Dos 4 de Febrero: gloria y nacimiento; terror y muerte

Venezuela

Un puñado de hombres, militares de izquierda, decidieron asaltar el cielo. Ateridos de frío, desafiando las leyes de la política y con la muerte de compañera, unos soldaditos entran a Caracas bajo la creencia temeraria de que su Comandante iba a devolver la justicia al pueblo. Cinco tenientes coroneles seguidos por 14 mayores, 54 capitanes, 67 subtenientes, 65 suboficiales, 101 sargentos de tropa y 2 mil 56 soldados conformaron lo que una periodista llamó “la rebelión de los ángeles”. La prostituta mayor, la mentada “democracia representativa”, era santuario de toda laya de injusticias, miseria, corrupción y vicios abyectos. La promoción de oficiales “Blanca Ibáñez” secuestró las Fuerzas Armadas y enseñoreaban la muerte. Cada 17 de diciembre, los sátrapas iban a al Panteón Nacional a “asegurarse que Bolívar estuviera muerto, bien muerto” como cantaba desesperado Alí Primera. Desconocían lo que descubrió el poeta Pablo Neruda: Bolívar despierta cada 100 años para redimir al pueblo. El asalto a Miraflores se inició a las 12 de la noche del 4 de febrero. También se tomaron alguna gobernaciones. Luego de intensos combates, finalmente los insurgentes se rindieron. De allí salió el histórico “por ahora” del comandante arrestado que años después se convertiría en el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías. Este “por ahora”, los venezolanos con sangre, sudor, lágrimas y amor lo transformamos en un “por siempre, para siempre”.

Colombia

La oligarquía narcoparamilitar, inoculada por el germen maldito del imperialismo y herida de muerte luego de la liberación de Clara y Consuelo en una operación humanitaria impulsada por Chávez, agarra el manoseado manual de propaganda imperial que diseñan los carcamales de Washington. El lacayo favorito, Álvaro Uribe, comisiona a sus desabridos rolos bogotanos para ganar en el terreno mediático lo que no ganan en la realidad: el apoyo del pueblo colombiano. Así disponen que (¡válgame Dios!) sea el 4 de Febrero el Día Mundial Contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). En 125 ciudades del mundo los narcos, paramilitares, oligarcas, tratantes de blancas, extorsionistas, rufianes, pederastas, timadores y uno que otro esquirol inocente, marchan para decirle al mundo que un régimen asesino es bueno. El lobo se viste de oveja, pero se le ve una larga cola y grandes colmillos. Aceitados con los devaluados dólares imperiales las cloacas de RCN y el Diario El Tiempo, ambas cadenas propiedad de los perros de la guerra, pregonan la marcha, entrevistan mentirosos y publicitan profusamente la calumnia. A cada marcha sólo van 4 pelagatos. Pero periodistas palangreros amontonan a la gente y “cierran” las lentes de sus cámaras para que aprecien multitudes. Nadie se come el cuento. Hiede a mierda, a muerte, a miseria.

Un 4 de febrero para la gloria en Venezuela, otro 4 de Febrero para la muerte en Colombia. Pero no nos llamemos a engaño. El parto de la Historia ahora se escenifica. Colombia va despertando de su letargo y pronto, muy pronto, sus mejores hijos tomarán las riendas del país para devolver la vida a una madre que llora más de 2 millones de muertos durante la guerra más miserable, triste y larga de la historia humana.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1724 veces.



Pedro Gerardo Nieves

Autodidacta. Comunicador popular, coordinador de la Brigada de Agitación, Propaganda y Comunicación Florentino del PSUV Barinas, vocero de la Guerrilla Comunicacional Florentino, delegado de formación de la Escuela Nacional de Formación Socialista "Hugo Chávez" del PSUV.

 pegenie@hotmail.com

Visite el perfil de Pedro Gerardo Nieves para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Gerardo Nieves

Pedro Gerardo Nieves

Más artículos de este autor


Notas relacionadas