Quieren dividir a jubilados de Pdvsa

"Nos asisten la moral y la verdad y contra eso nadie puede"

Hugo Rafael Chávez Frías

(Asamblea Nacional, 15 de enero de 2006)

Luego de haber iniciado una lucha para restablecer viejas conquistas laborales y sociales alcanzadas a lo largo de los años, por el colectivo de jubilados de la industria petrolera y petroquímica nacional, pareciera que en los últimos meses hemos retrocedido o al menos equivocado la estrategia para el logro de nuestros objetivos.

Hasta la fecha no se ha resuelto el problema y luego de la llegada de una junta directiva a la Asociación de Jubilados (AJIP) que logró despejar el camino para desenmascarar el fraude perpetrado contra el Fondo de Pensiones y sus recursos, ahorrados en divisas y manejados en su momento, por una junta administradora al servicio de la gestión del prófugo de la justicia Rafael Ramírez Carreño.

Los montos y los primeros intentos de despojo de los haberes e intereses del Fondo de los jubilados de Pdvsa, quedaron al descubierto y fueron públicos y comunicacionales, cuando en los Estados Unidos de Norte América se descubrió un fraude financiero.

El acto ilícito que trascendió a la opinión pública fue instrumentado por un agente del mercado bursátil, autorizado por Rafael Ramírez Carreño y que fue detenido por la justicia norteamericana, al querer evadir leyes fiscales hasta por un monto superior a los 350 millones de dólares pertenecientes a los jubilados de Pdvsa.

Después gracias a la gestión de la nueva junta directiva de Ajip, liderada en su momento por el trio de Héctor Villalobos, Helena Pino Blanca y Omar Antúnez, junto a otros jubilados como la doctora Irma Sosa, quienes hicieron exposiciones de los alcances de la deuda a los jubilados en el Zulia y en Caracas que en su momento superaban los 7 mil millones de dólares.

En aquellos momentos se incluía además de los haberes e intereses, algunos bienes e inmuebles de los cuales todavía no se ha dado a conocer o al menos hechas públicas, el total de los balances de las auditorias de los años 2015, 2016, 2017, 2018. 2019 y lo que va del 2020.

Transcurridos los meses y hechos algunos pasos e intentos para ser atendidos por la Junta Directiva de Pdvsa y en su representación la Junta Administradora del Fondo (APJ-PDV) del tiempo la actual, la Junta Directiva de la industria petrolera presidida por Asdrúbal Chávez, conoció de la realidad del fraude financiero cometido contra el Fondo de Pensiones con una deuda pendiente.

Esta deuda ha sido también conocida por el Presidente "Obrero" Nicolás Maduro Moros y todas las instituciones del Poder Moral (Defensoría del Pueblo, Contraloría General de la República y Fiscalía General de la República) y hasta la fecha, no han dado una respuesta coherente y responsable; cosa que como revolucionarios cuestionamos, porque sabemos riñe con los valores pregonados por la Revolución Bolivariana.

A raíz de los últimos pasos dados en la lucha por recuperar el Fondo de Pensiones y donde algunos protagonistas, tratan de darle un ingrediente político que consideramos negativo.

Estos hechos nos recuerdan y nos llevan a los intentos dados por la "Gente del Petróleo" cuando el Golpe de Estado, contra el Comandante Hugo Chávez en los años 2002 y 2003 y el atentado terrorista contra Pdvsa.

Los esfuerzos no han cesado y en la lucha emprendida por lograr el pago de los intereses y pagarés pendientes por parte del Estado venezolano representado en Pdvsa, los jubilados se mantienen y para ello es necesaria la unidad por encima de las diferencias políticas que pudieran existir.

En los últimos años han surgido propuestas muy claras representadas por la institución que nos agrupa como lo es Ajip, a la cual quieren dividir; sin dejar de reconocer, que existen otros esfuerzos que apuntan a la reivindicación y conquista de nuestros objetivos como jubilados los cuales consideramos superiores a los intereses políticos que nos quieren dividir.

Hemos sostenido públicamente que somos chavistas convictos y confesos pero que no somos genuflexos y esto lo mantenemos, por considerar superiores los objetivos de nuestra lucha laboral la cual tiene a su vez elementos jurídicos y morales que están por encima de las diferencias políticas.

En este sentido y por el justo reclamos de nuestros haberes e intereses del Fondo de Pensiones pensamos que debe haber claridad por parte del Estado venezolano y en este caso de Pdvsa y la Junta Administradora del Fondo (APJ-PDV).

En últimas notas hemos sostenido y explicado al colectivo de jubilados lo que ocurre con nuestros reclamos. Consideramos justa la presencia de los jubilados en la calle y en sus diferentes manifestaciones, pero al mismo tiempo no compartimos cualquier intento que quiera manipular nuestra lucha y buscar prebendas políticas.

Igualmente, los jubilados estamos conscientes de la situación que vive el país debido a las sanciones de los Estados Unidos, las cuales sabemos afectan la estabilidad económica y financiera de Pdvsa y por ende del Estado venezolano; pero en nuestro caso hay un hecho pendiente de justicia, el cual amerita una respuesta.

Esto lo debemos evitar para que no se traté de vincular nuestra lucha de los últimos meses con la dinámica política. Todo ello coincide cuando se avecina una contienda electoral en nuestro país y la cual no debe mezclarse con nuestros objetivos laborales.

Para ubicar nuestros últimos reclamos hemos destacado lo siguiente: "El debate continúa y los 30 mil jubilados de la industria petrolera y petroquímica nacional buscamos conseguir, a pesar de las dilaciones de Pdvsa y su Junta Directiva encabezada por Asdrúbal Chávez, el pago de nuestros intereses de los pagarés de más de 1.750 millones de dólares al 9,5% y los pagos congelados de más de 600 dólares por jubilado".

  • Para los 30 mil jubilados este pago ascendería a un total de 3 millones 150 mil dólares; es decir, lo que sumaría una deuda inmediata de en un solo pago, de 105 dólares por jubilado los cuales se han venido pagando con gotero (nos pagaron dos cuotas).

Los jubilados hemos encontrado a través de la Asociación de Jubilados de la Industria Petrolera y Petroquímica, AJIP y una más reciente, la organización conocida como la Hoja de Ruta (HDR) que se concreten nuestros reclamos y peticiones ya dadas a conocer públicamente.

En días recientes fue acordada una reunión por parte de la Junta Directiva de Pdvsa, representada por Asdrúbal Chávez, la Junta Administradora del Fondo (APJ-PDV) con Iris Medina; Ajip en la persona de su presidente Héctor Villalobos y por la Hoja de Ruta (HDR) la Dra. Irma Sosa (jueves 10 de septiembre).

La nueva reunión la seguimos esperando y frente a Pdvsa nuestra posición debe estar unida y fortalecida. Para ello necesitamos una visión superior a los mezquinos intereses políticos o de ambiciones personales de quienes buscan pescar en rio revuelto (sindicalistas politiqueros).

En el colectivo de jubilados formamos parte gente adulta y profesional y somos integrantes junto a nuestros familiares o sobrevivientes, de más de 30 mil personas de la tercera edad; entre ellos, adultos mayores con cuatro dedos de frente y con una mentalidad clara en nuestros objetivos y no vamos a permitir que nos dividan.

Para ello exigimos responsabilidad y claridad en los líderes quienes nos representan en las actuales circunstancias, tanto por parte de Ajip como de la HDR.

Nuestros dirigentes deben dar muestras de transparencia, honestidad, claridad, visión unitaria y reivindicativa por encima de mezquinos intereses politiqueros que pretendan dividirnos.

En la unión esta la fuerza y si lo tenemos claro los 30 mil jubilados de la industria petrolera y petroquímica nacional, debemos apartar a los pescadores en rio revuelto… ¡Venceremos!

¡Amanecerá y veremos!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1696 veces.



Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marco Tulio Arellano

Marco Tulio Arellano

Más artículos de este autor