Carta a los militares "que sueñan" con White Dog

"Hasta estos tiempos del día de hoy, no he visto un ser más mentecato, que un militar conspirando para dar un golpe de estado ¿Con tantos avances de toda índole y creyendo en pajaritos preñados?" I.M.

John White Dog se convirtió para algunos militares desertores o por desertar, en el "mesías" que mecía el verde olivo de sus uniformes con el verde mercenario del dólar. Los que ya desertaron, como se dice en criollo "a la buena de dios". Después de tantas evidencias sobre los inmensos fracasos alocados de White Dog, los militares y mucha gente como raza inteligente, deberían aprender a no cometer tantos y nuevos errores tan estúpidos. Nadie, absolutamente nadie, debería acercarse a este perro de la guerra de la White House porque están siendo utilizados una y otra vez como objetos de mercancía para luego execrarlos como residuos, porque después los plantan. A esos militares quiero referirles algunas reflexiones del porque fracasaran en los golpes de estado que se propongan y no se presten para tan estúpida contingencia fantasiosa gringa, que desgracian sus carreras, sus trayectorias, sus familias y la Patria

La White House se ha desesperado tanto por el caso Maduro, que ha tenido que recurrir a su White Dog en Venezuela con algunas tácticas aventureras temporales. En el articulo ¿Otra vez los militares pendejos dando un golpe de estado? decía que ni Chávez pudo dar el golpe de estado en 1992 y ellos –los militares- lo siguen haciendo estúpidamente, una y otra vez. La razón que quiero exponer, radica fundamentalmente en que hace tiempo Latinoamérica fue "domesticada o contenida" en sus caminos progresistas con acuerdos burgueses y oligarcas a través de los organismos de seguridad e inteligencia de los EEUU como la CIA/FBI e internacionales como FMI, BM, BID, Empresas poderosas –como Polar por ejemplo-, Emporios de la Comunicación y "miembros honorables" que han estudiado en las universidades famosas como Harvard por nombrar una de ellas, a excepción de quien se desvíe de sus intereses como Rafael Correa de Ecuador, que le lanzaron sus golpecitos pero a través de la policía como un descontento generalizado o camuflado, no como un alzamiento castrense. Por lo que dar un golpe militar en Latinoamérica pasó a ser sueños del pasado. La escuela de las Américas preparaba esos militares para el momento que fueran necesarios, pero ya están obsoletos, los tiempos cambian y los métodos son más modernos, las acciones menos costosas y los resultados mas rápidos para su supervivencia, aunque hay que reconocer que Maduro se ha convertido en una excepción para los gringos ¿o más bien obsesión? para cada inquilino que pasa por la White House, pero Trump ha dado mas trumpadas de las que se esperaban. Los militares deben estar claros en que los EEUU sustituyó esas acciones o movimientos de golpes militares por las USaid, Ong, Presidentes Interinos, y otros métodos más convenientes, convirtiendo a los militares que pasaron a ser cualquier mercancía de obsolescencia programada

La White House, sabe por estudios, experimentos, ensayos y prácticas de toda índole, desde estudios de modelos matemáticos en la CIA, FBI, el Pentágono e instituciones camufladas, de laboratorios o escenarios de guerra en varios países a través de sus embajadas con expertos especialistas en estos menesteres –psicólogos, psiquiatras, sociólogos, publicitas, politólogos, comunicólogos y todos los especialistas en "ogos" ¿o más bien ogros? para todo tipo de conflictos que estudian el comportamiento político y social de la nación que quieren tomar recursos y aquí en Nuestra codiciada Venezuela, se ha dado uno de los "mejores" laboratorios de prueba jamás visto a escala planetaria, combinando esos diversos métodos a través de guarimbas maliciosas, incendios de seres vivos, asesinatos selectivos, sicariato a inocentes, paramilitarismo importado, traiciones , bloqueos malévolos, especulaciones malintencionadas, revendedor@s depravad@s, amenazas perversas de toda índole internas y externas, hasta practicas de diversos ensayos sociales que servirán de modelo en países de este mundo lleno de contradicciones existenciales entre el bien y el mal en la creencia del "gran sueño americano". Los militares que han desertado y a los que quieren desertar o dar un golpe militar en Venezuela, bájense de ese sueño americano, la intervención bélica ya pasó de moda –inclusive, China y Rusia están en el medio- porque tienen un elevado coste para el presupuesto militar y un impacto psicológico muy aberrante para el pueblo estadounidense que recibe ayuda de este gobierno revolucionario, por lo que los EEUU no piensa utilizar "aun" para el caso Venezuela –a menos en la situación actual- los métodos violentos de una intervención militar. Señores militares, sean patriotas, mueran con las botas puestas y reivindiquen el honor del verde olivo y sobre todo, el juramento de defender la Patria que los gringos nos quieren arrebatar, porque en Venezuela si hay una guerra, una verdadera guerra y no es militar por su impacto en Latinoamérica y el mundo, la guerra es de 4ta y 5ta generación. Personalmente, la amenaza de intervención militar la veo más como una acción de amedrentamiento psicosocial para que el pueblo se pronuncie contra Maduro, quien ya sabe donde está montado y como ir neutralizando muchas acciones, y acuden a una de sus viejas formulas para ganar tiempo y oxigenarse. Los gringos aprendieron a derrocar de forma menos impactante y mas silenciosa, pero Maduro ha sido "Duro de matar"

El White Dog de la White House peló las nalgas y le dieron dólares. Algunos militares pelaron el horizonte, y se encontraron con los ojos y los bolsillos pelados y de ñapa, abandonados, esa es, su naturaleza.

Nuestro legado… también es sagrado



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1209 veces.



Iván Méndez


Visite el perfil de Iván Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a278835.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO