Derrotada la política de EEUU de torcer el brazo a Venezuela y su gobierno

Digan lo que digan los opositores a Nicolas Maduro y su gobierno, la liberación de Alex Saab, como resultado del intercambio de prisioneros, es un indicio claro e indudable del triunfo de Maduro sobre la política estadounidense de “torcerle el brazo” al gobierno venezolano. Es preciso recordar que con el Decreto de Venezuela como amenaza inusual y extraordinaria a los EE UU, de Barack Obama (2014) formalmente se inicia esta política contra Venezuela.

Es incuestionable que el secuestro de Saab y sus tres años de prisión en cárceles en EE UU fue parte de esta política dirigida a doblegar al gobierno de Maduro. Ahora Maduro declara que ya en negociaciones con Trump se había acordado la liberación de Saab, ante esto apenas podemos afirmar que en política no siempre lo aparente es real. Como olvidar que hasta recompensas por la cabeza de Maduro y de los principales lideres del gobierno salieron a colación en el furor de la política donde “todas las opciones estaban sobre la mesa”.

Lo real, volviendo al caso de la liberación del preso más cotizado en el imperio, es que el gobierno venezolano se sale con las suyas. Logra un objetivo político, por el que aposto fuerte.

Es indudable que en los Estados Unidos se viene imponiendo, por razones geopolíticas mas que por cualquier otra razón, la necesidad de negociar con Maduro y su gobierno. Acaso la flexibilización de las sanciones no responde directamente a la necesidad de obtener petróleo y gas que con la guerra e Ucrania escasea.

Aunque la liberación de Saab pueda no concitar la misma satisfacción en todos, especialmente considerando la campaña que contra este personaje circulo, es claro que el gobierno celebra como una victoria espectacular el logro de este objetivo.

La capacidad de negociar y de dialogar de Maduro y su gobierno, en estos últimos 9 años, con un imperio que no ha dudado en recurrir a las estrategias más insólitas y perversas, ha superado una prueba de fuego. Solo equiparable a los casos en los que la diplomacia cubana, logro en casos similares la liberación de presos, después de largos y complejos procesos de negociación y de acuerdos con los gobiernos estadounidenses.

Cierra este año 2023 con esta nueva victoria política para el gobierno del Presidente Maduro quien tiene por delante la responsabilidad de administrar estos triunfos para evitar que, como en el caso del Referéndum del 3D, terminen dejando entre sus seguidores la sensación de que son menores los beneficios que las ganancias que dejan.

Así como la dirigencia opositora ha menospreciado siempre la capacidad política del Presidente y de su gobierno, es conveniente que desde el gobierno se entienda que mucha gente necesita resolver problemas vinculados a sus realidades (salariales, educativas, de salud, de servicios públicos, etc.) y que demanda mas que promesas de solución, soluciones reales e inmediatas a sus problemas cotidianos y ordinarios.

Las razones geopolíticas se imponen hoy y, como decimos de entrada, la victoria política del gobierno en el caso de Alex Saab, sobre EE UU y su política es indudable y aplastante, digan lo que digan sus adversarios.

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1474 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carlos Luna Arvelo

Carlos Luna Arvelo

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI