El Nuevo Mapamundi

El gendarme del capitalismo global se tambalea. La máquina de hacer dólares está que revienta. El barril sin fondo del gasto bélico y el déficit fiscal son las dos caras de una moneda que se derrite ante el recalentamiento del afán hegemonista estadounidense.

La IV Flota es la antítesis de Petrocaribe y el Mercosur. Podemos darnos caché con esas iniciativas que tanto pican a los gringos y sus lacayos vecinos. No tienen otra propuesta, porque el ALCA cayó en Punta del Este ante el eco del discurso guevariano.

En tierras de Nuestra América el mapa se enrojece cada vez más. Las opciones revolucionarias o reformistas de izquierda han copado la escena electoral del continente. Es innegable el avance a pesar de inestabilidades insistentes como la de Bolivia o estilos blandengues como el de Tabaré Vásquez. El empeño imperialista por destruir la Bolivia de Evo tiene como fondo histórico desmadrar el proyecto bolivariano. Igual con las conspiraciones contra nuestro proceso. Con Bolivia hay que restearse. Sin vacilaciones. Y con Chávez ni se diga. 100%.

Una Argentina soberana como la de Cristina, un Brasil progresista como el de Lula, un Ecuador firmemente alfarista como el de Correa, la renovada Nicaragua sandinista, un fortísimo movimiento social nacionalista antiglobalización en México, una Cuba renaciendo cada día revolucionaria, más otras expresiones suaves pero interesantes en Centro y Suramérica y El Caribe, obligan a redibujar el mapa de nuestra adorada región histórica.

Ahora debemos sumar el inefable triunfo de Lugo en Paraguay. Hombre de la Teología de la Liberación, lo más parecido al socialismo raigal del cristianismo primitivo, que lo pregona a viva voz y lo proclama en su discurso de toma de posesión. Es el socialismo utópico más ancestral originado en Nuestra América al calor de la confrontación colonialista que provocó las voces y acciones humanistas de los frailes Pedro de Córdoba, Antonio Montesino y Bartolomé de Las Casas. Es el renacer intenso del Paraguay guaraní que gestó el poderoso desarrollo endógeno en tiempos del Doctor Francia y resistió hasta el último respiro la agresión del Imperio Portugués instalado en Brasil y la oligárquica Argentina de Mitre, más el títere gobierno uruguayo de entonces. Hablamos de la Guerra de la Triple Alianza, pasaje vergonzante de nuestra historia y de la injerencia imperialista en nuestras vidas.

Por allá lejos –física y culturalmente lejos- China, con un inusitado desarrollo económico que asusta a Estados Unidos, que acude presuroso a sembrar armas atómicas en India y Paquistán. Por ahí en Euro-Asia, una Rusia que se niega arrogante a bajar la cabeza y asoma las ensangrentadas bayonetas estoicamente. Un Irán que no se rinde. Un pueblo árabe resistiendo en Palestina, Líbano, Siria, Argelia, Sudan, Yemen. Una nación árabe que debe buscar su unidad perdida por acción de los imperios y traición de algunos propios.

Es el Nuevo Mapamundi que deben estudiar los nuevos estudiantes y los viejos políticos. Un mundo en creación. Créanlo, un mundo que pare un nuevo mundo.

 

"... los Estados Unidos que parecen destinados por la providencia a plagar la América de miserias en nombre de la libertad..."
Simón Bolívar, El Libertador.

caciquenigale@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6515 veces.



Ildefonso Finol

Economista. Militante chavista. Poeta. Escritor. Ex constituyente. Cronista de Maracaibo

 caciquenigale@yahoo.es      @IldefonsoFinol

Visite el perfil de Yldefonso Finol para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: