Soberanía y seguridad económica y alimentaria

La “soberanía” es la capacidad de disponer, utilizar y garantizar los bienes materiales e inmateriales, tangibles e intangibles en beneficio de la Patria, de manera autosustentable y autónoma, sin intervención, ni dependencia de ningún agente o extraño, particular criollo o extranjero, mientras que la “seguridad”, en términos políticos, es el uso de la fuerza del Estado expresado en el gobierno que lo practica sobre la necesidad del colectivo, lo que hace que la Seguridad de Estado sea aplicada sobre ciertas conductas, bienes e insumos, para garantizar, con certeza, eso que es requerido.

En este sentido, podemos afirmar que los venezolanos no hemos, aún, podido alcanzar la plena soberanía económica y alimentaria, porque:

a) La macroestructura económica y la superestructura de las instituciones y leyes todavía responden al viejo modelo y esquema de funcionamiento al servicio del Estado burgués dentro del más opresivo y asqueroso capitalismo y;
b) Porque muchos de a quienes les ha correspondido la tarea de forzar el surgimiento de un nuevo modelo de Estado Comunal, que es el del socialismo bolivariano y chavista, no les ha interesado o no se han atrevido a hacerlo realidad, ya que por muchas razones, desde las crematísticas y de corrupción, pasando por las de ignorancia aprendida, se han inhibido de generar los cambios profundos que se requieren en la superestructura, más allá de cualquier consigna o frase efusiva, que de ahí no ha pasado.

Por otra parte, en esta etapa difícil de guerra económica que cínicamente unos niegan, hemos llegado a un punto de no retorno, en el que podemos profundizar la revolución llevándonos por delante a los sectores plutocráticos y a esa burguesía parasitaria tradicional, más la naciente burguesía nacida a la sombra de na especulación, usura e impunidad, como también, podríamos dejar que todo siga sucediendo como hasta ahora, con nuestra mirada cómplice, hasta que caiga el batallador que ha defendido al mismo pueblo que le ha atribuido la culpa de la hiperinflación desatada por los artífices del Dólar Today y del desabastecimiento programado.

Ahora bien, luego de que el batallador obrero y presidente constitucional, Nicolás Maduro, haya logrado enfrentar todo el coctel golpista, desde lo económico, cuyas repercusiones políticas y sociales se han hecho sentir negativamente contra el chavismo como expresión político-cultural, las consecuencias no pueden ser menos halagadoras, por cuanto, a la presente fecha, Nicolás Maduro:

no se ha dejado torcer el brazo por el gobierno que preside Barack Husseín Obama y no se dejó derrocar, quedando la Executive Order como supositorio para que lo utilice su firmante cuando se vuelva a sentir amenazado por el gobierno venezolano.

Contribuyó a alcanzar la estabilización de los precios del barril de petróleo en los mercados internacionales, con un precio justo para productores y no productores, mientras que el petróleo de esquistos se fue a la quiebra, al mismo tiempo que el gobierno estadounidense perdió el control y adocenamiento de la OPEP;.

Logró preservar la paz en Venezuela y ha conducido al país por el carril de la democracia, a pesar de la tendencia asesina y delictual de la dirigencia política opositora.

Salvó al Pueblo de caer en la hambruna que Fedecámaras-Venamchan había planificado contra los trabajadores y sus familias con el ánimo de que cayéramos en la anarquía política y social.

Protegió y sigue protegiendo el salario integral de todos los trabajadores, en donde a cada disparatada maniobra especulativa e hiperinflacionaria de estos sectores ladrones especuladores y golpistas, Nicolás Maduro ha decretado aumento salarial y beneficios para los trabajadores, los pensionados, los jóvenes y los más pobres.

Es decir, el Presidente Nicolás Maduro ha derrotado al detal y gradualmente a los artífices de la debacle económica y golpista, pese a que a él es a quien señalan todos los medios y sectores políticos como el culpable de esta crisis que empieza a ser conjurada, culpa que los ciudadanos comunes y corrientes, repiten con arrechera en cada cola que hacen cada día, para comprar un producto caro o ante la ausencia de algún insumo o alimento de primera necesidad, porque a coro les han introyectado el mensaje de que el culpable es Maduro, mientras los demás, cuando mucho, hacemos análisis para recrear y redescribir lo que todos saben, otros se apertrechan y preparan para “la salida” con una supuesta hipercriticidad, mientras otros tantos, se entregan a la voracidad especulativa, justificándola y simulando su ineptitud. Aún así, Nicolás Maduro y el chavismo maduro se han mantenido como porfiados.

Esto trae como consecuencia que esa derecha golpista y neorrica nos va a madrugar con nuevas aberraciones, golpes económicos y políticos, mientras los demás contemplamos cómo Nicolás Maduro se defiende o nos defiende a todos, porque a la hora de enfrentar la especulación, robo y usura, como buenos clientelares, nos aniñamos y nos conformamos con culpar a caraeculpable y nos disponemos, cual péndulo, a abrirle las piernas a los culpables de esta crisis, sin importarnos el prontuario delictual de Henry Ramos Allup, si Julio Borges es un cínico ladrón o choro de poca monta, como tampoco nos importa que Juan Requesens y Freddy Guevara, entre otros de su comandita, sean unos mortíferos drogadictos, incursos en otros delitos, gracias a la impunidad institucionalizada que los ha blindado.

Por otra parte, la falta de soberanía y seguridad de Estado, nos ha llevado a percatarnos de que:
no contamos con el control de una eficiente cadena de producción y distribución de alimentos e insumos;
no contamos con la plataforma tecnológica suficiente y los hackers necesarios que puedan contrarrestar cualquier boicot tecnológico o electrónico a tiempo y que sirvan para anular y enfrentar cualquier guerra o ataque electrónico;
no estamos en capacidad de sobrevolar sobre las trochas existentes en la frontera colombo venezolana, menos aún, de bombardear las gandolas, camiones y chirrincheras que trasiegan café desde Santa Cruz y Mesa Bolívar hacia Colombia o los que siguen trasegando gasolina hacia Colombia, como también los que ingresan de retorno, masas de billetes de cien bolívares, junto con alimentos y productos que luego nos venden a precios calculados a la tasa especulativa del Dólar Today, como si fuese un acto legal y normal;
no estamos seguros de la capacidad del Pueblo, porque, francamente, hay quienes con poder, no creen y no quieren empoderar al Pueblo, razón por la cual se han escudado en el efectismo sin eficiencia alguna de la SUNDDE, mientras evitan tocar al sector comercial y pseudo empresarial, al que le tienen culillo, porque en términos capitalistas en un Estado capitalista, ellos son el verdadero poder que todo lo controla.

Por lo antes expuesto, en un golpe de timón y con el viento a favor del gobierno quienes estemos dispuestos a no entregar la revolución, ni el gobierno a la derecha, debemos acometer acciones, sobre todo, el equipo ministerial y los gobiernos regionales, que apunten a:

1. Reconversión monetaria inesperada, eliminando tres ceros al sistema monetario actual;
2. Control de precios, con lapsos perentorio de dos años para su revisión y ajuste;
3. Medidas inmediatas contra el desabastecimiento programado, sobreprecio y especulación, bachaqueo, contrabando, apoyados en el Poder Popular, a los que se les debe conferir el poder y autoridad como Fiscales Ad-Hoc en Defensa del Pueblo, por la Seguridad y Soberanía Económica y Alimentaria.

Pudieran no hacerse estas tres propuestas y dedicarnos a hacer muchas otras cosas, que siendo de buena voluntad, no serían sino bobadas y fantochadas, que nos conducirían a una segura derrota electoral para las gobernaciones y alcaldías, además de que nos abrirían las puertas de la liquidación electoral del chavismo en unas elecciones presidenciales, porque esos sectores parasitarios y plutocráticos ya hicieron su parte: atacar económicamente, generar sus jugosas ganancias y sentarse a esperar a que los nuestros nos derroquen. La economía es algo muy serio.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2627 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a239674.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO