Saboteadores preñados de buenas intenciones

Respuesta a los aporreadores del Metro de Caracas

Si yo fuese Ramos Allup hubiese dicho patidifuso o sobrecogido, pero como mi vocabulario no es tan florido simplemente digo que me quedé desconcertado ante unos artículos publicados en Aporrea en los cuales se despotrica de la labor gerencial del Ministro Francisco Garcés en el Metro de Caracas, que es una empresa adscrita al Ministerio del Poder Popular para Transporte y Comunicaciones.

No tengo el propósito de defender la labor del Ingeniero Garcés en el Ministerio  por que la desconozco.  Pero sería absurdo achacarle las fallas que ocurren en el Metro.  Voy a enumerar algunas de las consideraciones por las que opino así.

Primero: La empresa C.A. Metro de Caracas tiene su propio equipo gerencial que viene dirigiéndola desde hace mucho tiempo, antes que fuera nombrado el Ingeniero Garcés como Ministro del Poder Popular para Transporte y Comunicaciones.

Segundo: Los usuarios del Metros estamos conscientes que las fallas del sistema no son nuevas, desde hace varios años atrás las hemos estado sintiendo.

Tercero: Tal como los medios de comunicación del Sistema Nacional de Medios lo han venido pregonando, el aumento del número de pasajeros en el sistema del Metro ha sido vertiginoso.  Las ventajas del metro, aún con sus fallas, hacen que los caraqueños lo prefieran como su modo de transporte.

Cuarto: Se han sumado al sistema del Metro nuevas líneas, el Metro de Los Teques y el Tren de los Valles del Tuy.  Y todas estas líneas vienen a alimentar la línea Uno (Propatria – Palo Verde).

Quinto: Opino que los planificadores de las obras del Metro saturaron la estación Plaza Venezuela, haciendo llegar tantas líneas a la misma estación.

El ingeniero Garcés tiene cuatro meses en el cargo de ministro de Transporte y  Comunicaciones, por lo cual es imposible que en tan poco tiempo haya podido enderezar los entuertos del Metro.  ¿Acaso se le puede criticar que no cambió al equipo gerencial del Metro una vez que ocupó la cartera de Obras Públicas? Hubiese sido un acto irresponsable de su parte haber procedido a desmantelar un equipo de trabajo sin antes no analiza la situación existente. 

Lo que más me llamó  la atención de estas críticas es la posición que toma la Diputada Haydee Machín.   Sus críticas desproporcionadas me hacen sospechar que esta señora hace años que no se monta en un  vagón del Metro. Afirma que se dura horas y horas de espera  y eso es una gran mentira.  Cuando el tren se retrasa, los operadores informan a los usuarios del inconveniente para que tomen sus decisiones y sería absurdo esperar horas y horas si se sabe que no llegará el vagón, además las autoridades del metro cierran las estaciones e informan que no está operativo el sistema.

La diputada dice que “…en medio del apelotamiento de inmensos grupos de personas en cualquier estación (Capitolio, Gato Negro u otra), mientras en Propatria, La Hoyada hay dos (2) o más trenes parados; sin que ningún funcionario resuelva la emergencia”. La diputada ha sido muy afortunada de ver dos (2) o más Metros parados en La Hoyada, algo muy difícil de presenciar puesto que los andenes solo tienen capacidad para un solo tren. Por eso dudo de sus palabras.

La  diputada generaliza problemas puntuales: “No hay aire acondicionado en los vagones, las escaleras mecánicas no funcionan, entrar al tren o vagón implica un terrible proceso, donde el usuario recibe golpes, empujones, patadas, haciéndole imposible el acceso a las mujeres o niños”. Señora diga la verdad, en pocos pero muy pocos vagones  no hay aire acondicionado. No todas las escaleras mecánicas están desperfectas.  Si la generalidad fuera como usted dice que para entrar al vagón el usuario recibe golpes, patadas, etc. no se montarían los miles de niños escolares, los ancianos, mujeres preñadas y discapacitados, tal como lo hacen a diario. 

Diputada usted en su escrito justificó la acción que tomaron unos pocos facinerosos y que para protestar la irresponsabilidad del personal del Metro.

Se lo repito, estoy seguro que hace tiempo usted no se monta en el Metro.  En las dos últimas semanas se habían venido agudizando los retrasos en el servicio.  No hacía falta ser suspicaz o muy avispado para apreciar lo que estaba sucediendo. En la línea uno y especialmente en las horas pico, en todas las estaciones impedían el cierre de las puertas de los vagones a pesar de las llamadas de atención que hacían los conductores advirtiendo que estaban ocasionando retrasos en el sistema de los trenes.  Este impedimento de cerrar las puertas lo alternaban tocando los botones de alarma, por lo cual los operadores se veían impedidos de arrancar el equipo.

Saque usted la cuenta: de Palo Verde a Propatria en veinte estaciones que se retrase cinco minutos, eso sumaría cien minutos, equivalente a una hora y cuarenta minutos de retraso en cada tren. 

Dígame si esas acciones no estaban planificadas.  Se puede denominar esto protesta.  Eso sencillamente se llama SABOTAJE.

Diputada, usted como persona dedicada a la política debería ser muy sagaz.  Esta acción en contra del Metro y la campaña contra el Ministro Garcés, es una burda maniobra de la oposición para contrarrestar el grandioso logro que ha cosechado el proceso revolucionario y particularmente el Presidente Chávez por el desmantelamiento de la mafia de empresas constructoras e inmobiliarias, y que ha reivindicado a miles de familias aspirantes a tener una vivienda y que habían sido estafados por estos delincuentes.  Delincuentes que siguen siendo defendidos por los medios de comunicación y partidos políticos de la ultraderecha.

Usted señora diputada, debe tener claro que es fundamental para el avance en la construcción del Modelo Socialista apartar las piedras y trabas que se le ponen en el camino. Por lo cual digo que es desconcertante que alguien que apoye este proceso aúpe, aplauda y justifique estas actividades terroristas desestabilizadoras.

Otro opinador en Aporrea manifestó que compartía la opinión del juez que se ocupó del caso y que sentenció: ni terrorismo, ni saboteo oposicionista, simplemente protesta de usuarios/usuarias descontentas.  A este ciudadano se le olvida que un grupo de magistrados del Tribunal Supremo de Justicia también sentenció que el 11 de abril no hubo golpe de Estado si no un vacío de poder, y que los militares que apresaron al Presidente Chávez estaban preñados de buenas intenciones. 

Dirección electrónica: prqg@hotmail.com

http://pedroquinterogamboa.blogspot.com/ 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3080 veces.



Pedro Quintero Gamboa


Visite el perfil de Pedro Quintero Gamboa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Quintero Gamboa

Pedro Quintero Gamboa

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición