en presencia de los otros indicadores de insostenibilidad. Así que tenemos las de ganar si nos organizamos y aprovechamos el impulso que tenemos y la debilidad del enemigo. Pero vayamos con claridad y organización para tener el impacto definitivo necesario, y corrijamos los errores propios.

  1. Normalmente el 1ro de Mayo los trabajadores luchan por sus condiciones laborales. Hoy esas condiciones requieren la salida de la satrapía que ocupa nuestros espacios. El pueblo venezolano trabajador quiere salir, de una vez por todas, de este martirio. De esta esclavitud. La situación es ya totalmente insoportable. Y está dispuesto a dar su vida para recuperar su vida. Pues si sigue así, esto no será vida, sino muerte generalizada. Ha llegado al extremo de no tener nada qué perder. Y está dispuesto a dar el combate final. Sobre todo sabiendo que sí que se puede derrotar a la tiranía: mientras ellos están implosionando, tenemos más fuerza relativa, que es lo relevante en una confrontación de facto como esta, tanto en la calle, como en lo militar y lo internacional. El desgobierno cuenta con el bluffing, el alardeo falso de fuerza, de los represores, incluyendo a los colectivos terroristas. Pero ese intento de aterrorizarnos para paralizarnos ya no tiene efecto sobre nosotros. Estamos ya venciendo el miedo, nuestro peor enemigo, y motivados por la fe y el amor para obtener la victoria con la acción transformadora.
  2. Pero debemos corregir errores para ser más efectivos en la lucha final. Primero, tengamos bien definido el mapa de conflicto. La lucha en realidad no es entre el desgobierno y oposición. Ni entre socialismo y capitalismo, o capital-trabajo. Ni siquiera entre chavismo y no-chavismo. Sino entre corruptos y el resto de nosotros. Entre caza-renta, y el pueblo venezolano. La fecha del 1ro de Mayo marca así el mapa de conflicto político correcto que tenemos entre manos: se trata de la ciudadanía trabajadora frente a los que no trabajan y viven de lo que le pertenece y produce el pueblo trabajador.
  3. Es por eso que los ciudadanos, los dolientes de todo lo que está pasando, no queremos nada ni con el desgobierno corrupto, traficante, terrorista, entreguista; ni con los corruptos en la oposición. Y queremos poner de lado en el liderazgo político a los que viven del estatus quo del modelo caza-renta.
  4. No por casualidad hay una correlación de casi 100% entre cohabitación y corrupción. Quien quiere cohabitar en la dirigencia opositora es el mejor proxi que tenemos para identificar a quien quiere seguir viviendo no de trabajar, sino de robar.
  5. No queremos que el liderazgo de Juan Guaidó, quien asumió la estrategia del coraje, se desinfle por la división, la desconfianza, el desánimo, la decepción en la población que viene de imponernos una coalición política que tiene ladrones entre sus dirigentes.
  6. Por eso debemos unirnos todos quienes queremos, con verdadera convicción, el cese de la usurpación, no la cohabitación, como primer paso de la ruta política. Es la unión de la gran mayoría de los venezolanos: los trabajadores; no de los vividores. En concordancia, como debe ser, con el verdadero mapa de conflicto. Churchill y Roosevelt se unieron a Stalin en la segunda guerra mundial. Pues era un jugador del coraje frente a Hitler. No con Mussolini, quien era un cohabitador con el nazi.
  7. Por eso planteamos una nueva alianza, un pacto republicano. Para que los del coraje dejen de pelear, de competir. Como si estuviéramos en una campaña electoral. Que convierte las giras en mítines políticos, en que los líderes le piden poder y apoyo a la gente. Pensando en proyectarse electoralmente, confrontando a sus competidores. Esa competencia, que es saludable cuando haya elecciones, hay que eliminarla en este momento, ya que el pueblo trabajador tiene intereses comunes y requiere la máxima fuerza para salir de esto.
  8. La alianza implica solucionar esa división cambiando el juego de corto plazo (en que se cae en el dilema del prisionero) a uno de largo plazo (tipo Pacto de Punto Fijo, corregido para incluir a la sociedad civil, los militares en rebelión, y la comunidad internacional del coraje). La solución nos permite salir de la corrupción institucionalizada, el caza-rentismo, que lleva tiempo. Pero el cambio de juego permite cambiar el comportamiento de los jugadores, para cooperar en este momento para salir de los enemigos comunes con la máxima fuerza posible, en vez de competir extemporáneamente.
  9. Por otro lado, si bien se pierde un poco de gente con el cambio de juego, por el deslinde de campos con los cohabitadores, se gana muchísimo más incorporando a todos los del coraje, que abarcan todo el espectro político, incluyendo los liberales, los barrios populares, la izquierda democrática no comprometida con la corrupción ni con la represión, los ni-ni. La falta de sintonía de los cohabitadores con el pueblo es tal, que, según nos ha llegado, cabecillas AD y UNT, entre otros, están trabajando arduamente para convertir el 1ro de Mayo en un elemento para el "diálogo" con Maduro por unas elecciones en que participe, y para sabotear, con sus actos, la ruta del cese de la usurpación. Llegó la hora de las definiciones. Y ganamos mucho más siguiendo el sentir popular, el de utilizar esta fecha como definitoria para liberarnos.
  10. Una consecuencia natural de esa solución es promover la fuerza principal que puede potenciar su eficacia: la del pueblo trabajador en sus regiones, descentralizando en lo político. En vez de hacer mítines para pedir poder y apoyo centralizado a la gente, hay que hacer asambleas para apoyarla y empoderarla en cada lugar. Convocamos por eso a las comunidades, municipios y regiones, para hacer Cabildos Abiertos el 1ro de Mayo para elegir a alcaldes y gobernadores interinos. Pues los actuales son usurpadores también. Sería un paso adicional y definitivo en la dirección correcta. Si a nivel nacional, la juramentación de Guaidó como Presidente Interino significó tanto avance, a estos niveles el juramentar a los alcaldes, gobernadores y consejeros electos en asambleas populares vinculantes va a significar el paso adicional que hace falta para activar las fuerzas no utilizadas para la desocupación general de las fuerzas invasoras de todos nuestros espacios territoriales. En estos cabildos debemos elegir a los líderes auténticos de las comunidades, que han surgido al calor de las luchas ciudadanas de los últimos tiempos, dejando de lado la vieja política. Y debemos organizarnos para garantizar nuestra seguridad, e impedir la violencia, los linchamientos, y el saqueo de las dependencias públicas y la propiedad privada.

Vamos todos a la calle el 1ro de Mayo por la emancipación definitiva y por el espacio que nos garantiza la vida. La marcha será pacífica. Pero ejerceremos el derecho a la defensa propia contra los agresores.

La primavera venezolana está cerca.

Todos somos libertadores.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1309 veces.



Felipe Pérez Martí / Movimiento Libertadores

Economista. Coordinador del Movimiento Libertadores. Ex-ministro de Planificación y Desarrollo.

 felipeperezmarti@gmail.com      @Sabiens

Visite el perfil de Felipe Pérez Martí para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a278302.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO