¿Para qué y para quién trabajamos?

Dos preguntas mas que necesarias, pero cada quien las va a responder según sus intereses y motivaciones inducidas o no, pero en general trabajamos para consumir lo que el sistema dominante nos ofrece como necesidad y en nuestro caso teniendo una economía rentistica, es decir no producimos sinó petroleo y de eso vivimos todos, importaremos todo lo que ese sistema dominante nos indique como necesidad, para nadie es un secreto que el sistema dominante en nuestro país es el sistema capitalista y por mas que queramos construir un sistema socialista a la Venezolana este choca irremediablemente con el sistema dominante que es el sistema capitalista, que se apropio como cultura es decir del conjunto de conocimientos de esta sociedad Venezolana en los últimos 100 años, lo cual determinó una distribución de la riqueza que es de todos en muy pocas manos lo cual resulto absolutamente injusto y desigual, esa es en escencia nuestra historia reciente, todo este sistema de cosas colapsó en la década pasada y dio origen a un nuevo período con la llegada de nuestro comandante en jefe en 1998 por medio de elecciones que eminentemente se reaslizaron en el marco del sistema clasico burgués.

Comenzaron una serie de transformaciones algunas profundas otras superficiales pero sustanciales al modelo que se pretendía imponer que para esos años era incierto, es a partir de la decisión de controlar la industria petrolera cuando la derecha y la burguesía y sus aparatos criminales inician una cruzada sangrienta y homicida para hechar atrás lo que era irreversible una fase de transformación profunda del modelo político que ante la ausencia de otro modelo político que no fuera el socialismo se adopto la versión socialista pero a la Venezolana, se ensayaron formulas paralelas llamadas misiones para contrarrestar el modelo capitalista, en alimentación, en salud, en educación, en programas sociales de atención a las personas en fin así nacio un sistema paralelo que hasta hoy existe y que contrasta con el sistema capitalista, no me cabe la menor duda que en su infinita compasión nuestro comandante en jefe siempre penso que con el pasar del tiempo el sistema así llamado soc ialista una vez vistas sus bondades terminaría convenciendo a la población y de ese modo el sistema capitalista se desvanecería en concecuencia.

De ese modo hoy vivimos esa ambivalencia de vivir en un país que ni es enteramente capitalista, ni es enteramente socialista pero se da con frecuencia la contradicción por ejemplo que a una familia de escasos recursos se le adjudica con una vivienda que en modo alguno pudiera recibir de no existir esta ambivalencia pero termina votando y favoreciendo a los mismos que le negaron siempre esa posibilidad, esa contradicción no la hemos sabido resolver o los intereses que hay alrededor son de tal magnitud que no se ha querido resolver porque así las cosas se mantienen en tensión y en medio de esa tensión permanente hay cuantiosas formas de apropiarse indebidamente de los recursos que son de todos los Venezolanos.

Todo apunta a que cada vez los golpistas quedan mas aislados y el gobierno se fortalece y consolida, es en medio de esta situación que debemos resolver estas dos interrogantes y profundizar y consolidar un sistema de justicia e igualdad que por ahora y hasta que econtremos un nombre propio llamaremos “socialismo” pero cuidado que el sistema capitalista en sus diferentes modos siempre ha sabido superar sus debilidades y termina imponiendose, hechando atrás proyectos de liberación verdaderamente hermosos como el nuestro porque el asunto repito estriba en que cada quien resuelva estas dos interrogantes.

Hugo vive la LUCHA sigue.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1481 veces.



Patricio Silva


Visite el perfil de Patricio Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: