Integración, independencia y paz

La política del Departamento de Estado, de sembrar la cizaña entre Colombia y Venezuela, con el concurso de sus aliados internos en ambos países, a través de provocaciones sustentadas en la desinformación mediática, estuvo muy cerca de provocar un conflicto bélico binacional con consecuencias impredecibles.

Aún cuando en el lado venezolano, el gobierno bolivariano y los sectores que lo apoyan desarrollaron una intensa movilización para promover la paz y denunciar los proyectos guerreristas que estaban detrás de tales provocaciones, los sectores de la oposición o guardaron silencio o se pronunciaron a favor de la política injerencista de EEUU en la región. Del lado colombiano, no hubo manifestaciones significativas por la paz, pero sí una fuerte campaña mediática dirigida a promover el odio en contra de Venezuela y del Presidente Hugo Chávez, estigmatizándolo como una amenaza para su integridad, con alcances en el imaginario colombiano aún no dimensionados.

La política de relaciones con los países vecinos inaugurada por el Presidente Santos, por ahora, evitó la ruptura de la paz entre países hermanos, que aún cuando históricamente han tenido sus diferencias, jamás se han confrontado bélicamente. No obstante, los perros de la guerra y quienes lo alientan desde Washington, seguirán intentando conflictuarnos. Frente a esa realidad, es una obligación de colombianos y venezolanos, independientemente de cuál sea nuestra condición social o posición política, desde todos los ámbitos de la sociedad, trabajar por preservar la paz, apoyándonos en los principios de convivencia pacífica y de respeto a la autodeterminación.

La viabilidad de ese propósito pasa por la creación de un tejido sociopolítico bilateral, que cohesione a los actores sociales y políticos de aquí y de allá, en la tarea de repensar y motorizar la agenda bilateral desde la perspectiva de los intereses de ambos pueblos, con la legitimidad que se deriva de actuar con independencia y sin tutelajes de ningún tipo, poniendo el énfasis en lo que nos une, con el compromiso de construir la integración, lograr la independencia definitiva y preservar la paz.


gamarquez2@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1350 veces.



Gustavo Márquez Marín

Carabobeño, nacido en Valencia, ingeniero egresado de la Universidad de Carabobo donde también ejerció la docencia, durante la gestión del Presidente Hugo Chávez se desempeñó como Ministro de Industria y Comercio (1999), Ministro de Estado para la Integración y Comercio Exterior (2005-2007), Embajador en Austria y Representante Permanente ante los Organismos de Naciones Unidas en Viena (2001-2004), Comisario General del Pabellón de Venezuela en la Expo 2000 Hannover (1999-2001) y Miembro de la Comisión de Negociación con Colombia de las Áreas Marinas y Submarinas (1999-2001).

 gamarquez2@yahoo.com

Visite el perfil de Gustavo Márquez Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a111716.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO