Impunidad con el Acaparamiento y la Especulación

 Cuando se refiere que existe una impunidad, es por la sencilla razón, es común ver como se especula contra un pueblo indefenso y débil jurídico, ya que los grandes distribuidores cuentan con métodos eficientes para burlar los controles, más aun cuando no existe la voluntad de funcionarios capaces de enfrentar estos indolentes, el pueblo carece de la protección del órgano rector, que debe controlar, vigilar y fiscalizar, como es el INDEPABIS, ya han cambiado a varios coordinadores regionales, persistiendo los problemas de especulación y acaparamiento, no se ve en la calle los operativos, los cuales era costumbre, donde había una lucha tenaz contra los capitalistas que tienen el poder adquisitivo de comprar grandes cantidades de productos de primera necesidad.

    No es posible que existiendo todo un aparataje de estado, con sus respetivos instrumentos legales y un organismo que debe velar por el fiel cumplimiento de la independencia y soberanía alimentaria, además de proteger los bienes y servicios básicos, según lo establecido en decreto de reforma parcial del decreto nº 5.197 con rango, valor y fuerza de ley especial de defensa popular contra el acaparamiento, la especulación, el boicot y cualquier otra conducta que afecte el consumo de los alimentos o productos declarados de primera necesidad o sometidos a control de precios, se observe en las calles productos de primera necesidad, que en los establecimientos comerciales adecuados para ello, no hay en sus anaqueles, que sucede entonces?, en la economía informal lo venden más caros y no hay un control .

    Es necesario que el INDEPABIS,  realice operativos pero atacando el problema desde la raíz, fiscalizando y controlando a los distribuidores mayorista, ya que la economía informal es el último eslabón de la cadena, a estos últimos, es lo que han perseguido últimamente, por ende continua la problemática, no cumpliendo con el objetivo del Indepabis, es crear estabilidad y garantizar a la población acceso a los bienes y servicios de primera necesidad, y evitar que se registren ilícitos económicos como la especulación y el acaparamiento, que crea inestabilidad económica, social y política.

    No quiero personalizar la problemática ni avalar una gestión, pero los dos últimos coordinadores regionales, que ha tenido esta institución han dejado muy mal parado el proceso revolucionario, al parecer carecen de la mística de trabajo revolucionario y solo son burócratas del poder, ausentes de la calle, falta de un trabajo coordinado con el poder popular, con los consejos comunales, para realizar la adecuada contraloría social, es hora de frenar estos males que hacen mella en la mesa y hogares venezolanos.  ¿Por qué aun continúan en estas funciones estos funcionarios? ¿A que jugamos al caos y descontento popular? ¿Dónde están las 3 R?  

    alexanderjimenez2021@hotmail.com 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2566 veces.



Alexander Jímenez


Visite el perfil de Alexander Jimenez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: