Shalom

Es increíble que buena parte del mundo occidental sea esclavo del dinero y súbdito de aquellos monopolios que nos dicen que consumir, como consumir y cuanto de nuestra vida en horas de trabajo tenemos que pagar por lo que consumimos.

Es increíble que la gran mayoría de esos grupos se cobijen bajo la estrella de David o el sello de Salomón, y mas aun, puedan tener como mascaron de proa su holocausto de la segunda guerra mundial que ha quedado, tan solo, como una propaganda judía para victimizarse cuando han pasado a ser lo victimarios de una nación como la de Palestina; todo ese mar de sangre y bombas, misiles, tanques y tropa son para proteger sus inversiones, sus bancos, sus industria que están bajo una crisis producto de su propia especulación y de su espantosa miseria humana.

Y es que el verdadero significado y objetivo a los ataque en la franja de Gaza poseen un solo fin, utilizar la sangre de un pueblo para distraer la atención mundial y poder proteger sus inversiones en los EEUU y gran parte de Europa.

El silencio cómplice del mundo y de una ONU insensible, arterioesclerótica, genuflexa e invalidad, debe tener un limite; ese primer grito de rechazo lo ha dado Latinoamérica a una nación que se ha vuelto lo que ellos tanto criticaron y nos vendieron como su holocausto en tiempo de la intolerancia racial, que al parecer aun habita en ellos.

Las críticas de Chávez a las acciones militares de Israel en la franja de Gaza son justas y, la expulsión al embajador Shlomo Cohen es lo mínimo que un gobierno como el nuestro podía hacer, ante más de 650 muertos y casi el 70% de una nación destruida

El presidente de la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela se equivoca al señalar que la decisión “cercena una enorme y larga tradición de amistad entre el pueblo de Israel y el pueblo de Venezuela”. La decisión no cercena nada señor Levy con el pueblo de Israel, la decisión advierte al gobierno criminal de Israel, que son dos cosa distinta.

El presidente ha actuado muy prudente porque en Venezuela la colonia judía no es la causante de los muertos; pero Chávez ha sido enérgico con lo que sucede en Gaza, es el verdadero holocausto, y lo increíble es que Israel es el causante… señor Levy, la frase Shalom Aleichem no tiene sentido, ya que la paz no puede estar con el espíritu ni la conciencia de Israel.


doristorrealba@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2850 veces.



Carlos Vicente Torrealba

Escritor / Über maestro en Filosofía / Entrenador de Vida / MTC

 carlosvicentetorrealba@gmail.com      @cartorrealba

Visite el perfil de Carlos Vicente Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carlos Vicente Torrealba

Carlos Vicente Torrealba

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad