Desarreglando el Desastre: Conferencia Internacional sobre Tecnologías de Intervención Climática

Esta semana, del 22 al 26 de marzo, se está desarrollando en Pacific Grove, California-EE.UU., la 'Asilomar* Conferencia Internacional sobre Tecnologías de Intervención Climática, patrocinada por el Fondo de Respuesta Climática (Climate Response Fund), en la que una multitud de científicos está deliberando sobre posibles medidas para 'contra-balancear' el cambio climático y sus impactos. El tipo de medidas propuestas para mitigar el cambio climático pertenecen al ámbito de la geo-ingeniería y técnicas de intervención climática, como esbozado en la agenda de trabajo de la Conferencia. (1)

La agenda misma puede ser descrita de mejor manera como un abánico de propuestas para la 'gerencia del desastre', con el objetivo de 'moderar' el cambio climático global. Entre los diversos aspectos pertenencientes a la ciencia física de la intervención climática nos encontramos con experimentos que responden a la 'Gerencia de la Radiación Solar' o la 'gerencia del cambio climático en la estratosfera y más allá', que investigan el potencial que pueda tener la presencia de aerosoles en la troposfera o estratosfera para limitar la entrada de la radiación solar. Bajo los enfoques específicos de la Gerencia de la Radiación Solar figuran la inyección, a la estratosfera, de sulfato u otros materiales con cobertura global o regional, la desviación satelital de la radiación solar, el aclaramiento de nubes a escala global o regional por medio de la inyección de sal marina o dimethyl sulfuro (dms), el aclaramiento oceánico como otra medida de desviar la radiación solar, la intervención ártica, y la intervención específica regional relacionada a la modificación de huracanes y la desviación de tormentas, entre otros.

Un momento. - ¿'Rociar la estratosfera con sulfato u otros materiales'? -¿'Modificación de huracanes y desviación de tormentas'? Hasta hace poco, sugerir que este tipo de experimentos está siendo considerado en serio por grupos de científicos de alto nivel o que efectivamente ya podrían estar ejecutándose en este mismo momento, solía ser denunciado como la fantasía patética de los teóricos globales de la conspiración, vueltos locos. Pero hoy y ante el debacle de Copenhague, de repente vemos el surgimiento de un Equipo de Gerencia de la Crisis Global Climática, listo para sacarnos del desastre mediante la geoingeniería.

Echemos una mirada más cercana a las técnicas 'innovadoras' propuestas para desviar la radiación solar, especialmente bajo la consideración de que estas ya han estado operando por un buen tiempo. Desde hace años, el alemán Werner Altnickel, anterior activista de Greenpeace, quien obtuvo la distinción del Premio Solar alemán y europeo por sus proyectos alternativos de energía solar, implementados con éxito en su ciudad natal Oldenburg, se ha referido a la ya existente práctica de 'rociar la estratosfera con sulfato u otros materiales' como descrito en la agenda de trabajo del Fondo de Respuesta Climática, en términos de un crimen químico, cometido directamente encima de nuestras cabezas, claramente visible para el público en forma de las llamadas huellas químicas (Chemtrails) y documentada en miles de videos y fotos publicados en miles de sitios web en Internet. (2) Altnickel advierte que la inyección de químicos y partículas metálicas a la estratosfera (poliméricos, fibras, cadmio, bario, aluminio, titanio, mercurio, plomo) (3) no sólo constituye un intento tecnológico altamente cuestionable para contener y mitigar los efectos del cambio climático, sino también un medio para manipular el clima y para crear campos de inducción, de especial interés para fines militares tales como la amplificación o interrupción de tecnologías de comunicación. La inyección de químicos ha estado efectuándose a partir de los años noventa, con cobertura intensa y amplia sobre Norteamérica y la mayoría de los países europeos. Altnickel sospecha que el retiro de los EE.UU. del Protocolo de Kyoto bajo el gobierno de George W. Bush se debe en primer lugar a la suposición de que resulta más económico para los gobiernos rociar los cielos, y más lucrativo para las corporaciones que proveen la logística, tecnología y las sustancias a ser regadas, que implementar y atenerse consecuentemente a las regulaciones en materia ambiental que protegen eficazmente el medio ambiente. La contaminación ambiental como resultado de una inyección masiva de químicos y partículas metálicas a la atmósfera y los peligros subsiguientes para la salud pública por exposición a elementos perjudiciales, contradicen la 'mitigación de los efectos del cambio climático' que ahora se está proponiendo en forma de la implementación de estas técnicas. Para Altnickel, el único camino pacífico que puede llevar a la resistencia popular en contra de estas prácticas contaminantes y altamente peligrosas es despertar la conciencia de la gente, hacerles ver qué es lo que está pasando, y fomentar el conocimiento y la comprensión publica de estos fenómenos por medio de las nuevas tecnologías de comunicación.

Vale destacar que entre los principales Consejeros Científicos del Fondo de Respuesta Climática, patrocinadora de la 'Asilomar Conferencia Internacional sobre Tecnologías de Intervención Climática', figura Edward A. Frieman, Profesor e Investigador, Instituto de Geofísica y Física Planetaria, Universidad de California, San Diego, y Primer Vicepresidente de Ciencia y Tecnología en la Corporación Internacional para la Aplicación de la Ciencia, SAIC o Science Applications International Corporation en inglés. (4) Para nuestras lectoras y lectores venezolanos, SAIC es notoriamente conocido y recordado como la Corporación que, mediante su subsidiaria INTESA, poseía y gerenciaba los componentes tecnológicos y electrónicos de la Compañía Petrolera estadal de Venezuela, PDVSA, y que supervisó y condujo el sabotaje electrónico y la clausura del cerebro electrónico de la industria petrolera durante los eventos de 2002-2003 que aquí se conocen como el paro-sabotaje petrolero del corazón industrial de Venezuela. De acuerdo a una investigación realizada por Donald L. Barlett y James B. Steele en marzo de 2007, (5) SAIC es una compañía privada que figura entre los principales contratistas del gobierno estadounidense, tiene un personal de 44000 empleados y mantiene un verdadero récord de unos 9000 contratos activos individuales con el gobierno de EE.UU., lo que se traduce en ganancias anuales entre 8 y 12 billones de dólares. El producto principal de la compañía es 'poder cerebral' y experticia en asuntos relacionados con la 'seguridad nacional' de los EE.UU.:

„(...) SAIC es lo más refinado en el negocio del cerebro. Vende a seres humanos quienes tienen una experticia particular - experticia en armas, en seguridad de la patria, vigilancia, sistemas de computación, 'predominancia informática' y 'guerra informática'. Si la CIA necesita un experto externo para investigar silenciosamente si sus empleados están utilizando sus computadoras para sus propios negocios, contrata a SAIC. Si el Servicio de Inmigración y Naturalización de los EE.UU. necesita una nueva software para guardar los datos, contrata a SAIC. Efectivamente, SAIC es dispuesta a proveer experticia en lo que sea, siempre y cuando haya un contrato de gobierno por medio que paga para sus servicios - como casi siempre suele ser el caso.“ (6)

Dado el trasfondo brevemente esbozado arriba en relación a una posible aplicación militar de la Ingeniería de la Radiación Solar, es francamente preocupante pensar que el mismo Primer Vicepresidente de Ciencia y Tecnología de la SAIC figure entre los principales consejeros científicos del Fondo de Respuesta Climática, que está patrocinando la Conferencia sobre Tecnologías de Intervención Climática esta semana en Pacific Grove, California. El compromiso de la Conferencia de tomar en consideración el contexto social de la intervención climática, como también la legislación internacional para la Intervención Climática (ENMOD), 'principios éticos' y el contexto económico de la intervención climática, no logra tranquilizar la mente. Y es por esta razón que el evento final de la Conferencia será una 'discusión plenaria sobre cambio climático, actitudes públicas, los medios, y una mirada a las implicaciones para el discurso público sobre intervención climática'; léase: un esfuerzo por resolver el problema de cómo trabajar la opinión pública mundial para que acepte y apruebe la aplicación de estas técnicas tipo 'desarreglando-el-desastre-climatológico'.

La venidera Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra (7), a realizarse en Cochabamba, Bolivia, del 19 al 22 de Abril, definitivamente tendrá que poner en su agenda el peligro que constituye esta especie de Lobby de Gerencia del Cambio Climático, una propuesta que, más que combatir las causas profundas del problema, se dispone a agravar el desastre de múltiples maneras. Los tres postulados básicos de la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra, a saber, determinar y combatir las causas estructurales del cambio climático, vivir en armonía con la naturaleza y reconocer y establecer los derechos de la Madre Tierra, son pilares fundamentales en lo que se puede considerar el único camino viable para una respuesta efectiva a las amenazas para la supervivencia humana. Reconocer que el cambio climático es el "producto de un modelo de vida y de desarrollo como el sistema capitalista y otros basados en la premisa de la supremacía del ser humano sobre la naturaleza", reconocer que es necesario de retar "al actual sistema de sobre-consumo, derroche y mercantilización de todos los aspectos de la vida y la naturaleza", y entonces exigir que los derechos de la Madre Tierra sean reconocidos y defendidos, es imperativo para la supervicencia planetaria. Agravando el desastre climático y explotándolo con fines de sacar ganancias de nuevas tecnologías y técnicas de intervención climática, es pavimentar el camino al infierno. La Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra tiene que enfrentar las tecnologías de intervención climática, la geoingeniería y la guerra global ambiental.


Notas

(*no se pudo determinar el significado de este acrónimo)

(1) http://climateresponsefund.org/index.php?option=com_content&view=article&id=137&Itemid=81
(2) http://www.youtube.com/watch?v=czde8N6zu0U
(3) http://www.chemtrails-info.de/chemtrails/chemikalien.htm
(4) http://climateresponsefund.org/index.php?option=com_content&view=article&id=51&Itemid=60
(5) http://www.vanityfair.com/politics/features/2007/03/spyagency200703
(6) Ibidem, nuestra traducción.
(7) http://cmpcc.org/

jutta@franzlee.org.ve
Visítenos en: http://juttaschmitt.blogspot.com/


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2972 veces.



Jutta Schmitt


Visite el perfil de Jutta Schmitt para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: