Con el pabilo enrollado

Misión cultura

Conversemos un rato…

El poeta Ali Primera, tiene una canción que se llama USTED ME PERDONA DON… YO NO SE FILOSOFAR. El sentido y la esencia de su letra va dirigida al burgués explotador que hace del pueblo su esclavo y en esclavitud lo explota de las mil y una forma, pero precisamente ese pueblo explotado sabe filosofar y mucho… sabe de explotación, de exclusión, sabe de discriminación, sabe de clases sociales, sabe de mundos y sociedades diferentes, hasta que un día se arrecha y dice ya basta. y sabe tanto que se hace el pendejo para que crean que no sabe… ya Granschi lo planteaba en su tesis de los intelectuales orgánicos, ese espacio donde la gente se junta se organiza y desarrolla la praxis social hasta llegar a tener miradas muy profundas que hasta los mismísimos filósofos griegos entre otros se quedarían perplejos.

Y si para hablar de filosofía o si para saber de filosofía debo buscar al sabiondo de la comarca, para que me ilumine y me abra los caminos de su erudición, entonces me quedo con la canción de Alí cuando dice:

“yo soy quien levanta el sol, yo soy quien acuesta el sol, yo me lo aguanto en el lomo, para que usted viva mejor, usted me perdona don, yo no se filosofar…”

Eso significa que la visión del mundo y la realidad, sus dimensiones la transita el hombre y la mujer a diario, por ello que filosofías hay muchas pero esta, la del pueblo explotado y excluido de mucho antes es filosofía pura pues sus cánones surgen de la realidad y mucha teoría rueda por las calles que a muchos catedráticos dejaría pasmado tratando de entenderlas… si es que alguna vez la llegan a entender.

Existe una arrogancia muy evidente en algunos profesionales de diversas ramas y carreras que desde los cargos de dirección o puestos que ocupan, cuando de una manera tajante se erigen como termómetro para medir que asuntos cubren la suficiencia académica o cuales asuntos no, y esta actitud la asumen de manera tan contundente desde un titulo o “patente” que le da dicha autoridad “académica” para decir ciertas cosas.

La educación que está demandando nuestra revolución social no tiene que ver con los experimentos que académicos, científicos elaboran o practican en los laboratorios de las comunidades... no señor, hoy la revolución que anda a pie y en la calle entendió que este asunto es construyendo y sudándola, que si existe alguna persona sabia -no “sabionda” o “charlatana”- esa es la que poseyendo un conocimiento lo hace colectivo pero eso si, partiendo de lo que piensa la gente y desde donde resuelve sus problemas cotidianos. No se antepone ni se sobrepone, sino que propone y se encuentra…

El asunto y sigo con el chichón de la Misión Cultura, pues se nos hace sumamente molesto cuando se oye decir que las bases activadoras están siendo formadas piratamente ¿piratamente por quien o quienes? Y ¿Quién lo dice? A ver veamos:

Un activador y una activadora es una persona que viene de tener una amplia experiencia de vida en las distintas ramas de las artes o de la cultura, (las hay de 70 años) su gran mayoría gentes humildes y de origen campesino y, esa persona tiene un basto camino y una rica trayectoria con la que… un día se encontró con la Misión Cultura, la cual entendiendo, comprendiendo y reconociendo esta realidad actúa en consecuencia y, pone al servicio desde la intencionalidad política que amerita los tiempos de revolución, un espacio para que se le reconozca su experiencia y, desde esa práctica social contribuye a que la misma se reconozca con conocimientos pertinentes que trae desde su realidad de vida. La misión logra que en su transito este activador y activadora se forme en lo ideológico y en lo político pero siempre pendiente de esa experiencia de vida y mucho mas no lo desliga de su contexto de donde vino ni mucho menos que reniegue de sus orígenes de clase humilde, excluida y explotada.

Un sujeto político capaz de comprender su vida, la de los demás, su acción y por ende los elementos que encuentra dentro de la misión cultura hace mas contundente su transformación propia y la de los demás con quienes habita.

En ningún momento es un “traga libros” y un “vomita libros”, ni mucho menos un sujeto que mete la coba de lo que estudia para pasar una materia, o un mediocre que hace las cosas “por pasar “o “por hacerlas” tampoco es una persona que va a perder el tiempo en una clase, donde todos deben pensar tan igual como el profesor que los enajena.

En cambio una persona que se forma en cualquier casa de estudios tiene que sacrificar su vida y su experiencia que para nada es tomada en cuenta dentro de las aulas universitarias y va transformándose en un individuo que se desliga de su comunidad, si es posible se olvida de ella, y ni la recuerda, o si por casualidad vuelve a ella es para aprobar una materia que necesita para pasar … y látigo tras látigo en la evaluación por notas y así…hasta llegar a ser “alguien” en la vida capitalistamente bien pensada y termina siendo instrumento de la ideología dominante hasta que un buen día muchos, por no decir todos, deben “suicidarse intelectualmente” para poder desmontar todo los inservible que fue su formación…

¿Qué tal? No te llevamos nada en la misión cultura…

Ahora bien, una persona que fue formada en esa universidad y pasa a dirigir una universidad como la nuestra que patea la calle, y se viste con chancletas, franela y sombrero de cogollo, que se llena las manos de tierra, que hace sus propias cosas y sobrevive a las frustraciones, que además ríe y canta a pesar de los pesares pero con el alma sembrada en el corazón del barrio, además anda de pelo largo de un hablar propio y sin adornos, ustedes creen que entenderá de informes de aprendizajes hecho a la medida de nuestras experiencias? ¿Creen ustedes que entenderá de procesos? ¿Qué será lo primero que dirá un catedrático cualquiera cuando vea nuestros informes de aprendizajes paridos de la vida misma cual novela de Corín Tellado? Dirá: esta gente no sabe de filosofía…, aquí no se evidencian las asignaturas… esto hay que reformularlo todo… debemos hacer lo posible por elevar la “calidad académica” ¡Qué barbaridad!!Que piratería! ¡Dios que falta de seriedad .

Y… ese pueblo activador mirando al catedrático, solo entenderá sus gestos de molesta presunción y seguirá cantando la flor de Alí, le diremos…

“yo me voy con los muchachos carajo hacer la revolución,

Usted me perdona don yo no se filosofar…”


Escuela Social Rodrigueana Latinoamericana y del Caribe

Movimiento Pedagógico Revolucionario

mirnasojo@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5981 veces.



Mirna Sojo

Militante del Movimiento Pedagógico Revolucionario (MPR)- Escuela Social Rodrigueana Latinoamericana y del Caribe (ESRLC). Maestra normalista, Licenciada en Educación.

 omt991.2@gmail.com

Visite el perfil de Mirna Sojo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: