Unión Cívico Militar, pueblo y la situación del combustible

El Comandante Hugo Chávez, no solo logro imponer una nueva doctrina militar rescatando el pensamiento subversivo Bolivariano, sino que comenzó a divulgar el socialismo del siglo XXI y se definió como antiimperialista.

Siendo consecuente con su pensamiento antiimperialista cambio las coordenadas militares y el ejército como todos los componentes militares dejaron de ser una fuerza pretoriana para transformarse y asumir su rol como guardianes de la soberanía y de los recursos naturales y estratégicos de la patria bolivariana.

Consustancialmente con el nacimiento de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana que significó el quiebre de la vieja institucionalidad dotándola del contenido doctrinal bolivariano que junto con la Unión Cívico Militar conjugan el poderío nacional.

Es importante señalar que esta alianza cívico militar está por encima del credo político, de la concepción filosófica, de la religión, del estrato económico o profesional, pues la alianza ha sido diseñada y su objetivo fundamental es para enfrentar y vencer al enemigo común de lo pueblos que atentan contra la soberanía e independencia del pueblo.

En ese sentido, la fuerza y poderío reclaman una lucha unitaria para poder contrarrestar lasa acciones del enemigo ene los actuales momentos en la cual la falta de combustible para los vehículos es un factor más de la guerra, el bloqueo injusto y el asedio a que nos somete las fuerzas financieras y económicas imperiales.

En estos momentos claves para mantener la paz social antes de que la situación logre desbordarse, es cuando de manera efectiva que la Unión Cívico Nacional debe colocarse al lado del pueblo que es su componente al igual que la Fuerza Armada.

Las fuerzas enemigas pretenden con sus acciones incrementar le malestar social, estimular el debilitamiento de la Unión Cívico Militar, quebrar la confianza y buscar demoler por completo uno de los logros mas solidos hasta ahora de la Revolución Bolivariana.

El componente militar debe de respetar la organización de las comunidades vecinales que junto a las UBCH, las UPDI, las estructuras políticas de las diferentes parroquias en alianza estratégica transparente deben de colocarse al frente como un solo hombre para mediar y resolver de forma ciudadana la situación creada por la falta del combustible.

En el entendido de que el componente militar merece el respeto y alta consideración también debe ser reciproco el respeto que merece el sector civil, las comunidades por parte de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana; si estamos en guerra todos somos necesarios e imprescindibles en la estrategia de la guerra de todo un pueblo.

Llama a suspicacia como es posible que algunos miembros de la Fuerza Armada en vez de asumir una actitud de colaboración con el pueblo organizado, tomen actitudes que en estos momentos no son prudentes pues desdicen mucho de la Unión Cívico Militar.

Ningún pueblo ha logrado consolidar su revolución que haya logrado resistir y salir victorioso estando dividido pueblo y su componente armado.

La organización y la unión es básica e imprescindible para proteger la soberanía y la paz ciudadana.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 422 veces.



Heriberto Torres Rivera


Visite el perfil de Heriberto Torres Rivera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Heriberto Torres Rivera

Heriberto Torres Rivera

Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Energía y Petróleo para el Pueblo


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a279482.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO