El revanchismo necesario y positivo

Pese a que en la enciclopedia electrónica para idiotas, Wikipedia, se denosta deliberadamente del término "revanchismo", dado que siempre es una acción ejecutada por el agredido, pero que desde la "ignorancia aprendida" se quiere que la indefensión parta desde la conciencia y la palabra, hoy se hace necesario y pertinente retomar el término en su justa medida, derivado del francés "revanche" o venganza, como una manifestación o respuesta política de la voluntad de revertir las pérdidas y daños sufridos por un país o región, en medio y después de una guerra, tal y como viene sucediendo en la República Bolivariana de Venezuela, ante las agresiones impúdicas desde el extranjero, por fuerzas imperiales y por sus súbditos rastacueriles, además de los ataques y agresiones internas de actores que a cuenta de una crisis generada artificialmente, han atacado la economía nacional, con fines de lucro y como arma política, simultáneamente.

Se trata, en el caso venezolano, de un conjunto de agresiones de las que somos objeto y víctimas, tanto el Pueblo trabajador, en general, como el gobierno revolucionario que preside Nicolás Maduro, cuyo centro es el ataque a la economía nacional, con retaliaciones y boicots mal llamados "sanciones", pasando por el ataques al cono monetario venezolano, la hiperinflación provocada (no inducida, ¡por todos los diablos y demonios!, porque cuando se le tribuye el epíteto de "inducido", se libera de culpa al usurero y especulador, a lo Fuenteovejuna), el desabastecimiento programado, la ralentización desde la producción hasta la comercialización, la escasez deliberada y la subida diaria de precios al consumidor y usuario.

Esta madeja de agresiones y delitos de corte económico-financiero y de la producción, mientras ha hecho aún más ricos a los ricos, híperpluscuammillonarios, ha sido el germen de una nueva clase social de bachaqueros, truhanes y delincuentes que hoy dinamizan la economía parasitaria, financiera y especulativa en Venezuela, estrangulando la productiva y quebrando a los trabajadores, al punto de que el salario integral de un trabajador profesional no alcanza ni para comprar un cartón de huevos (ñemas).

Ahora bien, es un misterio de la ciencia el hecho de que los parásitos de la economía nacional han actuado en total impunidad, tal vez, emulando o coincidiendo con el infeliz consejo del expresidente Luiz Inácio "Lula" Da Silva, quien hace poco más de una semana recomendaba al Presidente Nicolás Maduro, por aquella mala costumbre que lo llevó a la cárcel, de congraciarse con la derecha y con su verdugo, de que "así vendan caro, no importa, porque lo importante es que los anaqueles estén llenos", desestimando toda la cadena de desastre económico que implica la especulación y usura al servicio de la burguesía.

Finalmente, llegó y de manera afortunada, la "Operación Manos de Papel", del cual, su primer golpe exitoso lo anunció el Vicepresidente Tareck El Aissami, cuyo efecto en la población, entre opositores y chavistas, entre indiferentes, afectos y enemigos, causó una especie de alivio y la expresión sana de ese revanchismo con el que muchos expresaban que "al fin se están tomando medidas contra los ladrones y causantes del desastre económico". Nunca antes, como en esta operación, se había sentido ninguna muestra colectiva de aceptación por una medida punitiva, porque la ciudadana y el ciudadano común, están hastiados y hemos sido víctimas del desastre especulativo y financiero.

Ahora bien, no todo queda allí. Son muchas las personas que han muerto a causa del boicot económico y del latrocinio comercial, financiero y especulativo. Son muchos los enfermos que han muerto y morirán en los próximos días, por falta de medicinas, gracias a las sanciones que pidieron Julio Borges, Luis Floridos y otros tantos, mientras otros delincuentes, han escondido las medicinas y las han encarecido. Son muchos los hogares rotos y destrozados, en medio de la histeria por la crisis económica familiar. Son muchas y muchos las y los que han tenido que putear, vender su cuerpo y acostarse con cuanta lacra con dinero les ha pagado por sus servicios sexuales, para ellas y ellos cubrir medianamente sus necesidades, gastos y gustos. Son muchos los que han abandonado sus estudios y sus sueños de realización profesional, porque han tenido que vender su fuerza de trabajo por la miseria o por lo mucho que paguen. Son muchos los que han salido a robar y matar e, igualmente, son muchos los asesinados y robados, en medio de esta crisis económica, en donde los dueños de supermercados, los bachaqueros en los barrios y pueblos, las farmacias, comercios, tiendas y servicios, se han hecho híperpluscuammillonarios gracias a que les han vaciado los bolsillos al resto de los venezolanos, impunemente. Son muchos los que con rabia han salido del país a otros destinos en Latinoamérica, para hacer cualquier trabajo, que les alcance para mandar remesas a su familia, comprar los pañales y la leche a sus hijos y comprar las medicinas de sus padres.

Pero, ese infierno dantesco o infierno maracucho, no lo tuviéramos hoy, si hace tiempo hubiésemos dejado de comportarnos, mujeres y hombres, como las princesas de Disney: bellas, bobas, pasivas y moralinas. Y hace mucho, el gobierno nacional y los gobiernos regionales y municipales debieron tomar medidas revanchistas, necesarias y positivas, en donde a los ladrones con patente de comercio y servicio y a los ladrones bachaqueros se les hace más daño, confiscándoles la comida, los comercios y servicios, los transportes urbanos y extraurbanos y, enseguida, se les entreguen a las y los ciudadanos de manera gratuita.

Por ejemplo, en donde haya alguien vendiendo con sobreprecios, se toma con el Poder Popular y la FANB, se reparte la mercancía o producto entre los ciudadanos, de manera gratuita y esto le hace más daño al especulador, que metiéndolo preso a ese parásito o imponiéndole multa. Esto ayudaría también a que el Poder Popular organizado sea vigilante de este tipo de aberración económica y se vea animado a participar y sancionar a los ladrones, porque ese mal consejo de Lula Da Silva, para lo único que sirve es para hacer más ricos a los ricos, quienes precisamente, fuerzan por el derrocamiento y la derrota electoral de Nicolás Maduro, para ellos entregar el país a las transnacionales, a los caprichos imperiales y voraces del imperio estadounidense, mientras esta parasitaria burguesía y neorricos siguen parasitando a la sombra del Estado. Vamos pues, a profundizar el revanchismo. Vamos con Nicolás Maduro.

NOTA NECESARIA:

1. La Cuba de ensueño releva la presidencia de los Consejos de Estado y de Gobierno, del ejemplar pedagogo de la revolución y héroe histórico, Comandante Raúl Castro, al ingeniero, ex ministro de educación, ex diplomático y ex vicepresidente, Miguel Díaz Canel, en un relevo sin improvisación, ni cambios de fondos, ni traición a la revolución. Por todo y por este hermoso Pueblo, en especial, por el amado pueblo de Regla, o Guaicanamar, frente al mar, seguiremos contando con la Cuba de Martí y de Fidel, la de ensueños y realizaciones.

2. El establishment estadounidense, si aún no ha sido totalmente copado por el KuKuxKlan, se verá obligado a salir del pornopuritano retroconservador Donald Trump, aprovechando su escandaloso affaire con la señora Stormy Daniels (según su nombre de batalla); de lo contrario, este tetero piche pondrá al mundo en medio de una nueva guerra mundial, en la que los países emancipados del nuevo mundo multicéntrico y pluripolar, tendríamos la oportunidad dorada de sentar un precedente contra el imperio decadente.

3. El encarcelamiento de Luiz Inácio "Lula" Da Silva, antes que lástima, da rabia, por lo injusto y cruel además de la molestia, al ver los resultados del innecesario congraciamiento de Lula y de Dilma Rousseff con la derecha artera y recalcitrante brasileña. Ahí está el fruto de congraciarse con el verdugo y con el enemigo de clase. El único aliado de un gobierno revolucionario es el Pueblo. Todos los gobiernos que se autodenominan "progresistas", lo hacen porque no son capaces de hacer ninguna revolución de fondo y porque quieren parecerse a la burguesía, no al Pueblo. Los empresarios no son amigos de ningún gobierno revolucionario, ni la burguesía, ni la peladera de dientes con la mal llamada clase media, que es la más desclasada y anhela convertirse y parecerse, al menos, en un remedo o mala copia de la burguesía. Pongamos, pues, nuestras bardas en remojo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 898 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a262220.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO