Obama necesita un triunfo militar

Mientras Estados Unidos sostiene las guerras en Irak y Afganistán, para que el presupuesto militar no sea modificado por el senado y para que el complejo militar-industrial con sus mas o menos 6 millones de trabajadores no puedan darse el lujo de paz, el Departamento de Estado tiene tiempo para estudiar los nuevos escenarios de conflicto fuera de Libia entregado a la OTAN, en los mapas de Venezuela e Irán, se planifican desestabilizaciones que ayudarían a un triunfo electoral de Barack Obama, en sus aspiraciones de reelegirse.

Obama busca la reelección, así como esta EEUU es poco probable que lo logre crisis por el desempleo, recortes en la salud, educación, transporte, desempleo amplio, y con una deuda de 14.3 billones de dólares, anuncia mas impuestos para la población rica que no supera el 2% de la población, pero, dice que también pagaran impuestos los que ganen sobre los 250000 dólares anuales, es decir mete en el saco a los pequeños comerciantes propietarios de negocios con esas utilidad bruta, anuncio efectuado para negociar con los republicanos quienes no tienen candidato oficial mientras Donald Trump, sube en las encuetas para competir con Obama, en las presidenciales del 2012 y lo colocan a la par del favorito republicano Mike Huckabee, los dos con un 19% de intención de voto en las primarias republicanas.

La ineficacia de Obama, en la solución de la crisis al interior del país desgastaron su popularidad y con su anuncio de incrementar los impuestos sin recortar los gastos públicos considerando los paupérrimos ingresos por la recesión, ese anuncio ni dijo nada nuevo, al contrario la fregó mas, pero, en política y economía judía todo es posible siempre y cuando logre un triunfo en Venezuela o Irán, victoria que sacaría al electorado de su posición critica contra la administración Obama, y es que no tiene otra forma de lograrlo y, el escenario mas accesible esta en su patio trasero, Venezuela.

El pueblo norteamericano veterano de guerra requiere sentir que se gana algo del terreno perdido en el mundo, Latinoamérica es la mejor opción ante la endeble Rusia y la economizada China, que son parte del Consejo Permanente de la ONU, países que poco o nada pueden hacer ante los votos de Francia, Gran Bretaña y EEUU, ante una nueva posible intervención militar con visto bueno de la ONU que indudablemente beneficia a los 5 países por la venta de armas en cualquier lugar que se produzca el conflicto, ellos lo saben, además saben chinos y rusos que su voto es simbólico como lo es el voto del resto de países que forman el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, eso se ha visto muchas veces, el ultimo de estos casos la sanción político-económica de la organización a Irán en el 2010, a pesar que Rusia es el mayor socio económico-militar de Teherán, y los chinos adquieren petróleo iraní.

El derrocamiento o muerte de Chávez o Ahmadinejad, ayudaría mucho a Obama, con la desaparición de estos lideres los procesos revolucionarios en Sudamérica y en el Golfo Pérsico, quedarían congelados por un buen tiempo, estratégicamente, es mas importante para Washington que Ahmadinejad desaparezca para que la amenaza que se cierne sobre el estrecho de Ormuz, también desaparezca, Teherán es el arbitro del petróleo que circula por esa vía de 60 kilómetros de largo, cada 5 minutos un tanquero pasa frente a las costas iraníes, bastaría hundir 5 o 6 de esos barcos para bloquear el estrecho por un gran tiempo, sin embargo, por la capacidad militar y por el apoyo del pueblo al gobierno de Ahmadinejad, este es mas difícil de derrocar, Chávez por el escaso margen de triunfo en las parlamentarias el verdadero termómetro se traslado al 2012 para medir su posición de líder.

Irak, Afganistán, Irán, Libia, Corea del Norte, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Cuba, México, Nicaragua, Yemen, y la crisis económica, son acontecimientos traumáticos para la casa blanca. El posible triunfo de Ollanta Humala en Perú, el fundamentalismo que volvió a renacer en el Norte de África y en el Medio Oriente catapulta a Irán con su radicalismo anti imperialista que lo amenaza en su punto mas frágil, la economía- petrolera que podría verse mas afectada en su proyección de reestructurar el capitalismo en caso de guerra, sistema que recibió un enorme sacudón con el terremoto de Japón, que automáticamente elevo el precio del petróleo y si el gobierno y los ahorristas deciden el retorno de los capitales para la reconstrucción de Japón, aun por un corto periodo de tiempo el costo de las materias primas también se elevarían.

El pentágono, el Departamento de Estado trabajan en el Norte de África y en el Medio Oriente, para sostener la importancia de Arabia Saudita e Israel, con Egipto, Libia, Bahréin, Yemen, Argelia, Qatar, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos como aliados, países que son fundamentales para una nueva carrera armamentista en base a un nuevo orden geopolítico como la ocurrida en los 70 – 90 y 2000, nuevo orden que se acostumbra cada vez que hay reelecciones en EEUU, mas aun ahora que Irán, esta ganando terreno con el fundamentalismo y Perú, nos demuestra que el nuevo socialismo esta latente en Sudamérica.


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3165 veces.



Raúl Crespo.


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas