El mejor método de quebrar una Súper Empresa como PDVSA

En un artículo que escribí hace un par de semanas, hice referencia a John D. Rockefeller, acerca de una frase sobre lo que él suponía era el mejor negocio del mundo, dijo: "El mejor negocio del mundo es el petróleo. Y el segundo mejor negocio del mundo es el petróleo mal administrado". Venezuela es un país petrolero donde a su principal industria le cuesta mantener sus actividades básicas de explotación y refinación, llevando esto al caos a nuestro país, ya que dependemos económicamente del ingreso petrolero, y todo esto debido al mal manejo al que fue sometida por el presidente Maduro.

¿Qué hicieron para que PDVSA pasara de ser, una de las empresas más importantes del mundo, a un cascarón vacío, con dificultades para reiniciar operaciones?

Inicio explicando lo siguiente, observar un juego, y criticar una mala jugada, es fácil para cualquier mortal, pienso que todos de alguna u otra forma, lo hemos hecho. ¡Qué fácil es criticar, pero qué difícil es arreglar aquello que se critica! Tomar las riendas de una PDVSA afectada por el paro petrolero, e invertir para ello todo lo que amerita la situación, buscando hacer las cosas con premura, pero con mucha atención, porque eran evidentes los sabotajes por doquier en plantas, miniplantas, y la gran mayoría de todas las estaciones de flujo. Fue una labor titánica por todos los que hicimos los respectivos aportes, desde el Ministro, hasta el trabajador más pequeño, todos nos articulamos para caminar en una dirección, tuvimos tropiezos, pero también muchos aciertos, y al final se logró el objetivo; "Estabilizar las operaciones petroleras". Reconocimiento que el Presidente Hugo Chávez expresaba muy a menudo.

Incontables veces, al Comandante le susurraban al oído unos críticos constructivos, que no habían construido nunca nada, que ya era hora de refrescar PDVSA, aconsejando mover a Rafael Ramírez a otro lugar, y cómo es de saber, Chávez nunca lo hizo, pues la empresa estaba siendo dirigida por alguien que supo articular con los trabajadores, para crear el ambiente y la disponibilidad de cada quién, para poner a andar el motor financiero de Venezuela. Chávez era un estratega y sabía que no se podía jugar con PDVSA, pero esto no lo entendía su entorno, por eso cuando tuvieron la oportunidad, aplicaron las fórmulas que la llevaron a la quiebra, haciendo lo que paso a contarles.

Es innegable que águila vuela con águila, y paloma vuela con paloma. Quienes conocieron a Maduro cuando era sindicalista, lo describen como un reposero con muchas mañas. Entonces si águila vuela con águila, es lógico que un reposero camina con reposeros, y fueron precisamente sus varios grupos de reposeros y amigotes los que aprovecharon el lado inepto del ahora presidente, lanzándole adulaciones por doquier para que éste les otorgara los puestos gerenciales estratégicos, y cómo cualquier mediocre, Maduro ordena sacar de sus puestos a la gran parte de la estructura gerencial, quedando PDVSA prácticamente al mando de un grupo de sindicaleros y personas que, poco tiempo atrás, atacaban despiadadamente al propio Comandante Chávez. Mostrando el Madurismo un ejemplo de cómo desgraciadamente muchas veces la mediocridad triunfa y el profesionalismo puede quedar relegado.

Aparte del grupo de reposeros, recordemos también que varios familiares de la pareja presidencial ingresaron en las altas gerencias, siendo un caso notorio, aquel que ocupó la Vicepresidencia de Finanzas, Carlos Erick Malpica Flores. Quedaron en el timón de PDVSA grupos particulares que poseían el apoyo del presidente, y que era el momento de echar abajo las caretas, mostrando sus verdaderos rostros adecos, a tal punto que; en el Muelle de Tía Juana, un grupo de éstos sindicaleros y nuevos gerentes maduristas, expresaban a nosotros los trabajadores qué con los adecos se vivía mejor, porque estos robaban y dejaban robar. Desde allí grupos que eran adversarios del chavismo, y con la venia de Maduro, soy insistente en esto, comenzaron a atacar tanto a trabajadores, cómo a líderes obreros, teniendo más afán en cobrar venganza, que brindar la atención correspondiente a las operaciones.

Cómo ejemplo puntual, recuerdo cuando fue asignado en el 2014 el nuevo Gerente de Operaciones Acuáticas, una de las gerencias más importantes del lago de Maracaibo, ya que ésta era responsable de todos los barcos remolcadores, barcazas, lanchas en general, incluyendo muelles entre otros equipos de suma importancia para las actividades diarias de producción. El abanderado por el Madurismo era un marinero literalmente analfabeto, proveniente de una empresa nacionalizada en el 2009, y que producto de la traición al Comandante Chávez, gestada por el Madurismo, venía éste ciudadano a ocupar semejante cargo, sin tener la más mínima idea de cómo se debía gerenciar, allí sólo bastó ser amigo de un sindicalista bien acomodado.

Como era de esperarse, la inexperiencia mezclada con ignorancia comenzó a hacer su función a nivel general, porque seguían pensando en aquello que dijo un día Rockefeller, el petróleo mal administrado, es el segundo mejor negocio del mundo. A pesar que los equipos en general estaban siendo descuidados por no contar con los respectivos mantenimientos, ignorando nuestros informes que quedaron por escrito, inmediatamente las actividades dentro del Lago de Maracaibo comenzaron a menguar, y uno a uno los equipos se debieron amontonar dentro de nuestros muelles, para convertir la que fue una de las flotas operativas más grandes del mundo, en el cementerio de chatarra más grande de Venezuela, producto del manejo inexperto de los amigos adecos del presidente.

A pesar de que cambiaron al ministro del petróleo, los gerentes que iniciaron la debacle, se mantenían en sus puestos, destruyendo debido a su negligencia todos los equipos, y cómo resultado obviamente, la producción petrolera comenzó a bajar de manera estrepitosa. Ya el Madurismo había hecho con PDVSA lo que sólo sabe hacer, destruir todo lo que toca, es cuándo se dan por enterados del grave daño que habían causado a la niña mimada del Comandante Chávez, a "Nuestra PDVSA".

Como todo irresponsable, Maduro no asumiría ante el país y el mundo su grave equivocación, fue cuando deciden culpar de una forma indirecta al Comandante Chávez, buscando responsabilizar al hombre en quién Chávez tanto confió, es decir al ingeniero Rafael Ramírez.

Y cómo dijo el gran Harry Houdini: "Lo que los ojos ven y los oídos oyen, es lo que la gente cree". Aplicando esto Houdini, desapareció un elefante delante del público, así el Madurismo inició sus ataques despiadados contra el ministro que estabilizó PDVSA después del paro petrolero, recuperó la producción, y estaba ejecutando el plan, para aumentar progresivamente la producción a las metas establecidas.

El Madurismo sabía que desprestigiando a Rafael Ramírez, lo hacían también con el Comandante Chávez, pues si Houdini logró desaparecer un inmenso elefante de los ojos de la gente, el Madurismo sacaría un gigante cómo Chávez del corazón del pueblo. Con mi persona ese truco no funcionó, y espero que el Glorioso Pueblo de Venezuela, recuerde las enseñanzas del Comandante, e identifique que el Madurismo traicionó a Chávez, y le quedó muy grande Venezuela. Sé que el pensamiento libertador de Bolívar y Chávez nos llevará a colocar en Miraflores a un Chavista verdadero.

 

*Trabajador de PDVSA

 
evenciobarboza@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1376 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Energía y Petróleo para el Pueblo


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social