Inician las clases y ¿dónde están los profesionales docentes formados en postgrado por el Convenio Cuba-Venezuela?

En reflexión del inicio de clases para los Ministerios de Educación, con conciencia de causa y experiencia en carne propia refiero la situación cientos, de camaradas que hemos recibido formación en Postgrados (Especializaciones, Maestrías y Doctorados) por parte del convenio Cuba-Venezuela. Es lamentable ver como se pierde la posibilidad de tener la formación permanente de calidad que se pretende para los docentes venezolanos, estando ésta fácilmente en las manos de las autoridades ministeriales educativas si reconsideran los objetivos de los programas de formación en postgrados del convenio Cuba-Venezuela y ponen en práctica el legado de Chávez y los acuerdos con Fidel para el desarrollo de la pedagogía y la investigación educativa. Es una situación de culpas bilaterales, tanto del gobierno que no ha brindado las posibilidades a los titulados de servir en las instancias para las cuales fueron formados, y por otra parte los mismos egresados han utilizado estos títulos como beneficio económico y vanidad académica. De manera esquemática describo un decálogo que despierta las dudas en relación a ¿dónde están los profesionales docentes formados en postgrado por el Convenio Cuba-Venezuela?

Primero: la inversión financiera para la formación de estos profesionales ha sido cuantiosa. Se le daría razón a la oposición si este gasto se convierte en un simple pago a los dignos profesores cubanos y no se reintegra utilizando éstos ahora los recursos humanos formados en la multiplicación a otros venezolanos de dicha formación.

Segundo: La retribución a esta formación es cuestión de conciencia y deontología de los egresados. Es cierto que algunos no han tenido la recta intención de agradecer al Estado venezolano por la formación recibida y ponerse a la orden para ser útil a la Patria que les facilitó económicamente estos estudios.

Tercero: los ministerios de educación y otras instituciones del gobierno bolivariano no han tomado en consideración las potencialidades de estos postgraduados en el ámbito científico e investigativo.

Cuarto: los asesores educativos cubanos y las oficinas del convenio en los ministerios de educación han intentado de varias maneras hacer cumplir los objetivos del convenio pero no se ha tenido éxito o no se ha querido.

Quinto: en algunas zonas educativas e instancias de jerarquía de los ministerios de educación existe una aversión hacia los egresados del convenio Cuba-Venezuela por el temor a que éstos les sean competencia para los cargos directivos.

Sexto: las gestiones de los ministerios educación han interpretado mal la frase robinsoniana "Inventamos o erramos" como si fuera "improvisamos y nos equivocamos" y por ello no tienen la intención de bajo criterios científicos de la pedagogía realizar los planes y ejecutar los proyectos con el apoyo de los egresados del convenio.

Séptimo: en algunas zonas educativas e instancias de jerarquía de los ministerios de educación consideran que los egresados en postgrado del convenio Cuba-Venezuela tienen menor valor académico que los egresados de las universidades tradicionales (opositoras) de Venezuela.

Octavo: algunos egresados de postgrado del convenio Cuba-Venezuela (formados por y para la revolución educativa) se encuentran desempleados, mientras los cargos, que pueden ser desempeñados por su perfil de formación, son ocupados por opositores que no les interesa la calidad de la educación.

Noveno: un significativo número de los graduados en postgrados del Convenio Cuba-Venezuela se jubilaron poco tiempo después del acto de grado y solo buscaban el beneficio económico contractual.

Décimo: sin echarle culpas a nadie, los que más pierden son los mismos Ministerios de Educación, en lo económico pierden una gran inversión, pero lo más grave es en lo pedagógico por no tomar en cuenta las investigaciones y los recursos humanos formados en el convenio Cuba-Venezuela.

 

Dr. en Ciencias Pedagógicas (Convenio Cuba-Venezuela)

Licenciado en Educación

Licenciado en Filosofía

jrleon30@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2435 veces.



José Rafael León León

Dr. en Ciencias Pedagógicas (Convenio Cuba-Venezuela). Licenciado en Educación. Licenciado en Filosofía

 jrleon30@gmail.com

Visite el perfil de José Rafael León León para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: