Binóculo Nº 172

La autoderrota de la oposición

Hoy debía hablar sobre los hechos de San Vicente que no solo forma para del cavernarismo del país, sino de la descomposición de los cuerpos policiales. Nadie me puede hacer entrar en razón que 200 o 2000 policías van a entrar en una comunidad que es el nido de la delincuencia en Aragua y solamente encuentran una escopeta; y además, se le escapa el más duro de los pranes. Pero las elecciones de la MUD me quitan el espacio. Es necesario que hable sobre eso.

Cuando yo cometía algún error a pesar de las advertencias, escuchaba a lo lejos a mi mamá decir “no hay peor ciego que el que no quiere ver”. Palabras sabias, como cualquier palabra de una madre que solo tiene palabras de protección para sus hijos.

Pero viniéndonos a la política, también hay un refrán para quienes tienen aspiraciones y son dados a poco escuchar, amparados en la peligrosísima creencia de que lo saben todo y en consecuencia no tienen nada que escuchar. “Loro viejo no aprende a hablar”.

El Tío Miguel, que lo sabía todo, era preciso en sus brillantes apreciaciones. “Su formación teórica –me decía- obligatoriamente tiene que ir de la mano con su participación y con su observación de la cotidianidad. Allí está todo. La razón del aprendizaje. Por eso usted no debe dejar de leer al viejo Lenin, porque cuando él dijo que la teoría debía estar acompañada de la práctica, se estaba refiriendo a eso. Si usted logra manejar toda esa teoría, y aprenderla, el pueblo le va a enseñar todo lo demás. En esa vivencia cotidiana, está la clave del conocimiento”.

Ahora que lo veo, me pregunto cómo hubiera sido la relación entre Chávez y el tío Miguel. Creo que se hubiera sido muy panas, porque Miguel lo sabía todo, pero era muy mal hablado… como Hugo.

Volviendo a lo nuestro, creo que ese es el elemento real por el cual la oposición no da pie con bola. No puede, insiste en hacer política pasando por encima del pueblo, de su dinámica y de sus enseñanzas y se niega a aprender de su realidad. Y una cosa peor, es que suponen que ese pueblo es el mismo de la Cuarta República, sin capacidad de razonamiento ni de entendimiento.

¿Cuál fue el resultado de esa subestimación? Una nueva y aplastante –esta vez- autoderrota con la convocatoria de ayer para escoger sus candidatos a diputados, que por cierto solo es el 25% lo acordado, porque el otro 75% va por el tubo. Tienen el poder y pusieron los reales.

Pero son las declaraciones de sus dirirgentes, luego de esa autoderrota, lo que hace reír, más bien ironizar sobre los hechos. La votación no llegó al 5%; y voy a aceptar para no pelear con un amigo opositor, que llegó al 10%. Ni siquiera en el norte de Valencia donde suelen sacar el 90% de los votos y en las municipales sacaron el 97%, su votación no alcanzó el 15%. Ya esos son números suficientes para saber que en las parlamentarias harán el ridículo.

Como el ridículo hacen personajes como Henrique Fernando Salas Feo, quien vino exclusivamente desde Miami a sufragar. Luego de hacerlo, declaro que era necesario “construir un edificio de la democracia donde todos quepan". Como dice El Chavo “que bruto, póngale cero”. Eso es una subestimación al pueblo, ni más ni menos. Creer que el pueblo es estúpido y que no ha percibido que antes nunca los tomaron en cuenta y que ahora sí. Fue el pueblo el que estuvo fuera de esa democracia de la que habla Henrique durante la Cuarta República.

Ni habla de lo que declaro Enzo Scarano, quien por cierto no está enfermo nada, destacó que el proceso es para que “llegue la comida, la educación, la libertad y la seguridad” al país. Otro que no vive en Venezuela y que además cree que el pueblo es imbécil. Parece que no ha visto que la gente hace cola pero come; que los chamos van a la escuela y no solo le dan de comer, sino que además le dan libros y computadoras; y que la inseguridad forma parte de su cotidianidad.

Más absurdas fueron las palabras de Miguel Cocciola: “Ya mañana no hay ganadores y vencidos, existe la Unidad, aquí todos somos necesarios”. Ya está que con Henrique Fernando derrotado, Proyecto Venezuela va a poner un grano de arena para esas elecciones. Sigan creyendo. Y además, créanse que Salvatore Luchesse no se lanzará por Voluntad Popular con la arrechera que tiene por lo que Scarano le hizo en la cárcel.

Dios mío, qué oposición. Cuánta incompetencia junta. Cuánta incapacidad para ver la realidad, para no darse cuenta de lo que está ocurriendo, de que el país no es el que ellos analizan desde sus nichos de la pequeña burguesía, que Carabobo no es la parroquia San José, y que no pueden hacer política desde los cotos mafiosos de las universidades, o foros extemporáneos e irreales desde los colegios de profesionales. Tienen que subirse al autobús, sentir el mal aliento de la gente, oler su sudor, vivir sus angustias y sus problemas. Es lo único que les permite entender que ese es el país, el que va a votar y el que siempre cambia la balanza. Allí radicaba la magia de Chávez.

Esta oposición debería sacar la cuenta de sus derrotas y entender que debe sentarse en la mesa un ratico, pensar, analizar, entender para poder diseñar estrategias que se correspondan con la realidad. Y repito, este gobierno, mi gobierno, mi proceso, es muy vulnerable, culpa de la incompetencia y de la corrupción. Pero esta es, sin duda, una oposición que debería entender que su propio comportamiento, errático, absurdo, sin discurso, fofo, hueco, sin sabor, fue el causante de la grosera abstención de sus adeptos. Es decir, fue su Espada de Damocles.

Caminito de hormigas…
Mis fuentes me aseguran que los resultados en Carabobo dicen que Ydilio Abreu va por el Circuito1, William Gil de Cuentas Claras por el Circuito2, Enzo Scarano por el Circuito3, Isaac Pérez de Voluntad Popular por el Circuito4 y Carlos Lozano, Rommy Flores y Marco Bozo por el Circuito5. Muerto El Pollo se acaba la rabia. Pa´Miami de nuevo… ¿Y cómo habrá quedado Alejandro Feo la Cruz, quien le hizo honores a Henrique Fernando?... Por cierto, los pobres diablos y los utilizados en el proceso, no se les tomó en cuenta ni siquiera para un plato de comida, a pesar de la bola que le echaron… ¿A quién denunciará ahora la oposición por su autoderrota?... Y por cierto, ¿cómo si esto es una dictadura, ellos pudieron elegir a sus candidatos?... No sé, pero estoy creyendo que la oposición está con el Psuv… Recomiendo ver una película de Miguel Litin llamada Actas de Marusia. Es una película mexicana de 1975, pero es una obra de arte. La acabo de volver a ver.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1442 veces.



Rafael Rodríguez Olmos

Periodista, analista político, profesor universitario y articulista. Desde hace nueve años mantiene su programa de radio ¿Aquí no es así?, que se transmite en Valencia por Tecnológica 93.7 FM.

 rafaelolmos101@gmail.com      @aureliano2327

Visite el perfil de Rafael Rodríguez Olmos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a207841.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO