¿Trece años? ¡Tan poquito!

No puede ser con esta justicia venezolana, aunque a decir verdad, no
sé como los jueces determinan el tiempo que una persona debe estar
preso o, si eso ya está esclarecido lógicamente en alguna parte de la
ciencia criminalística, pero lo cierto es que, a Leopoldo López, le
encaramaron pérdida de su libertad por trece años con algunos meses,
como para que piense, qué va a hacer después de su salida de la cárcel
de político libre, si es qué llega a cumplir la condena completa, eso
nadie lo sabe y está por verse.


¿Pero es cierto qué, Leopoldo López, puso en jaque por días y meses al
Estado venezolano como él lo imaginó o, siguiendo el guión que venía
de fuera? Claro que sí, que por poco tumba al gobierno de Maduro y,
fueron más de 44 los muertos y miles heridos y pérdida y arrase de
entes del Estado que, muchos estados venezolanos sufrieron, unos más
que otros, a causa del empuje bravucón de hechos violentos y,
permanentes guarimbas por su comunitaria ira que venía de los cuadros
de su gente de Voluntad Popular bien planificados y, que él
humanamente todos los días como pidiéndole perdón a Dios y al pueblo
venezolano que lo adversa reza, un padre nuestro con mucha devoción,
un Ave María con firmeza y finaliza su orfandad de patriota entumecido
con el salmo XXIII de la Biblia (El Señor es mi pastor...) y, después
trepa el resto del día maquinando cómo serle útil al país sin dañarlo
nuevamenete, amén, por Leopoldo López.


Y es así con consideración de destreza inimaginada, Lilian Tintori, se
ha desplazado por el mundo, pidiendo clemencia para su marido a quien
le han violado sus derechos humanos sin compasión ninguna, ésta pseudo
democracia chavista -"quiéreme por favor: yo te lo pido"- dice el
bolero, pero aún así, ella es más conocida en muchas naciones que él
mismo, Leopoldo López, y han sido tantos los políticos y personalidas
visitadas por su atención hacia el líder de Voluntad Popular que,
muchas instituciones mundiales y gobiernos de varios países nos ven
con desprecio como dictadores que no respetamos las normas universales
que son de la convivencia del político preso que, lo tiene ahora como
un líder de la derecha mundial sin parangón que ocupa buen especio en
la realpolitik que ella ha puesto a su favor por el avance del caso y,
no por el interés del país, sino de él mismo, Leopoldo López, de cuyo
realismo filosófico y pragmatismo se ha ganado a su provecho de agente
fecunda que le ha dado el perfil de ciudadana sin fronteras en busca
de derechos que ellos no respetaron en su alzamiento en febrero del
año 2014.


Han dido tantas las entrevists con sopotocientos líderes y demás
personalidades del mundo político y estrategas de muchos gobiernos que
ha realizado la Tintori, en auxilio de los derechos humanos en pro de
su esposo que, (éste nunca le concedió al Gobierno Nacional), que
nunca llegó a ser considerado para su libertad por el tribunal que lo
juzgó a pesar que él es carta fundamental en la vida partidista de la
oposición y uña y carne de don Chúo Torrealba y del Depertamento de
Estado de los EEUU.


Una más que gana la justicia venezolana y, que la oposicion pierde
legalmente, aunque no sabemos si son justos los años impuestos a ese
ciudadano.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1692 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ddhh/a213834.htmlCd0NV CAC = Y co = US