EEUU y China pugnan en el Pacifico occidental

En 1898 el almirante George Dewey cruzo el canal de Manila para invadir Filipinas, ocasiono una sangrienta defensa por parte del pueblo filipino que termino hace 60 años cuando se firmo el tratado de defensa mutua, hace poco a bordo del USS Fitzgerald, Hillary Clinton admiraba el canal cuando visito Filipinas para reafirmar el tratado dada la creciente influencia china.

Barack Obama días atrás viajo por el Asia Pacifico durante el cual anuncio que EEUU consolidara su presencia militar en Australia, ante la creciente proyección petrolera de ese país para los próximos años; con la canciller Clinton se dividieron los países de visita, Clinton estuvo en Filipinas, Myanmar y Bali (indonesia) en la cumbre de la Asociación de naciones del Sudeste Asiático como también llego a la cumbre de Asia oriental.

Vietnam, Filipinas y Taiwán, están enfrentados con China por el archipiélago Spratleys, ubicado en las islas del mar de China meridional que Beijing considera propias; Pekín y Hanói se disputan también los Paracels, unos islotes ubicados en este mismo mar meridional, por supuesto, Washington aviva el fuego desde Filipinas y Taiwán contra China.

El ministerio de defensa chino anuncio maniobras militares para fines de noviembre en el oeste del Pacifico en donde participara su nuevo y poderosos portaviones Varyag, destinado en principio a Rusia, pero, la política soberana de Pekín, hizo que se fortalezca una fuerza aeronaval que estará lista para los próximos meses; el portaviones desde agosto esta realizando pruebas satisfactorias anuncio el ministerio de defensa de China, la ultima salida del Varyag se produjo para las maniobras de 5 días en los cuales la marina realizo los últimos ajustes.

El Pacifico occidental es un escenario de permanentes fricciones por la permanente presencia y reforzamiento de grupos navales estadounidenses y de la OTAN; la participación en las maniobras chinas del portaviones no es considerada una rutina como tampoco lo fue la visita de Obama a India, para levantar la prohibición de la venta de elementos nucleares y combustible radiactivo a ese país originando roces con Pakistán, no solo por el asesinato de Bin Laden sin previa autorización del gobierno de Islamabad, los últimos bombardeos de la OTAN a destacamentos militares pakistaníes en la frontera con Afganistán, “por equivocación “provocan atentados como el ocurrido hace dos días en una mezquita chiita en Kabul, en donde murieron unas 60 personas atentado reivindicado por la organización pakistaní Lashkar e Jhamgvi. No hay que olvidar que Pakistán limita con China, Irán, Afganistán, países con los cuales tiene problemas políticos y militares, desestabilizar sus fronteras ayuda a la guerra sucia, elemento fundamental de la política exterior estadounidense.

Por su parte Beijing, se defiende enfriando la economía mundial, una mirada al desierto de Mongolia en la ciudad de kangbashi basta para darse cuenta de ello, las labores de construcción están paradas en los precisos momentos que la crisis europea amenaza al euro y EEUU sigue respirando por milagro ante la crisis con los republicanos; el auge inmobiliario en China se detuvo sin importar que la economía interna de Pekín deje de ganar por partida doble, la demanda interna y externa comienza a frenarse, los sectores inmobiliario y manufacturero apuntan a una contracción por primera vez en las importaciones y exportaciones encendió las alarmas sobre el crecimiento en todo el mundo en donde los metales son los mas afectados y los bancos de los países occidentales deben realizar nuevos cálculos.

En donde hay reservas de carbón, China construye ciudades y sus habitantes giran hacia los bienes raíces, el resultado nuevas ciudades, docenas de ellas, pero, en octubre y noviembre la construcción de nuevas viviendas fue de cero dice Capital Economist, ratificada por la empresa inmobiliaria china Heng Sen Properity.

Si China y EEUU, socios financieros y comerciales, los mayores del mundo, no se ponen de acuerdo, la base naval estadounidense en Australia, para respaldar la enorme inversión de las trasnacionales petroleras en ese país se transformara en una avanzada militar para “respaldar” a los aliados asiáticos de EEUU, presagiando conflictos en la cuenca del Pacifico, conflictos resentidos desde hace tiempo por la injerencia de Washington en Taiwán.

China siente la presión y contraataca financieramente agravando la crisis en EEUU y Europa, políticamente el Tíbet es otra herida abierta entre EEUU y China que la economía tarde o mas tarde no lograra solucionar.

Raúl Crespo.
rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2733 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: