2 de agosto y la “profecía” Maya

Recientemente escribimos unas reflexiones acerca de la crisis de la deuda norteamericana la cual se encuentra a punto de sobrepasar el cien por ciento del producto interno bruto de ese país. Asociamos el hecho con los terribles antecedentes históricos del derrumbe de la bolsa de New York, que ocurrió precisamente un día martes 29 de octubre de 1929, coincidencialmente, el martes 2 de agosto de 2011, es la fecha en que la deuda alcanza el 90% de su producto interno bruto, unos 14,3 billones de dólares y por tanto, no quedaba mas camino que declarar una cesación de pagos, moratoria ó “default”, que arrastraría a la economía mundial a una mega crisis.

Pues bien, los amos del poder económico norteamericano decidieron correr la arruga y luego de un suspenso digno de películas de Hollywood, protagonizada entre el Congreso y el presidente Obama, ahora el techo legal de la deuda se ha extendido al 110% del PIB, es decir, generará, una masa de dólares, oficialmente equivalente a casi 3 billones de dólares. El mundo será inundado con esos dólares sin respaldo. Países como Grecia respirarán aliviados, pues los Estados Unidos hicieron lo mismo que ellos, con la diferencia de que su crédito no era un “autocrédito”, como el norteamericano, sino que era un crédito dado magnánimamente por el Banco Europeo, luego de los sudores y trajines del ministro Papandreu, ante los todopoderosos y también super endeudados Zarkosy, Merkel, Zapatero, Berlusconi y el resto de la “zona euro”. Ahora, según parece le toca a España e Italia, arrastrados por la postergada crisis norteamericana.

Cuando el 11 de septiembre del 2001 caían las torres gemelas del World Trade Center, en medio del humo y polvo volaban al aire millones de papeles y se esparcían por el viento sobre la ciudad, como en la mejor celebración popular gringa, que al recibir a sus héroes, los pasean por las principales calles y avenidas en medio de un papelillo lanzado desde los altos edificios. Asistíamos, sin embargo, a una ceremonia macabra en donde en medio de ese cotillón de papel (bonos de deuda, giros, certificados de ahorro, letras de cambio), se lanzaban al vacío desde las torres, humildes trabajadores, en su mayoría inmigrantes, aterrorizados y atrapados ante una muerte inminente. Nada de banqueros y ricos empresarios, que ahora se pueden contar por cientos de miles en Estados Unidos.

Papel-crédito-papel, PCP, complementa la célebre fórmula trinitaria del capital: K= dinero-mercancía-dinero DMD. Fue el gran aporte de Jhon Maynard Keynes, a la denominada acumulación exponencial del capital. El crédito, valor facial en dólares representado en cifras sobre los pocos gramos de peso de un objeto plano, rectangular de poco espesor, constituido por un complejo de sustancias y tintas de imprenta, ese objeto, creado hace mas de cinco mil años por la humanidad: papel, ahora sirve a la acumulación exponencial del capital.

De modo que si un empresario capitalista produce una mercancía, la cual tiene un valor de cambio en el mercado de n, su capital puede multiplicarse ahora 110 N veces, según la nueva ley de endeudamiento norteamericana que Obama firmará posiblemente la tarde del 1 de agosto. Entre tanto, sigue acumulándose el déficit, respecto a la riqueza real de las naciones, ahora abarcando a la totalidad de los países del primer mundo, ampliándose el abismo entre países ricos y países pobres..

Un grupo de estafadores, tahúres y culebreros de circo, ha venido armando un andamiaje de unas supuestas predicciones mayas, que se concretarán el 21 de diciembre de 2012. Estos nuevos heraldos del fin del mundo han puesto de moda a una de las antiguas comunidades de nuestro continente, los Maya y sus intangibles “predicciones”.

Poco se sabe de los Maya, mas allá de sus imponentes espacios urbanizados ganados por miles de años a la inmensa y agresiva selva tropical de mezo América. Las enigmáticas pirámides, templos, estadios, parques, avenidas de 22 ciudades mayas descubiertas hasta ahora, expresan la existencia de una impresionante cultura que fue destruida y avasallada por el imperio español. Por eso casi no hay rastros, sobreviviendo apenas un libro titulado popol vuh, especie de versión española de los códices comunitarios mayas, escrito y publicado en el año 1701, luego de que sucumbiera ante la sangrienta tiranía española, la última ciudad maya en resistencia en el año 1697.

A pesar de su oscuro origen, pues fue publicado por la iglesia en medio de la pavorosa inquisición española, encierra una especie de evangelio maya, este libro sin embargo, fue perseguido durante siglos, incluso recientemente, en los albores del siglo 20, por el dictador mexicano Porfirio Díaz, que diseñó la política imperial de anexarse a la república mexicana los territorios mayas de Guatemala, Honduras, Belice y Quintana Roo, tratando de recuperar hacia el sur mexicano, los territorios arrebatados por Estados Unidos en el norte.

La “guerra de las castas”, que según historiadores duró 54 años, fue ganada finalmente por México, en 1901, por el gobierno de Porfirio Díaz, al lograr anexarse la península de Yucatán. A este personaje, ignorante y felón, le parecía panfletario y subversivo el popol vuh pues alimentaba ideológicamente la resistencia maya, pues este pueblo sencillamente, quería una república independiente pero en alianza funesta con fuerzas militares del imperio inglés, los mexicanos de Díaz acometieron el exterminio de los pocos mayas que quedaban en la península de Yucatán.

Según la trama pseudo científica, ahora pregonada por evangélicos norteamericanos y españoles, las “creencias ancestrales de los mayas” predicen como en la biblia, finales de ciclos catastróficos como el que estamos viviendo.

Los “mayas” predicen que el 21 de diciembre de 2011 se dará inicio a un nuevo ciclo, ante catástrofes económicas, políticas, climáticas, geológicas, planetarias. La humanidad dividida entre un tercio de ricos y opulentos, contra dos terceras partes de pobres y hambrientos, atrasados e ignorantes. En pocas palabras, para la nueva ideología, sobran seres humanos en el planeta. Los norteamericanos que se opusieron en el Congreso a pagar mas impuestos, están convencidos de ser ellos, la única expresión de vida inteligente y de que el universo existe solo para ellos y no para ser compartido por negros, indios, pardos y mulatos. Por tanto es necesario el exterminio de millones de seres humanos.

kukenan@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2870 veces.



Feijoo Colomine


Visite el perfil de Feijoo Colomine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: