Corrupción e investigación

Chávez dice: el que tenga una idea, una propuesta, un reclamo que me lo haga llegar… ¿Cómo, Presidente?

¡Qué tal, camarada! Con la mente y el corazón puestos en la lucha por un mejor país, que es lo mismo que metidos en la revolución pero… sólo donde medio podemos. Angustiado, pero de pronto renovando esperanzas. 

Se amilana uno cuando las cosas funcionan como en la IV. Y lo peor es que los funcionarios a quienes les toca echá pa´lante no le están parando bolas a adelantar el proceso revolucionario, mucho menos el socialismo. 

Insistimos en que más de un viceministro (de los que Chávez dijo iba a meterles el ojo para sacudir a los ministros) Directores y lo más pesados, gobernadores y alcaldes, están dejando que su estilo mental cuartarrepublicano no les permita corregir sus confusos gobiernos. 

Hay unos gobernantes que creen que se “las están comiendo” porque están haciendo algunas obras, otros por otorgar ayudas y donativos, y, claro, con sus equipos de prensa y periodistas palangristas dándose una medio bomba mediática. 

¡Eso no es Revolución, mucho menos Socialismo! 

Por cierto que, no podemos medir la vergüenza que pudieron sentir (si la sienten) cuando Chávez, el presidente de Venezuela, les hizo ver la cagada que han venido poniendo por no estar pendientes de sus trabajos, para los cuales fueron electos, y ser eternos postulados ventajistas en el naciente partido, que lo hizo como presidente del PSUV. 

Sonrisitas y más nada. Ah, se escuchó: “en cada uno de nuestros puestos quedan los suplentes”. Y no es por descalificar capacidades, no, es por la falta de eficiencia con el alma; pero si los titulares, en su mayoría, llevan la revolución en las nalgas y el socialismo en los pies, qué queda para los segundos. Con sus honrosas excepciones.

El caso de Jesse, como de otros menos visibles, y a nivel provincial muchos, lo conocía una “gentará”. Nos referimos a lo del hermano banquero.  

Una vez de visita en Caracas, almorcé con dos amigos escuálidos (que nos toleramos debido a décadas de amistad profesional), por ahí por los lados del Tamanaco, me señalaron: ahí está la oficina del hermano banquero de Jesse –y los vi normalmente- y casi siempre llega el carro del Ministro –y tragué grueso-  

Es que la gente anda mosca, además todo se sabe. El único, y que perdone Chávez como cuando algún hombre o mujer de pueblo le dice que lo tienen engañado, y hasta se molesta, pero es vox populi que al presidente lo tienen blindado por todas partes (que para su protección física es lo indicado), pero hasta para saber “qué está ocurriendo con algunas cosillas”. 

Cuando el Presidente destapa algo (lo que sus allegados quieren o le permiten, o se lo dice algún valiente que se los topa) –y luego le saca punta, como dicen, a una bola de billar– los presentes con un ¡por fin! se destapan a gritar: “Así, así, así es que se gobierna…” Y corre la alegría de que se enteró. 

Ojalá se convierte el “Así, así, así es que se gobierna…” en una canción, la más popular en cuanto a la corrupción. Que se escuche a diario. 

Porque consideramos que Chávez es como era Bolívar, aceptaba muy pocas críticas. Es más, se molestaba. Será por eso que los ministros siempre están calladitos. 

Como será que, según Chávez, Fidel, el gran y admirado Líder de todos, su padre político, en la reciente conversación de 7 horas, tuvo que preguntarle: ¿Te puedo hablar con sinceridad sobre unos puntos importantes? Como, no, Fidel… Y le soltó algunas cosas que a él le han informado y que dañan a Chávez y al proceso. Tal vez hubo la recomendación sobre el detalle bancario de su ministro amigo del alma. Esperemos las otras. 

Es que todo el mundo se pregunta: ¿Por qué están tan atornillados tales y tales? Muchos, tratando de analizar situaciones de hombres de palabra y moral, pensamos que se debe referir a “pactos de sangre”; a compromisos prerrevolucionarios, etc. 

No quería, por respeto y consideración al presidente, ahondar en el caso Jesse pero… ¿no va a saber, inclusive toda la familia, más si es favorecida, del inusitado crecimiento económico de su hermano? Y lo dejo hasta ahí…. 

Cuando el Presidente pide a los delegados Psuvistas que le hagan llegar datos, uno se pregunta ¿cómo lo harán? siendo tan difícil llegarle a Chávez por el filtro y el blindaje que le tienen. 

Desde esta tribuna virtual hemos propuesto, que Chávez lea algunos de nuestros artículos (es un incansable lector, trasnochador, etc., con capacidad de lectura veloz, y que es tan bueno leer a Chomsky como las denuncias, y ojo sí más) hasta recomendar que abra una oficina especial, seria, controlada y supervisada, a donde llegue todo. Así de simple. 

¡Qué cantidad de ratos amargos nos hubiese quitado!  

Nos hemos transformado en unos aradores en el mar, o por lo menos en un pocito. 

Por otra parte, reitero mi propuesta: para conocer la corrupción, económica o moral, de todos, especialmente de los revolucionarios hay varias vías. Para los gobernadores y alcaldes, una conversación directa: dónde estás viviendo (ésta para verles la cara luego de la investigación que deberá hacer “la casa militar” pero en súper espionaje)  

Aunque en muchos casos son tan notorias las irregularidades que lo sabe toda la población informada. 

La otra vía, que servirá para que “ex”, para funcionarios activos, para privados amigos de corromper y corruptos la mayoría, para narco lavadores que sobran, y están de moda, es demostrar cómo han adquirido sus bienes, cómo viajan tanto (familiares incluidos), esa comedera en sitios lujosos, etc.  

Los carros nuevos, en fin. Y para ello apoyarse en investigadores del SENIAT. Y para la investigación de los funcionarios públicos, militares inclusive, de una oficina del SENIAT dependiente, exclusivamente, de la Presidencia de la República  

Lo que falta es voluntad política. 

Y la otra, crear brigadas del PSUV al efecto. Brigadas anti corrupción formadas por personas bien reconocidas (popularmente). Ah, pero que no las escojan los “delegados devueltos”, ni vicepresidentes del PSUV. Gente ajena a la amistad.  

Y seleccionar para esa delicada y agresiva labor especialmente a mujeres. Son más objetivas, más honestas (y que no estén comprometidas con los dirigentes, que nos las hayan beneficiado con créditos, con dádivas, etc.)  

En ese campo Requerimos (otra R) un gran sacudón revolucionario, Presidente, amigos.  

Fíjense, camaradas. Si en el tremendo sancocho de la Patria Soberana, que estamos elaborando  con esfuerzos y cariño, nos está envainando la cotidianidad de la burocracia ineficiente, a todos los niveles, cómo estará actuando el condimento que la convierte en gran guiso, como lo es la corrupción. 

¡Patria sin corrupción, Socialista en su concepción e inicios, o Muerte por descuidados!   

¡Viva Chávez! ¡Vivan los funcionarios honestos! ¡Vivan los revolucionarios! ¡Vivan los que quieren ser Socialistas!


edopasev@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3437 veces.



Eduardo Palacios Sevillano

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social