Guindando con Guaidó

Estrellados. Nuevamente se ha ido de boca la famélica e ilusa oposición que sigue creyendo que las salidas de fuerza, la interrupción del hilo democrático y la violación de nuestra Constitución Bolivariana son métodos realizables y sostenibles en el tiempo.

Ahora se les apareció un nuevo mesías. Un advenedizo profeta que les ha prometido el apocalipsis y la resurrección. Todo en un solo combo. Como parte de un milagro que nunca termina de ocurrir. Ya los conocemos bien. Cada año repiten su discurso de aves carroñeras que pretenden imponer sus ideas a punta de golpes de Estado, amenazas y coacción.

Para la extrema derecha todo se convierte en un show mediático, en una tragicomedia. Así, casi sin querer, Guaidó se autojuramentó (myself) como presidente de la República, ante una muchedumbre frenética, llena de odio y sedienta de venganza, haciéndole el coro a los más radicales e insensatos opositores.

El problema con los locos no son sus alucinaciones. El problema son los irresponsables que le dan cuerda a sus disparates y deschavetadas acciones. Por lo tanto, sin el voto de absolutamente nadie del pueblo venezolano, Guaidó hace su parada de fuerza, alentado por el Departamento de Estado, el Cartel de Lima y demás grupos de la derecha conservadora. Lanzaron a la pobre mariposita hacia el fuego y ahora tendrá que enfrentar las consecuencias de achicharrarse políticamente.

Imaginamos que Guaidó, autojuramentado como Príncipe de Caraballeda y presidente de la Capitanía General de Venezuela, no perderá tiempo en juramentar a su gabinete ministerial, repartiendo cargos a todos los grupos políticos y aliados empresariales afines a este sector de la extrema derecha. Claro, la juramentación será clandestina, puros ministros Anonymous que despacharán exclusivamente vía Twitter y Periscope. Insistimos, la única forma de que esta gente gobierne es sobre la cubierta de un Portaviones, bajo la cálida protección de las botas de los Marines.

De hecho, sus palabras en directo no dejan dudas del estado de enajenación y perturbación en la que vive este personaje: "Apegándonos a la Constitución, apegándonos a los elementos 333, 350 y 233 asumir la encargaduría de la presidencia porque lo dice la Constitución". Todo un asalto callejero a la presidencia de la República, incluyendo además su primer decreto dirigido certeramente a "La familia militar. Para lo cual confirmo la aprobación de una amnistía para ellos". Este loco de perinola se les salió del manicomio, pues se cree "comandante en jefe efectivo de la Fuerza Armada Nacional", según le orientan y susurran al oído sus irresponsables asesores.

Pero al loco le han dado cuerda. En primer lugar, el nefasto agente Almagro quien, como buen regente de la inquisición, ha enjuiciado, condenado y sacrificado en la hoguera a las instituciones democráticas del país. Él unge y proclama a su entera discreción. Como un burócrata colonial, representante de los intereses del imperio de turno. Ya no guarda las formas, ni le importa nada que sus ataques injerencistas excedan sus atribuciones como Secretario General de la OEA. De donde saldrá con mucha pena, pues no contribuyó en nada al entendimiento entre partes contrapuestas. Pero no, la cizaña y las agendas de confrontación se maquinan desde el mismísimo despacho de este nefasto personaje. Por cierto, ya Venezuela se libera de este organismo de inquisidores en abril del 2019.

La logia imperial también salió a darle cuerda al loco, apoyando una vez más los disparates de esta chiflada derecha. Así, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Palladino, dándose palmadas en los hombros, salió lleno de gozo a felicitar a su novel agente, el presidente Guaidó, manifestando que "Es hora de comenzar la transición ordenada hacia un nuevo gobierno. Apoyamos el llamado de la Asamblea Nacional para que todos los venezolanos trabajen juntos, pacíficamente, para restaurar el gobierno constitucional y construir un futuro mejor. El gobierno de los Estados Unidos continuará usando todo el peso del poder económico y diplomático de los Estados Unidos para presionar por la restauración de la democracia en Venezuela".

Este espaldarazo del imperio norteamericano a sus peones, demuestra una vez más las inequívocas acciones de injerencia que ha dirigido ese país en contra de nuestras autoridades legítimamente electas por el voto popular.

Ya hemos enfrentado con anterioridad este tipo de ataques y amenazas. El autoproclamado presidente Guaidó, que de seguro utilizará la misma banda presidencial de su mentor el dictador Carmona Estanga, no tardará en tropezar con la realidad, la falta de apoyo popular. Su Cabildo Abierto solo sirvió para crear falsas ilusiones en la fauna radical en la extrema derecha que pulula alrededor de partidos como Voluntad Popular y Vente. Allí no lo acompañó ningún líder opositor de peso. Más bien el mutis de Ramos Allup, Capriles, Falcón o Rosales dejan bien claro la orfandad de la propuesta suicida del autoproclamado presidente Guaidó.

Tan evidente es la tendencia a la siniestralidad de Guaidó, de que pronto se quedará sin el chivo y sin el mecate (sin la presidencia de la Asamblea Nacional y sin Miraflores), que reporta CNN que ya hay "varias embajadas dispuestas a resguardar a Guaidó si juramenta como presidente interino". Imaginamos que su sueño es hacerle compañía al cobarde líder de las guarimbas Freddy Guevara, impunemente escondido en una sede diplomática. Situación que habla claramente de la valentía de estos supuestos guerreros de la extrema derecha, que nunca asumen su responsabilidad y siempre dejan guindando a sus seguidores.

Lamentablemente estamos frente a una agenda fallida que la extrema derecha ha repetido una y otra vez, tratando de interrumpir el hilo constitucional mediante un golpe de Estado. Vuelven a engañar a sus seguidores al plantear medidas inviables, inaplicables dentro del territorio nacional y que siempre chocarán contra el férreo espíritu democrático de nuestro pueblo. Rodó el deschavetado Guaidó cuando se autojuramentó, coronándose como Napoleón. Se volvió loco, le patinó el coco. Ahora el usurpador es él y dejará guindando a sus seguidores y a todo el gabinete de chiflados.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1105 veces.



Richard Canán

Sociólogo.

 @richardcanan

Visite el perfil de Richard Canán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Richard Canán

Richard Canán

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a274378.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO