¿Qué hacer si se afianza la dictadura en Honduras?

Mas allá de saber que la máxima dirección del Imperialismo ha dirigido y mantiene el Golpe de estado en contra de un gobierno que les estaba resultando muy incomodo y peligroso para sus intereses en una de sus repúblicas bananeras, como llamaron a la hermana Honduras desde principios del siglo pasado, el internacionalismo proletario debe discutir desde la praxis qué hacer con una dictadura fascistoide que nace y amenaza con afianzarse en Honduras.

El pueblo hondureño, los trabajadores, los campesinos y los estudiantes no se han lanzado a la calle para jugar a 15 días de playa. Esa masa proletaria consiente, tiene hambre de historia en la lucha por hacer del socialismo un huracán victorioso que recorra todo nuestro continente.

Cada día que pasa fortalece a los fascistas, guachimanes del Estado Hondureño ante las trasnacionales que dirigen al Imperialismo. Se inicia una dantesca cacería humana en las calles de Tegucigalpa, en los caminos y en los campos de la hermana Honduras. 2 semanas, y ya nada se podrá hacer para extirpar a estas hienas hambrientas de carroña, disfrazadas de magistrados, de congresistas, de profesores e intelectuales desclasados, y de cualquier otra metafísica mafiosa y disimulada.

La masa de trabajadores hondureños no le queda otra que tomar las armas, porque si no lo hacen serán masacrados a mansalva, simplemente para castigar su rebeldía y sus ansias de vencer la miseria que le ha impuesto el capitalismo. La deuda que el sistema capitalista tiene con los trabajadores del Mundo es una deuda de sangre. Esta maduro el momento para que las armas proletarias vomiten su fuego de justicia directo al corazón de los opresores.

Las hienas empresarias, mercachiflas, a quienes el Estado burgués ha dado el Gobierno de Honduras, han suspendido el Estado de Sitio para disparar impunemente sobre el Pueblo bajo cualquier peregrina acusación.

Con toda seguridad habrá decenas de miles de líderes en Honduras capaces de conducir una relampagueante acción armada en contra de los militares made in Escuela de las Américas, quizás haya un líder más alto que todos, que conozca la estrategia, que esté armado de la palabra quemante y convincente, pero por encima de todo que tenga las manos callosas de vender su trabajo al maldito capitalismo. Entonces Honduras estaría salvada, la salvarían sus trabajadores.


tutas13@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1573 veces.



Eduardo Mármol


Visite el perfil de Eduardo Mármol para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a82250.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO