¿Vender petróleo a EEUU? Na guará

EEUU no haya como hacer con Venezuela. Necesita su petróleo. Está harta de una oposición indescriptible.

Con la famosa Licencia 41 (un breve documento legal interno del Departamento del Tesoro de EEUU, de un par de páginas), autoriza ciertas actividades de Chevron con PDVSA en Venezuela, que estaban prohibidas (mantiene prohibición de las relacionadas con Irán y Rusia y cualquier otra persona u organización bloqueada). Prohíbe el pago de impuestos o regalías, dividendos, al gobierno de Venezuela. Establece que el petróleo extraído será sólo para EEUU. Y no permite nuevos pozos, sólo mantener o reactivar lo que ya hay.

Esta Licencia no es más que un documento interno de EEUU, que autoriza a Chevron a hacer ciertas cosas. En base a ello, el gobierno de EEUU negocia con Venezuela, y Venezuela acepta o no. No confundamos los términos. Si se hace como desea EEUU será por aceptación del Gobierno Venezolano.

Si al bodeguero no le convienen las condiciones de un comprador, pues no le vende y ya. Que se vaya a otra bodega.

Supongamos que Venezuela hubiese, por un acto legal interno, prohibido la venta de petróleo a EEUU. Y luego emite un instrumento que flexibiliza esa medida, permitiendo que se pueda vender petróleo a EEUU solo para fines de calefacción de hogares y pagadero en Petros. Bueno, eso sería un acto interno de Venezuela, que EEUU podría aceptar o no.

Francisco Rodríguez aclara que "Cualquier exportación genera ingresos fiscales que son pagados al gobierno (…) Si bien la licencia 41 prohíbe a Chevron pagar regalías e impuestos directamente a Venezuela, esta restricción es puramente simbólica, quien paga la contribución fiscal a Venezuela no es Chevron, sino las empresas mixtas venezolanas en las cuales Chevron es accionista minoritario". (https://www.aporrea.org/energia/n378701.html)

Víctor Álvarez (El Universal) aclara que "Al comprar petróleo venezolano, Chevron no tiene obligación de pagar ninguna regalía, toda vez que actúa en condición de comprador y no de productor. Por lo tanto, no hace falta prohibir a Chevron pagar regalías e impuestos a la República, ya que son las empresas mixtas a las que les corresponde hacer estos pagos." (https://www.eluniversal.com/el-universal/144343/quiere-ud-entender-en-que-consiste-la-licencia-a-chevron)

Hay quienes dicen que "las ganancias adeudadas a Venezuela por las ventas de petróleo de Chevron se destinarían a un fondo humanitario en lugar de la estatal PDVSA", pero no citan la fuente (https://es.euronews.com/next/2022/11/26/venezuela-petr-leo-chevron-licencia).

Carlos Mendoza Potella indica que el que no haya pagos al Gobierno de Venezuela sería inconstitucional, y hay interpretaciones que indican que esa prohibición es una forma de cubrirse las espaldas, pero habría mecanismos indirectos de pago, "un tercer camino", o acuerdos por "debajo de cuerda", o la creación de un fondo, ya que la licencia es bastante confusa y da pie a interpretaciones. Pero pareciera que el gobierno de Venezuela, en su desesperación, está dispuesta a aceptar cualquier cosa (https://www.aporrea.org/energia/n378766.html).

David Paravisini, por su parte, dice que esta medida de EEUU «tiene una falsedad intrínseca, porque la Chevron nunca se fue y se ha mantenido operando todo el tiempo». (https://www.aporrea.org/energia/n378772.html).

Tarek El Aissami lo confirma: Chevron forma parte de una sociedad estratégica de cuatro empresas mixtas como Petro Boscán y Petro Independiente, en el estado Zulia, así como Petro Piar y Petro Independencia, en la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez. ¡Qué ironía los nombres!

Tarek El Aissami dice que los acuerdos serán "dentro de nuestra Constitución y las leyes venezolanas que rigen la actividad petrolera en el país" (https://www.aporrea.org/energia/n378821.html). También dice que
"Desde Venezuela exigimos el cese y el levantamiento inmediato de todas las medidas coercitivas unilaterales que han atentado contra nuestra poderosa industria Pdvsa y que ha cercenado su derecho legítimo a la exploración, explotación, refinación, comercialización de crudo y sus derivados".

Sin embargo, se acepta el tipo de negociación propuesta por EEUU.

Rafael Ramírez considera las condiciones de la Licencia 41 como inaceptables por ilegales, significaría "la renuncia a la soberanía y hacer de Venezuela un «país tutelado»" (https://talcualdigital.com/rafael-ramirez-cree-que-nueva-licencia-para-chevron-es-violatoria-de-la-constitucion/).

EEUU necesita una salida digna. Reconoce que igualmente el petróleo venezolano se comercializa por caminos verdes: "Fuentes oficiales estadounidenses habían avanzado este sábado que con la licencia contemplada, confirmada hoy, se pretendía cambiar "las ventas de petróleo de canales ilícitos y no transparentes a canales transparentes y legítimos, cortando el uso de firmas corruptas en la sombra que controlan el flujo de petróleo venezolano a países como China" (https://www.aporrea.org/energia/n378659.html).

Y el Ejecutivo venezolano también necesita una salida digna. Ambos necesitan vender toda esta situación como una victoria.

El problema es que el Gobierno venezolano no aclara el contenido de las negociaciones. Mantiene en secreto lo pactado. Como muchas de las cosas que hace. Chávez eliminó los secretos de Estado, y parece que Maduro los reasumió. El Gobierno Venezolano tiene mucha culpa en esto por el secretismo. Debería informar claramente los términos del acuerdo, los precios, cómo se recibirán las regalías e impuestos, y demás condiciones del acuerdo.

El Gobierno considera que necesita llegar a un acuerdo con la Chevron para aumentar la producción petrolera. Claro que sería bueno para la reactivación económica. Pero, ¿a qué precio?

Nos quieren imponer la forma de pago y el mercado (sólo para EEUU y de ninguna manera, directa o indirectamente, a Rusia o Irán). No nos permitirían, por ejemplo, dejar una porción al mercado interno. Seguramente querrán imponer el precio y otras condiciones. Por ejemplo, una fuente (https://www.aporrea.org/energia/n378659.html) dice que
"PDVSA no recibirá ningún beneficio de la venta de crudo porque, según se aclaró, estos irán dirigidos al pago de la deuda a Chevron". Como dijo Bolívar, eso albinos son capaces de vendernos por un real.

Y algo muy grave, nos quieren imponer con cuáles contratistas trabajar, por supuesto importar los insumos, maquinarias y todo de empresas gringas. Y esas contratistas las conocemos: las de seguridad no son más que paramilitares: Halliburton, Schlumberger, Baker Hughes y Weatherford (Licencia General 8). ¿Vamos a permitir que nos metan sus paramilitares en nuestras narices?

Pero más allá de negociar un acuerdo digno, constitucional, que sí es posible, yo pienso que no debemos vender petróleo a EEUU hasta que levante completamente las sanciones. Sin condiciones. Si hemos aguantado años con el bloqueo, podemos aguantar más. Tenemos muchos amigos en el mundo a quiénes vender. Y más importante aún: tenemos que seguir trabajando en romper la unipolaridad, establecer acuerdos con nuevos polos, para ir a la multipolaridad, y más allá: a la omnipolaridad, unidad en la diversidad.

En resumen, que sólo le podemos vender a EEUU, que no podemos dedicar parte a nuestras necesidades, que sólo le podemos comprar insumos, maquinarias a ellos, que nos pagan los impuestos y regalías por triquiñuelas, que el precio es el que ellos dicen, que nos imponen paramilitares, … por la parte negativa.

Que permite la reactivación petrolera en ciertas áreas y más actividad económica en el país, que es un avance en el levantamiento de las sanciones unilaterales… por lo positivo.

Pero la discusión se dispersa cuando se pretende basar en si pagarán regalías e impuestos o no. Pero, si no le deseamos vender a ellos, ¿para qué hablar del cómo? Es hacia allí a dónde nos quieren llevar. "Miren, logramos una negociación digna, sí pagarán impuestos y regalías, logramos esto y lo otro", nos dirán.

Es también importante que no actuemos por venganza, como algunos han expresado. Se trata de principios, no de retaliación. Ninguna de mis acciones políticas va acompañada ni de odio ni de revanchismo, sino de justicia. Pero si el gobierno ha decidido hacer la negociación, bueno, que la haga apegado lo más posible a la justicia, pensando en la reactivación económica. Entre ambos gobiernos no creo que busquen ganar - ganar, y mucho menos sinergizar, pero ambos podrán sacar algo de provecho. Hasta los enemigos más acérrimos se han visto obligados a negociar y pactar en determinados momentos. Yo no soy madurista, lo que soy es chavista y socialista, pero hay que ser objetivos.

En lo personal yo digo: NO vendamos petróleo a EEUU. Reactivemos, sin condiciones, sin sanciones unilaterales. Mantengamos la dirección anti imperialista. El objetivo es a largo plazo. Revolución mundial.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1831 veces.



Leopoldo Alberto Cook Antonorsi


Visite el perfil de Leopoldo Alberto Cook Antonorsi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Leopoldo Alberto Cook Antonorsi

Leopoldo Alberto Cook Antonorsi

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Energía y Petróleo para el Pueblo


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad