No hay que temer al imperio sino al imperialismo norteamericano

Para cualquier analista internacional resulta inadmisible que un país como USA con un poderío militar capaz de meterle miedo hasta los marcianos (si existieran) tenga tanta debilidad táctica y estratega. Esto se hizo evidente en Vietnam, Irak, Serbia, Georgia y otros, donde la superioridad militar no ha logrado los objetivos finales. Según Sun Tzu (563 a.c) en su libro el "Arte de la Guerra" la estrategia es todo lo que está relacionado con la tecnología como táctica. Esto permite deducir que las debilidad de USA esta en la tecnología. Tamaño desparpajo que lleva a muchos a pensar que es un exabrupto

Los principales medios para la fabricación de tecnología son la energía y la información. En información no hay nada que comentar, pero en energía; es de inmensa preocupación para el imperio, causa primordial de las guerras que ha desarrollado en el Siglo XXI, con decisiones no concluida; que obliga a volcarse otra vez, hacia el imperialismo, que llena de preocupación a todos los países Latinoamericano y del Caribe.

El Imperio no tiene límites de bordes, ni espaciales y ni temporales. Se presenta como un nuevo orden, que desvía efectivamente el curso de la historia y fija omnipotente cosas para la eternidad. No solo se contenta con regular las interacciones humanas, sino que busca también manipular su naturaleza. Además, el imperio, en nombre de la paz, en la práctica ha bañado continuamente al mundo en sangre.


El imperio esta metido en el juego energético y el tiempo se le acaba: pero ese es el momento que es más peligroso. A veces le conviene altos precios del petróleo, para vender sus reservas y seguir desarrollando su tecnología militar. Otras veces le conviene bajo precios del petróleo, para llenar sus reservas. No es la OPEP, es el Imperio, quienes le interesan los altos precios. En esa línea Venezuela se siente favorecida, hasta que se le acabe la producción de petróleo a USA. Al Imperio no le interesa que el mundo sepa, cuando se le acaba el petróleo y el gas. Porque la energía, es su principal instrumento estratégico.

Se podría inferir que el Imperio no esta interesado en Latinoamérica, El Caribe y la Amazonía porque su tecnología militar, aplasta, destruye y contamina. Por eso es que considera un ruido, la unión SUR-SUR. Pero si hay que tomar en serio, al imperialismo norteamericano, porque esta busca ampliar sus propios límites territoriales y de dominio social, jerarquizado, donde vigila su propia identidad, pretendiendo que todos tengan el mismo concepto de democracia, derechos humanos y de libertad, excluyendo las diferencias en sentido específico.

Cuales son los compromisos que se adquieren en el ALCA, que un país como México, en la Universidad de Monterrey, se monta un evento extraordinario, organizada por la EGAP (2004) sobre “HACIA UNA SEGURIDAD ENERGETICA NORTEAMERICANA” Lo mismo se puede decir, del Plan Colombia.

La estrategia de dominación de Latinoamérica y el Caribe por el imperialismo se ha propuesto concretar por medio del ALCA continuando con el Perú. Lo sucedido en la provincia de Bagua es un genocidio, desconocer los derechos de esos pueblos, especialmente el territorio que ancestralmente han ocupado y el cual pretende tomar por asalto, pero eso será sobre la sangre de nuestros hermanos. Es por eso, que desde Venezuela, los compatriotas de Olegario Villalobos del Municipio Maracaibo del Zulia, en el cual formo parte, se solidarizan con el valiente pueblo indígena del Perú.


basilioalezama@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2423 veces.



Basilio Armando Lezama Mata


Visite el perfil de Basilio Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: