Juicio a Micheletti

La decisión del tribunal alemán de Nuremberg promulgada el jueves 24 de diciembre de 2009 de dictar orden de arresto contra el ex dictador argentino Jorge Rafael Videla (1976-1983), luego que reabrieran el proceso por la desaparición de ciudadanos alemanes durante la última junta militar que presidió en Argentina, debe servir de acicate para proceder de manera similar contra el golpista Roberto Micheletti Bain. Recordemos que este funesto personaje fungía como presidente del Congreso Nacional de Honduras el 28 de junio de 2009, cuando se autodesignó, cual Carmona venezolano, como Presidente de Honduras en una parodia montada en conjura con el Congreso, luego del golpe de estado que destituyó vilmente al presidente constitucional Manuel Zelaya Rosales.

¿Quién es, de dónde procede este siniestro personaje político devenido en Dictador? Roberto Micheletti Bain nació el 13 de agosto de 1943 según algunas fuentes[] o de 1948 según otras, en el municipio de El Progreso (Yoro), siendo el penúltimo de un total de nueve hermanos. Sus padres fueron Donatilla Baín Moya y Humberto Micheletti Brown. Es político y empresario hondureño, miembro del Partido Liberal de Honduras. En 2008 intentó conseguir la nominación del partido para presentarse como candidato a la presidencia de la república en las elecciones presidenciales de 2009, pero fue derrotado por el vicepresidente Elvin Ernesto Santos.

A raíz de la conjura del 28 de junio, la comunidad internacional considera a Manuel Zelaya como el "presidente constitucional y debidamente electo de Honduras", y a Micheletti un mandatario de facto ascendido por medio de un golpe de estado.[] Ningún gobierno reconoció a Roberto Micheletti como Presidente de Honduras hasta que el gobierno de EE.UU resolvió darle su espaldarazo y erigirse como el principal baluarte de su permanencia, por encima de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que condenó en una resolución el golpe de estado y declaró que no reconocería a ningún gobierno surgido tras la ruptura del orden constitucional. Por su parte, la Organización de Estados Americanos condenó mediante su resolución número 953 el golpe de estado y suspendió posteriormente a Honduras como miembro de la organización mientras no se restaurase el gobierno democrático de Zelaya. Posiciones similares adoptaron otras organizaciones internaciones, como la ALBA y UNASUR, así como la Unión Europea.[]

En su primera alocución al asumir la presidencia, Micheletti negó haber alcanzado dicho cargo "bajo la ignominia de un golpe de Estado", calificando de "proceso de transición absolutamente legal" el proceso por el cual alcanzó la presidencia, afirmando que el ejército había cumplido "con la función que le ordenó la Corte Suprema de Justicia a través de los juzgados, la fiscalía y el mayor sentimiento del pueblo hondureño". Anunció que mantendría la convocatoria a elecciones para el 27 de noviembre de 2009. Micheletti aseguró que abandonaría el cargo tras las elecciones, el 27 de enero de 2010.

Sin embargo, las más crueles represiones, con flagrantes violaciones a los derechos humanos, asesinatos de ciudadanos hondureños de por medio, censura a los medios de comunicación social, asedio a embajadas, han acompañado la dictadura de Micheletti durante estos últimos seis meses. A ello se une la caída de la producción, del comercio, las relaciones internacionales en su mínima expresión, con el saldo de la caída de la muy deprimida calidad de vida de los hondureños.

El 27 de noviembre, como estaba previsto, se realizaron las elecciones presidenciales con una abstención estimada en el 75% de los ciudadanos inscritos en el Registro Electoral. En tanto, el Presidente depuesto, Manuel Zelaya, se encuentra refugiado en la Embajada de Brasil acompañado de un grupo cada día más reducido de copartidarios.

El pueblo hondureño, de manera estoica, pero rebelde y digna, se niega a aceptar la situación que padece su país, apuntalada por militares que cuentan con el apoyo y asesoramiento de los militares estadounidenses acantonados en la Base Militar Hernán Acosta Mejía –Soto Cano- en las afueras de Tegucigalpa.

¿Por qué el Golpe de Estado? En los meses previos al 28 de junio se desarrolló en Honduras una crisis política debido al enfrentamiento entre el presidente Manuel Zelaya y el Congreso Nacional y la Corte Suprema, sobre la legalidad de una consulta, cuyo objetivo inmediato era saber si los hondureños estaban de acuerdo en que en los comicios de noviembre se colocase una llamada "cuarta urna" para votar un referéndum y cambiar la constitución por medio de una Asamblea Constituyente. Los opositores a Zelaya afirman que buscaba con esta modificación a la constitución su reelección, aunque Zelaya lo negó. La Corte Suprema de Justicia y el Tribunal Superior Electoral calificaron la consulta como ilegal, en base a una ley aprobada posteriormente a la realización de la convocatoria (cinco días antes de la celebración de la consulta) expresamente para prohibirla. A pesar de esas opiniones, Zelaya mantuvo la consulta para junio y ordenó al Ejército distribuir papeletas de votación, de conformidad con su papel en la realización de elecciones. Después de que el jefe del Ejército, Romeo Vásquez Velásquez, se negase a obedecer esta orden, Zelaya lo destituyó de su cargo, lo que provocó la renuncia de los jefes de la Armada y la Fuerza Aérea.

Los hechos posteriores han servido para poner a prueba la fortaleza de las instituciones democráticas del continente y del mundo, así como el papel que desempeñan los EE.UU. como poder hegemónico mundial. Muchos latinoamericanos opinamos que el “Golpe de Honduras” es la primera de una “escalada” del Poder Imperial para recuperar los espacios perdidos en su “patio trasero”, en Latinoamérica. Otras manifestaciones en este orden son el despliegue de la IV Flota en aguas del Mar Caribe y las Siete Bases Militares en Colombia.

La gran lección que ha de producirse ante estos hechos debe ser el juicio y condena al principal culpable de esta asonada:Roberto Micheletti Bain.


26 de diciembre de 2009.
cepo39@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3737 veces.



César Prieto Oberto

Profesor. Economista. Miembro de Número de la Academia de Ciencias Económicas del Estado Zulia. Candidato a Dr. en Ciencia Política.

 cepo39@gmail.com

Visite el perfil de César Eulogio Prieto Oberto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a92330.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO