"El arado y el mar"

A la reunión de Haití entre Shannon y Diosdado también asistió la MUD

Está dicho por los clásicos que la esencia del capitalismo es la fragmentación de lo material y de lo espiritual, del pensamiento y de la acción. La política no escapa a esta realidad.

Cuando en la acción política no está en disputa el sistema, cuando se realiza entre factores que no cuestionan al capitalismo, es decir, cuando no hay una opción revolucionaria, entonces la política se realiza en la superficie, en lo intrascendente, es un juego, un baile de antifaces que protege lo existente. No es posible relacionar las acciones y propuestas, ni entre sí ni con su origen más profundo, todo se mueve amorfo, soportado por verdades efímeras, no hay principios. Sin  forzar mucho la imaginación se puede entender esta situación, es suficiente revisar la cuarta república: antes del 4 de Febrero, allá con ad y copei, ¿recuerdan?, se votaba por un amigo, o porque ese año le tocaba a alguien con bigote, o porque "el gocho para el ochenta y ocho", o porque aquel "es como tú"… nada de argumentos sólidos, nada de proyecto de país.

Con el arribo de Chávez al poder, las cosas cambiaron: surgió una opción antisistema capitalista, la disputa ya no fue una simulación entre iguales, ahora se prendieron las alarmas de la burguesía internacional, su sistema de dominación estaba en peligro; la política se elevó a su escalón más alto, la lucha de clases se hizo política, las máscaras del baile se cayeron, cada uno ocupó su lugar; la polarización de la sociedad, que estaba oculta, emergió para resolver sus diferencias en la batalla política; los explotadores, los oligarcas, temblaron; Zamora volvió, Bolívar fue reivindicado en la acción.

Y se cumplió el axioma del Che: "en una Revolución, si es verdadera, se triunfa o se muere". Larga es la historia de agresiones contra el gobierno revolucionario de Chávez, que culminan con un nuevo San Pedro Alejandrino, con el magnicidio del Comandante.

Después, todo regresó a lo que el 4 de Febrero había superado, sin pausa se restaura la socialdemocracia, y la política grande ya no tiene más cabida, sólo quedan sus ecos en los discursos charlatanes. Las acciones de la entrega se justifican de cualquier manera, ya la palabra no tiene valor, ahora el pedido de Fidel de "no mentir jamás" es una incomodidad, la mentira es útil, tanto como es inconveniente la historia, la relación de las acciones.

Y así llegamos a Haití, a la célebre reunión de shannon (el procónsul imperial destinado a dirigir los asuntos de Venezuela) con nuestro Diosdado. La reunión fue secreta, no se sabe quiénes asistieron, y menos de qué se habló en ella, sólo quedan el registro de unas declaraciones escuetas, muchas sonrisas y el argumento extravagante de que se estaban construyendo canales.

No entremos, por ahora, en la consideración de la reunión, qué pusieron sobre la mesa de negociación los gringos y qué puso el gobierno, no vale la pena esa discusión, ya el tiempo nos dirá qué hubo allí realmente. Revisemos un poco quiénes estaban en la reunión.

Estaban shannon y su equipo, y estaba Diosdado. Esto no tiene discusión, allí están las fotos. Ahora bien, si analizamos esta reunión sólo en la superficie, estaremos considerando al gringo como un aislado, y a Diosdado como un individuo que fue allá porque el Presidente lo mandó para una reunión protocolar. Así se analizaba en la cuarta, sólo la superficie, el chisme. Pero si ahondamos, nos encontraremos con los intereses que estaban en la reunión: entonces shannon toma otra dimensión, estaba representando a los intereses del capitalismo, del imperio de las transnacionales, y representando a sus agentes criollos, a la mud (recordemos que el gobierno así la ha calificado muchas veces). Representa shannon al imperio y a la avanzada de ese imperio capitalista mundial que es la mud, a fedecámaras, a pérez abad, a la polar, a los capitalistas de la Faja del Orinoco; estaba representando a los congresistas brasileños, a felipe gonzález, a los presidentes que firman contra el gobierno, a los periódicos que atacan a Diosdado, al general del comando sur, a leopoldo, a capriles, a la mud, todos estaban presentes en esa reunión. Y aquí, en el mejor estilo de la cuarta se pelea, de mentirita con ellos.

El gran ausente, tenemos esperanzas de que sólo sea "por ahora", es el Socialismo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4631 veces.



Toby Valderrama y Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a209652.htmlCd0NV CAC = Y co = US