Binóculo 202

Allup

Juro que en un primer momento, cuando lo vi tan eufórico aquel 7 de diciembre, amenazando a todo el mundo como si lo hubieran elegido Presidente de la República, se me pareció a una versión tropical de Darth Vader. Pero me di cuenta de que no era así, simplemente porque no maneja el lado oscuro de la fuerza. Y supe que no tenía ese poder porque ordenó un “sáquenme esa vaina de aquí”, cuando con levantar la mano derecha lo hubiera logrado y botado todo a la basura de una vez.

Pero antes se me había parecido a otros personajes de esa calaña. Por ejemplo cuando hizo aparecer como estúpidos a los de Primero justicia al convencerlos de que no fueran a las Parlamentarias del 2005. Allí se me parecióa una reencarnación latinoamericana de Margaret Thatcher, sobre todo por las ansias vengativas y de odio contra todo el mundo, una especie de síndrome de hacer pagar culpas del pasado a alguien que no tuvo responsabilidad en sus depresiones, malestares y sanciones. Por cierto que la Thatcher y Henry son del mismo signo, 13 de octubre ella y 17 de octubre él. Pero después me dije que era difícil tener una capacidad de maldad del calibre del de la Thatcher, y que además el poder de esa señora era casi desproporcionado. Siempre me he preguntado cómo sería esa mujer y su pobre marido teniendo sexo, porque obviamente no hacían el amor.

Aun así, como sabía que el nuevo presidente del Poder Legislativo se me parecía a alguien, seguí indagando en mi cabeza a quién realmente se me parecía, hasta que por fin di con el personaje. Henry Ramos es exactamente igual a Beto. ¿Recuerdan a Beto, aquel muppets amigo de Enrique en Plaza Sésamo? Era un histérico, iracundo e insoportable que por cualquier cosa peleaba con el calmado Enrique quien tenía una capacidad extraordinaria para sacarlo de quicio. Tal vez esa sea la venganza que le aplica Julio Borges para cobrarle la cuenta de haberlo llamado petimetre (en realidad son dos palabras francesas: petit= pequeño y maitre=maestro, que en el argot de la culinaria, significa camarero. Es decir, camarero de segunda quiso decir) y mariposón, que en el más castizo venezolano es un maricón aunque no tenga alas.

Y juro que un político tan avezado como Henry Ramos, incluso me sorprendió; porque ya evidenció su capacidad de zafarse de los mayores problemas sin ser culpable. Hasta logró ser considerado por Hugo como alguien capaz de negociar la política y generar una oposición válida. Si algo deberíamos decir de Beto es su capacidad de guabinear, resbalarse de las manos, robarle el plátano horneado a la cocinera y decir que fue el de al lado. Y además nunca ser culpable. Por eso cuando al caudillo Luis Alfaro Ucero le hablaban le nombraban a Henry, escupía en el piso y pisaba la saliva. Y hasta fue capaz de traicionar a su esposa Diana cuando ésta fue candidata a la alcaldía de El Hatillo, que por cierto la amenazó con divorcio, aunque nunca lo hizo; lo que sí hizo fue negociar sus votos.

Fue el mismo Beto, perdón, Henry Ramos, que convenció a Enrique, perdón a Julio Borges, de que no debían participar en las parlamentarias del 2005. Una jugada maestra cuya explicación subterránea era que AD estaba como caucho de repuesto de jeep, por fuera y cogiendo tierra y no sacarían ni un solo diputado. Pero los bisoños de Primero Justicia que ya habían llevado un cochino al Parlamento, se tragaron ese strike. Es decir, quedaron como flaicito al shore: cojibles.

Y ahora los convenció a todos que sus 72 años era la experiencia que necesitaba el Parlamento, aparentando una capacidad política que no es tal, pero que sirvió para hacerles creer a Primero Justicia que sacaron menos votos que AD, cuando fue todo lo contrario.

Bien decía el Tío Miguel que es muy distinto comerse el ají chirel entero que masticarlo. “En política solo se es cadáver cuando se está muerto… y no siempre”, me decía. Y acaba de resultar que un político menospreciado por su propio partido en tiempos de la Cuarta, quien lleva 12 años cobrando pensión de la tercera edad, resucita como el Ave Fénix, dando pasos maestros, convirtiéndose en la noticia de todos los días; y además, ya, en este momento en la primera referencia presidencial de la oposición. O sea brother, en el más castizo de los lenguajes, mandó a María Corina para las duchas aunque no tenga que bañarse, ninguneo a Primero Justicia, dejó en el olvido a Leopoldo López, vapuleó a Voluntad Popular, le quitó la capacidad del habla a la MUD y tiene al chavismo como cuando la mujer le reclama al marido que no trajo los reales y lo sentencia con no darle nada: no sabe qué hacer, si arrodillarse o arrecharse.

¿Y me van a decir que un raspicuí de ese calibre como Henry no sabía que le estaban haciendo un video del “sáquenme esa vaina de aquí” y que saldría pa´la calle y que lo verían todos y que los chavistas se arrecharían mucho? ¡Coño! Eso es como creer en las lágrimas de Barak Obama. Pero ahí está, lo hizo y qué. No pasó nada. Y logró su cometido: todos los medios internacionales reseñaron el hecho. Pasó a ser el único líder de la oposición con las bolas suficientes para sacar los cuadros del Arañero de Sabaneta sin que uno solo de los arrechísimos superhéroes del chavismo hiciera nada. Como dijo alguna vez Teodoro Petkoff, “les meó la cara”. Los opositores de la calle que odian a Nicolás y que quieren ver muerto a Diosdado, ya dicen que ese debe ser el candidato presidencial. Por suerte para nosotros, la burguesía lo odia.

Y me van a decir que no sabía Beto que el Tribunal Supremo de Justicia tomaría una medida claramente política de inmovilizar al Parlamento por un desacato. Un abogado, constitucionalista que vivió una vida parlamentaria haciendo trampas jurídicas. Verga, eso es como hacer guarapo de papelón y no ponerle limón, todos te van a decir como idiotas ¿ay pero no le pusiste limón?

Y me van a decir que no sabían que Beto acataría la decisión del TSJ, como otra jugada maestra y una demostración de fuerza, evidenciando que sí podía manotear incluso al Poder Judicial.

Fíjense que Beto no llegó al Parlamento para proponer por ejemplo como una exigencia del Poder Legislativo al gobierno de Obama para que derogue ese decreto de “amenaza inusual” que le tiene Estados Unidos encasquetado al país. Ya que vino en la camioneta del encargado de negocios de ese país. Tampoco llegó para proponer un acuerdo nacional de repudio a lo que hace la Exxon en Guyana y la necesidad de que se desarrolle un proyecto macro de repoblamiento de gigantescas extensiones de la frontera venezolana. O proponerle a esa mayoría parlamentaria la concreción de un proyecto de reactivación de la industria.

Nada de eso es su problema, y además, no le interesa. Ahora tiene la sartén por el mango y todos los huevos están en su canasta. Se erigió en el jefe de un reality show y me hizo reír mucho, escuchar a mis camaradas entonar el “esto sí es victoria, victoria popular”, ignorando que todo es un frío cálculo de Henry. Es la noticia del país y del mundo. Todas las cámaras andan atentas a qué hará Henry, qué se le ocurrirá mañana. Ya envolvió nuevamente al Psuv, mi partido, y al gobierno en el tema del revocatorio. Ahí los va a tener hasta que se den cuenta de que la jugada real de Henry es prepararse para las elecciones regionales y locales, que es no solo la posibilidad del resurgimiento de AD, sino que con esa acumulación de poder, sí estarían dadas las condiciones para echarse al pico al gobierno.

Pues el Ave Fénix existe. Y si no me creen, es Beto, un personaje por el que nadie apostaba nada, pero que se hizo indispensable. La oposición cree que lo está utilizando; y el chavismo creo que también cree lo mismo. Pero de la noche a la mañana Beto se convirtió en el jefe del sancocho, aunque llegó de último. Les sirve a todo en el plato, pero como tiene el cucharón, se sirve la mejor parte, la especita, la que tiene ese curioso sabor ahumado.

Caminito de hormigas…

Hay mucho disgusto en la MUD pues ya se convencieron de que Henry Ramos se les fue de las manos. Algunos apuestan a la necesidad de frenarlo negociando con el gobierno… María Corina se la tiene jurada a más de uno en la oposición por dejarla fuera de la escena pública… Increíble. La nueva Data de los taxis que recuperaron y los que van a entregar, se la dieron al Psuv. Pero allí donde se originó la corrupción… 500 palos piden a quienes estén interesados en un apartamento de la Ciudad Hugo Chávez… El 7 de enero debieron entregar los primeros 100 autobuses de la nueva planta que inauguró Nicolás en Yaracuy. ¿Dónde están?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1947 veces.



Rafael Rodríguez Olmos

Periodista, analista político, profesor universitario y articulista. Desde hace nueve años mantiene su programa de radio ¿Aquí no es así?, que se transmite en Valencia por Tecnológica 93.7 FM.

 rafaelolmos101@gmail.com      @aureliano2327

Visite el perfil de Rafael Rodríguez Olmos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: