Coronavirus: Venezuela ya no será igual

La salud del planeta, es a su vez la salud de las personas.

URGE CAMBIAR LA EDUCACIÓN: NUESTRA POBLACIÓN CREE EN FANTASMAS, BRUJAS, ESPIRITUS, APARECIDOS, MAGIA NEGRA Y BLANCA, PERO NO CREE EN VIRUS Y BACTERIAS.

CAricatura-Covid19-1.jpg

 

El mundo ya no será igual, una vez que logre pasar la pandemia del COVID-19.

Venezuela tampoco debería ser igual. Pero; este cambio no debe originarse por la imposición de las potencias y el modelo que nos obligarán a llevar. El cambio de Venezuela debe surgir de un conjunto de cambios urgentes en el modelo político, económico, financiero y cultural, que entonces repercutirán en lo social, organizativo y ambiental.

El Coronavirus, es parte de la guerra bacteriológica y la guerra multimedios que de nuevo el Imperio EstadoUnidense, desarrolla para mantener su hegemonía. Existen pruebas de que EEUU viene utilizando armas bacteriológicas, desde la segunda guerra mundial; entonces tenemos derecho a pensar que lo está haciendo hoy día también. Poco les importa que muera gente en su territorio, si se observan las estadísticas "con lupa", notaremos que en su mayoría son afroamericanos, latinos e inmigrantes. Si el primer ministro Británico, se atrevió a decir que había que inmunizar al rebaño, entonces; queda al descubierto que la muerte es parte del orden mundial que esas potencias mantienen. Pero esto será tema de otro artículo.

El coronavirus llegó a Venezuela, en plena crisis y en medio de grandes contradicciones en el modelo de desarrollo. Desde nuestros punto de vista ambientalista. El país debería girar de la siguiente forma:

1.- Consolidar un sistema público de salud con mayores niveles de calidad, eficiencia, innovación tecnológica y autoabastecimiento. La crisis del Coronavirus desnudo al mundo, en diferentes países la gente trabaja y paga impuestos toda su vida; para que el momento de que llega una epidemia de este tipo, no tenga garantía de ser atendido, ni siquiera de tener una muerte con dignidad.

Desarrollemos un sistema de salud gratuito, con alta innovación científica. Para lo cual se requiere, invertir lo necesario y justo en educación técnico-científica, hacer grandes inversiones en todas las áreas de investigación de la salud, la sistematización y amplia divulgación de la información. Financiamiento a trabajos de investigación y tesis de grado. Sin burocratismos y sin demagogia, montos suficientes para cubrir los costos de esos estudios.

caricaturas malandro y coronavirus.jpg

2.- Urgente mejorar la calidad de la educación. La gente en Venezuela cree en fantasmas, aparecidos, brujas, espantos, magia negra y blanca; pero le cuesta creer en la existencia de los virus y bacterias y menos en su capacidad de enfermarnos y matarnos. Algunos incluso, niegan la existencia del virus COVID-19 y la atribuyen a inventos del gobierno o castigo divino.

La falta de una solida formación científica en escuela, liceos y universidades; aunado al descompromiso de muchos medios de comunicación, como por ejemplo la mayoría de las emisoras radiales y muchos portales digitales, y redes sociales dedicados a temas vánales o politiqueros. Es necesario profundizar en ciencias ambientales, ciencias de la salud y de manera general en ciencia, tecnología, sin descuidar deportes, artes, valores, formación para el trabajo. No podemos seguir en el debate de calidad o cantidad, estamos obligados a masificar con excelente calidad. Esto debe incluir programas de alimentación escolar, que suministren no solamente arroz con caraotas o un vaso de chicha de arroz. Una nutrición balanceada. Alimento para el cuerpo, el cerebro y el espíritu. De esta manera los estudiantes comprenderán el ciclo de la vida de virus, bacterias, enfermedades zoonóticas relacionados a su vez con la extinción de especies, el cambio climático, el impacto de la contaminación y los modelos económicos depredadores del ambiente, entre otros temas que deben abordarse.

Basta de emisoras radiales donde está prohibido hablar, informar. Basta de portales, programas de tv de tonterías. Los medios deben cumplir integralmente con las funciones de educar, informar, recrear y los derechos ciudadanos de la participación y producción de contenidos. Basta del consumo lineal o unidireccional de contenidos. Los medios al servicio de la población y no instrumentos de dominación y consumismo.

3.- Capacitación de la población en el mundo digital: Ante los escenarios de pandemias actuales y futuras, es necesario capacitar a la población en el teletrabajo y telestudio, el comercio electrónico, el buen manejo de redes sociales e internet. Sería deseable, que todo el mundo pueda tener una fuente de ingresos alternativa o complementaria que pueda desarrollar desde casa o por internet.

4.- Inversión en telecomunicaciones. El gobierno debe invertir en la actualización de las telecomunicaciones en el país. ¿Cómo pedirle a millones de estudiantes en el país, que descarguen contenidos o que envíen sus tareas, con un pésimo, servicio de internet y telefonía, intermitente y con poca capacidad? Además; existen regiones de Venezuela donde se robaron el cableado, las antenas, equipos, etc. Un plan nacional de telecomunicaciones supone proteger las antenas, el cableado y estaciones de la delincuencia, el sabotaje y los incendios forestales. Recuperación, reparación innovación. Con China y Rusia están las vías abiertas para desarrollar estas áreas.

caricatura cambio climatico..jpg

5.- Compromiso nacional y acciones sinceras y contundentes contra el cambio climático. El COVID 19 y el cambio climático son los dos grandes problemas que enfrenta la humanidad hoy día. Nuestro gobierno no puede seguir hablando de un 5º Objetivo histórico en las cumbres; pero en la práctica estimula el hiper-extractivismo ya la depredación de la naturaleza. Hoy miles de comunidades en Venezuela, talan arboles incluso en la ciudad, en los pueblos y en los parques para cocinar. Las mafias siguen vendiendo madera, carbón y diferentes especies ante autoridades ambientales que no funcionan, las cuales ante la denuncia se hunden en un mar de excusas.

El combate de las pandemias, va de la mano con las acciones contra el cambio climático, la disminución de la contaminación y un cambio verdadero del modelo hiper-extractivista, que salta del oro al petróleo y viceversa. El mundo agoniza y se debe cambiar el modelo. El COVID obligó a los gobiernos a tomar medidas drásticas, las cuales serían impensables en otros momentos. Esto quiere decir que si se puede parar el transporte, la industria, regular la movilización, establecer cuarentenas y toques de queda y medidas extraordinarias. Aquellos cambios que los ambientalistas hemos exigidos durante décadas, si eran posibles y hoy el coronavirus lo demostró. Descontaminación atmosférica, protección de las cuencas, áreas protegidas y especies, limitación del consumo, cuarentenas ante la contaminación, etc. Todo esto es posible y necesario de implementar.

6.- Inversión en la movilidad sustentable: El Coronavirus, hizo que las personas sacarán sus bicicletas, caminaran o se quedaran en sus casas. Un plan nacional de movilidad sustentable que incluya ciclo vías, trenes, trolebús, financiamiento de bicicletas y repuestos, rutas rurales, entre otras medidas. La reorganización del trabajo, reubicar a las personas, los más cerca posible de sus viviendas, en el caso de instituciones públicas y empresas con sucursales. Por ejemplo ante una cuarentana, que parece será de varios meses. Los trabajadores pueden asistir a sus puestos de trabajos por horarios, para evitar las aglomeraciones. Se debe ampliar el rango de trabajos autorizados. La salud del planeta es la salud de las personas, descontaminar a través del un transporte publico sustentable y reducción de la contaminación industrial y comercial.

7.- Resolver el asunto de la informalidad laboral. Latinoamérica, y otras naciones del mundo padecen el problema de la falta de generación de buenos puestos de trabajos por los que millones de ciudadanos cada día salen a ganarse la vida para comer y pagar servicios básicos. La pandemia desnudó la realidad del trabajo en el mundo. Las personas son explotadas, pero a la hora de una contingencia, la solución del capitalismo es el despido, porque las empresas e incluso gobiernos no pueden perder dinero. Es lamentable que millones de personas que trabajan en las calles, venden solos golosinas y productos no esenciales o que se pueden comprara a mejor precio en tiendas, también familias enteras dedicadas durante generaciones a la buhonería pasan una semana sin trabajar y se les acabó el mundo.

Entonces, qué sentido tiene la informalidad; si no existe un ahorro, un plan de crecimiento y desarrollo, no existe una visión de empresa, no pagan seguros, ni nada que los ampare ante una contingencia. Solo se vive del día y ya. Actividad sin futuro, que va sumando a millones de jóvenes en el mundo entero, atraídos por ganancias temporales, la aventura o la necesidad extrema. Se requiere que el estado (gobierno y sociedad) resuelvan el tema de la buhonería, se diseñen planes para los momentos de paro, se piense en el retiro, la jubilación, la pensión y prevenir las contingencias sanitarias o desastres naturales; ambas realidades que desde ahora en adelante, estarán siempre con nosotros.

No podemos permitir que miles de jóvenes en Latinoamérica abandonen los estudios para estar en las calles vendiendo cualquier cosa. Si la gente va a trabajar independiente, debe tener estructura de empresa y recibir apoyo del estado. Qué sentido tiene un buhonero que se coloca al frente de una tienda a vender los mismos productos y de paso con sobreprecio. Este sector debe producir algunos bienes, pagar impuestos, vender con ofertas y garantizar el futuro de la persona que asume la actividad. De lo contrario no mas buhonería tradicional.

8.- La inmediata solución de los problemas cotidianos. Llegó la pandemia a Venezuela; un país atrapado entre la falta de agua, de gas, los apagones y el racionamiento eléctrico, la pésima vialidad, la pérdida del transporte público, los pésimos servicios de internet y telefonía. ¿Cómo es posible que esos problemas ya superados en muchos países hace décadas, para nosotros sean la realidad que nos agobia cada día?

Urgente que los gobiernos locales y regionales y ministerios del ramo resuelvan el tema de los servicios públicos. Calidad y cantidad. ¿Cómo Venezuela enfrentará los retos del mañana; si ni siquiera logramos hacer que salga agua por las tuberías o generar electricidad suficiente o evitar que se roben los cables en las calles y hasta en las viviendas? ¿Sera la falta de voluntad política y la falta de organización ciudadana, las que nos mantiene con malos servicios públicos?

9.- Preparar social, psicológicamente a la población para el mundo que vendrá. Los altos niveles de contaminación, han influido en una disminución de la calidad de vida y la salud de la población. Por esta razón, la capacidad inmunológica del organismo se ve disminuida. Una sociedad sometida a la contaminación, estrés, alimentos transgénicos, su respuesta inmune estará disminuida. Científicos alertan que las pandemias serán recurrentes y para quienes creen en dios de verdad verdad; la Biblia anuncia enfermedades y grandes calamidades, siendo el coronavirus, apenas el inicio.

Se debe cambiar el modelo alimenticio, enseñar a las personas a producir alimentos en pequeña escala desde su casa, a llevar una vida feliz, donde las personas compartan más con sus familias y seres queridos y desarrollen sus hobbies e intereses en paralelo a sus trabajos; es decir una sociedad con menos estrés, menos frustraciones, mejor alimentada, más preparada, con mas conocimiento puede enfrentar mejor a enfermedades del tipo que sean.

Mientras nuestros cuerpos estén llenos de partículas contaminantes, de micro plásticos, agua y aire de mala calidad, alimentos modificados, nuestros anticuerpos se les dificultará la defensa

Todos soñamos y deseamos salir de esta pandemia. Pero la normalidad que llevábamos, para bien o para mal no regresará. Hay que tomar decisiones correctas en lo personal, lo familiar, la comunidad y como nación. Cambiar nuestro modo de vida a todas luces equivocado.

El Coronavirus nos hizo despertar: el mundo avanza hacia la autodestrucción. Sirva esta situación para la reflexión, para dar un gran viraje. ¡Entendamos que la salud del planeta es a su vez la salud de las personas!.

#quedateencasa #lavatelasmanos #salvemosalplaneta

José Gregorio De Sousa Infante @guardeam @DeSousaInfante ecoinfante@gmail.com

covid y ambiente.jpg

Caricaturas tomadas de

https://www.las2orillas.co/caricatura-el-mundo-en-panico-por-el-coronavirus/

https://www.elcolombiano.com/blogs/elblogdericky/



 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3859 veces.



José Gregorio De Sousa Infante

Licenciado en Estudios Ambientales. Abogado. Comunicador Social. Guardaparque

 ecoinfante@gmail.com      @joseinfante2016

Visite el perfil de José Gregorio De Sousa Infante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas