El gobierno gringo, ¿poder electoral imperial supranacional?

El Proceso

El Proceso; No. 5;  2006-04-01

EL GOBIERNO GRINGO, ¿PODER ELECTORAL IMPERIAL SUPRANACIONAL? Desde hace algunos años tal parece ser la pretensión de las pandillas que suelen detentar el mando en la Casa Blanca. El gobierno de Reagan desarrolló una estrategia genocida en Nicaragua hasta lograr la caída de la Revolución Sandinista, en tanto el capo George W. Bush ha movido sus tentáculos para interferir exitosamente en los procesos electorales de Georgia y Ucrania, para estrellarse estrepitosamente en Haití y en Bielorrusia. Uno de sus bufones, Sean McCormack ha expresado públicamente que el imperio se arroga “el derecho” de intervenir en las elecciones que “no considere limpias” y, por supuesto, como nadie se chupa el dedo, serán “elecciones no limpias” todas aquellas donde el ganador no sea del agrado de la pandilla de la Casa Blanca. En principìo, la pretensión de convertirse en “supernueces electorales con jurisdicción planetaria” constituye un irrespeto y una aberración política inaceptables para toda Nación que se respete, pero, como en todos los escenarios donde creen que pueden ejercer alguna clase de “supervisión”, como es el caso de los derechos humanos, la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico, y el control del tráfico de personas, entre otros. Pero es el caso que los gobiernos gringos en realidad son los menos calificados hasta para hacer la más mínima crítica, puesto que violan a diario los derechos humanos, ejercen el terrorismo de Estado, son los dueños del narconegocio mundial y los mayores consumidores de drogas y controlan ampliamente el tráfico de seres humanos.

 

¿SABÍA, COMPATRIOTA, QUE EN LOS ESTADOS UNIDOS SE ELIGE A LOS PRESIDENTES A TRAVÉS DEL VOTO INDIRECTO, Y QUE UN CANDIDATO CON MENOS VOTOS LE PUEDE GANAR A OTRO CON MÁS VOTOS, COMO LE GANÓ GEORGE W. BUSH A AL GORE EN LAS ELECCIONES DE 2000?  Es así, exactamente, como funciona un “sistema electoral” diseñado en el siglo XVIII, si, por allá por 1779, un sistema absurdamente obsoleto que en los 227 años transcurridos desde entonces la sociedad que lo aplica ha sido incapaz de introducir los cambios necesarios para llegar a algo tan elemental como lo es el voto directo. Nosotros, los venezolanos, elegimos nuestros presidentes por voto directo desde 1947, y hay países que lo hacen desde hace más de 100 años. Aquí en Venezuela votamos directamente por Hugo Chávez y punto, o si se trata de un opositor votará por su candidato escuálido, pero no salimos a elegir un “colegio electoral” para que sean sus miembros y no los ciudadanos quienes decidan quien será el presidente. Este, compatriota, este es el régimen que pretende arrogarse “el derecho” de “validar” las elecciones de las demás naciones.  ¿Cómo la ve, hermano, cuál puede ser la autoridad del imperio enjuiciar las elecciones de países libres y soberanos?

 

LA HICIERON EN UCRANIA, SE LES TRANCÓ EL SERRUCHO BIELORRUSIA, Y SE LA PREPARAN A VENEZUELA EN LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES, PERO EL IMPERIO Y SUS ASQUEROSOS LACAYOS LOCALES SE VAN A ESTRELLAR.  Guerra anunciada, libreto imperial anunciado, montaje mediático anunciado, contra Bielorrusia, porque no le perdonan que tenga un Gobierno patriota y nacionalista.  El Presidente Alexander Lukashenko le resulta tan molesto al imperio como el Presidente Chávez, que buena vaina, qué problema para los capos de la Casa Blanca,  no se someten a la “globalización neoliberal”, son patriotas y nacionalistas, exigen respeto a la soberanía nacional en ambos países, hasta se atreven a contradecir los “úkases” que la administración Bush lanza a la ONU. No importa que Lukashenko haya ganado los Comicios Presidenciales de Bielorrusia con el ochenta y tres por ciento de la votación, sí, léase bien, el 83% de los votos emitidos. Allá salieron como histérico tropel de gallináceos y gallinetas los Oscar Pérez, Ledezmas y Granieres, que allá se llaman Alexander Kozulin y Alexander Milinkevich, tan transnacionalizados y tan lacayos los de allá como los de acá,  a exigir “nuevas elecciones, porque las legítima y soberanamente realizadas presentaban, a juicio de ellos, “un pequeño problema”, Lukashenko no cuenta con “la venia” de la administración Bush. A los histéricos llamados de Milinkevich y Kozulín acudió una cierta cantidad de escuálidos bielorrusos a la “Plaza Altamira” de Minsk, la capital, para tratar de montar una guarimba, que tal vez allá llamen “guarimbushka”, pero la fuerza pública no se anduvo con tonterías y redujo a los disociados. Agarraron a unos cuantos y los metieron presos, comenzando por Kozulín y Milinkevich, y ahora una congregación de escuálidos bielorrusos clama por la “libertad de los presos políticos” ¿a quiénes se les parecen?, bueno, a veces no sabemos si estamos hablando del libreto Venezuela o del libreto Bielorrusia, porque las semejanzas y la falta de originalidad imperial son tan notorias que uno tiende a confundirse.  Aquí llevan largo tiempo intrigando para aplicarnos cualquiera de los libretos, todos juntos, o una antología de ellos, pero tenemos que estar mosca y dispuestos a impedirlo a como dé lugar, y si hay algo que debemos tener bien claro, es la necesidad de tomar las calles el día de las Elecciones Presidenciales y no dejárselas en ningún momento a los lacayos de la oposición radical. Si Ledezma, Oscar Pérez y su gavilla de desestabilizadores pretenden  hacer una guarimba, deben ser parados en seco.

 

ANTE EL “CLAVO PASAO” DE LA FRUSTRACIÓN DE BIELORRUSIA, CUNDE LA LLORANTINA IMPERIAL Y PROLIFERA LA INTRIGA, CON LA UNIÓN EUROPEA COMO COMPARSA. Y sigue “la originalidad”, los escuálidos bielorrusos chillan ¡fraude!, los agentes imperiales gritan ¡fraude!, los gobernantes de varios países de la Unión Europea claman ¡fraude!, en ridícula comparsa contra la soberanía y el derecho a la autodeterminación del Pueblo bielorruso, lo único que les falta es buscarse su “cisne negro” y sus Haussmans,  Tulios, Patricias y otros refuerzos afines. Esta es la situación existente para el momento en que cerramos esta columna, con la confianza de ver a Bielorrusia imponer su soberanía y derrotar las pretensiones imperiales y la cabronería lacaya de algunos gobernantes europeos, quienes pretenden imponerle un “presidente” neoliberal a la medida de la administración Bush..Estamos ante una demostración más de la calaña del gobierno imperialista de Bush, que en todas partes pretende imponer gobernantes útiles a los intereses de las transnacionales y dispuestos a traicionar a sus países de origen.  

 

Y PARECE QUE LE SALE BASTANTE TRABAJO AL “PODER ELECTORAL IMPERIAL SUPRANACIONAL”, PORQUE LOS CANDIDATOS AFINES AL IMPERIO RUEDAN CUESTA ABAJO EN LAS ENCUESTAS. Así es, por los vientos que soplan, McCormack va a tener mucho para cacarear sobre “elecciones no limpias”, porque en Perú Humala se viene llevando por delante a doña Lourdes, en México a López Obrador no le ven luz ni Calderón ni Madrazo, y es algo lógico, ya que los incas no soportan más ver a gobiernejos neoliberales como el de Toledo subastando el país, y los aztecas ya han tenido bastante con los 70 años del PRI y con los 6 de Fox, un gobierno tan malo y tan servil a Bush que es la mayor razón para no votar por el PAN. Bueno, si es que hasta en Colombia, con todo y el plan del mismo nombre, la asfixiante presencia gringa y el terror paramilitar, Gaviria, el candidato del Polo Democrático Alternativo (nada que ver con una vaina que existe aquí con un nombre parecido), sube en las encuestas en tanto Uribe baja. “Culpa de Chávez, dicen los voceros imperiales,….!!!”, ¿Culpa de Chávez qué, cuerda de cabrones y lacayos? Simplemente, que los pueblos de América están despertando y no se calan más imperialismo, neoliberalismo, transnacionales, privatizaciones, TLC´s, FMI, BM, y demás porquerías montadas para la expoliación de los seres humanos. Bueno, que el Sr. Bush, la Sra. Condoleezza, el Sr. McCormack, vayan preparando sus Mariasmalinches, sus cisnes negros y sus “expertos” de las más rimbombantes universidades imperiales, a ver quién les cree los cacareos de “fraude, fraude, fraude”, bueno pues, ni que tengan la cloaca mediática privada totalmente destapada.

 

A CONFESIÓN DE PARTE…  Dice el columnista de oposición Fausto Masó, ”Hoy continúa la oposición representando a millones de venezolanos (*), pero no cuenta con caras nuevas, ni posee la habilidad para repetir fenómenos como la Coordinadora, o la alianza de Fedecámaras, la CTV, los partidos, la iglesia, para organizar marchas como las que conmovieron al país” Empecemos por referirnos al aspecto señalado con el (*), para decir que dudamos de la posibilidad real y cierta de que la oposición pueda contarse por millones, para luego expresar nuestra plena coincidencia con lo afirmado por el columnista citado, y es que no puede ser de otra manera, porque el cúmulo de errores, torpezas, deslealtades, abusos y agresiones contra su propia gente y contra los venezolanos en general, mentiras, irrespeto a derechos elementales, e intentos de destruir el Estado, es tan grande que hoy en día sólo sectores muy reducidos pueden tomar en serio a la tristemente célebre “Coordinadora Democrática”. Algo no muy distinto ocurre con la CTV, Fedecámaras y los partidos de oposición, y más aun después de la torpe, estúpida y lacaya decisión tomada por sus pseudodirigentes al retirarse de las Elecciones Parlamentarias, aunque ahora pretendan “remendar el capote” con montajes como el de la Sala Ana Julia Rojas, del Ateneo de Caracas, donde manejaron el risible discurso de que los abstencionistas eran “votos opositores” Fedecámaras parece haberse enrumbado por donde le corresponde que no es otra cosa que la actividad empresarial, y la CTV se convirtió en un cascarón vacío como consecuencia de sus acciones desestabilizadoras y golpistas y su servilismo patronal. La Iglesia, por su parte, ha reasumido su respetable papel de guía espiritual del Pueblo católico y ha dejado de lado el activismo antichavista que la caracterizó en tiempos recientes. Consideramos que, para que la oposición vuelva a contar con un mínimo de credibilidad y respetabilidad, debe reorientarse y asumir un rol verdaderamente constructivo, plantear alternativas serias, ir al debate público, participar en los procesos electorales y, ante todo, ejercer y aceptar la democracia como gobierno de las mayorías y no como un mamotreto sometido a las imposiciones imperiales de la administración Bush.

 

LA ÚLTIMA DE $ÚMATE: Cada vez se muestra más ridícula esta franquicia imperial pagada por el NED (léase CIA), sacan en varios periódicos uno de esos anuncios que valen un billete, diciendo que “La confianza no se compra”, con el fin de atacar al CNE (qué raro), bueno, si, la confianza es por lo menos difícil de comprar. Pero lo que sí parece bastante fácil de comprar, por un puñado de dólares, es la “conciencia” de lacayos y malinches  para que intriguen contra los Poderes Públicos y conspiren para desestabilizar su propio país con el fin de beneficiar los intereses del imperio y las transnacionales. Fuera $úmate, carajo…!!!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2740 veces.



Fernando Key Domínguez


Visite el perfil de Fernando Key Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Fernando Key Dominguez

Fernando Key Dominguez

Más artículos de este autor