Lo más específico del Bolivarianismo

A propósito de la Cumbre de los No-alineados

    El Bolivarianismo revolucionario, integracionista y  emancipador se inscribe  -ayer y hoy- en  el movimiento  continental  y mundial  de liberación. Valga este  comentario a propósito de la Cumbre de países  no-alineados reunida en Margarita  y donde el  Camarada Presidente Nicolás Maduro  asumirá  la  Presidencia de este  organismo  en busca  la paz mundial, la  independencia y  soberanía, la descolonización de fondo, hasta  ahora frustrada y  reprimida, la  salvación  del  planeta y un nuevo   equilibrio  del universo. Es una segunda  ONU por el gran número  de países que  agrupa, pero  de naturaleza  distinta: agrupa la  voz  de las  excolonias  de Occidente y  busca manejar una visión distinta  del mundo, como  del  sentido  de  la universalidad. 

   Para  la ONU, lo  universal  es Europa  y  el  expansionismo  del imperialismo occidental. Occidente ha  clausurado   la Geografía  y  la Historia, para desterritorializarnos  y  dejarnos una juventud boba, sin  meditación y reflexión y  la memoria disecada.  El  Occidente  capitalista  es un huracán  envolvente y  disolvente, ciego, sin brújula y sin  asidero alguno. Contrario  a su  propio quehacer civilizatorio /sin  comunidad/ sin  cielo y estrellas/ Sin cosmos/ sin  espiritualidad y trascendencia /para fabricar siempre sus indios sin alma a escala del planeta.

     Al buscar lo más específico  del pensamiento bolivariano,  la independencia  fue el primer acto de cultura, contrario a imperio. Imperio es expansión/ anexar/envolver/triturar/disolver y masificar  al otro diferente.  Independencia es afirmación, autoafirmación,  pero en  conjunto: Patria Chica y Patria Grande  son  piernas distintas de un mismo  cuerpo. Ni  aún  después de muerto   me será extraña  la   suerte de Venezuela. Que mis  restos reposen   en Caracas, mi ciudad natal. Pero  la muerte  de La  Gran Colombia por las ambiciones de  Páez  y  Santander y los juegos  imperiales subterráneos de Gran Bretaña y USA, será  su propia muerte, cruzada con la muerte de Sucre y su lejanía de Manuelita. Quedaba en veremos el  nuevo Congreso de Panamá y  vendría   una  sustitución  del  Bolivarianismo por  el imperialista, anti-indígena y antibolivariano Panamericanismo  made in  USA.  Sin embargo, el  pensamiento  de  Bolívar  estaba a flor de piel en  el  nacimiento de  la  Sociedad de las Naciones, partera de la  ONU., fracturada en su naturaleza íntima que le  daría nacimiento  después de  la segunda guerra mundial. 

    Hay sin embargo un claro deslinde entre el  Bolivarianismo, el esclavismo, lo monárquico, lo imperial, lo imperialista  y  lo  que hoy  se  llama  el neoliberalismo, que todo  lo privatiza, tanto el suelo como  el subsuelo, el agua  como en Bolivia. Pasando por la privatización  del aire que respiramos. Bases importantes para refundar la  República y  nuestra sólida y prolífica política internacional sobre una  interculturalidad a  la luz de un ecumenismo hacia el socialismo  del siglo XXI. Sin desconocer los antagonismos sociales y los intereses transnacionales. Combinando  la geoestrategia de los estados  con la ecopolítica de los pueblos y naciones.

catedraintercultural@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1144 veces.



Saúl Rivas Rivas


Visite el perfil de Saúl Rivas Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: