Un ejercicio hipotético

Supongamos por un momento, que el programa, tantas veces nombrado: proyecto HAARP; High Frequency Advanced Auroral Research Project. En español sería, Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia, fuera una realidad comprobada. Sigamos especulando, que el poder político y económico que controla a la nación poseedora de esa tecnología, está determinada a imponer ese poder a escala global como medio de supremacía para tener bajo su dominio todas las reservas energéticas, y productos naturales necesarios para la vida que quedan en existencias después del derroche trasnochado que ellos mismos hicieron. Imaginemos que esos círculos de poder tienen un estimado de la cuantía de esos recursos y por lo tanto, conocen en que momento colapsará el mundo con un volumen poblacional como el existente ahora, en un futuro a mediano o corto plazo. Ellos saben que con una mejor y más justa distribución de esos recursos, alcanzaría para sostener la vida en el planeta sin tanto apuro, que habría tiempo de reponer los daños y recrear nuevas alternativas validas para regenerar los más importantes que a su vez influyen en otros, como por ejemplo los arboles y la biodiversidad.

Tomando en cuenta, que ese poder ha demostrado con acciones archí conocidas, que no se detienen ante las apariencias para cometer crímenes de lesa humanidad masivos (Hiroshima y Nagasaki), usando pro vez primera armas nucleares contra poblaciones civiles y en otros, la mentira como excusa; demostrando así que no es una barrera para detenerse, causar millones de victimas fatales para lograr sus objetivos. Como es lógico suponer la región del medio oriente que es la zona del planeta con las mayores reservas de petróleo del mundo, y que de paso, está cercana a los otros poderes nacionales con capacidad de plantar batalla económica y política y en cierta medida militar a la potencia controlada por los pretendidos policías globales. Entonces no seria descabellada la idea de usar solapadamente ese poder de incidir en el clima, para ocasionarles daños imprevistos a esos potenciales competidores, cosa que seria usada como método de evaluación de su uso y, las posibles consecuencias al combinarla con otros tipos de armas convencionales, químicas de última generación.

Observemos, que en un momento dado, se crean conflictos internos étnicos y se reviven viejas aspiraciones separatistas en una de esas naciones potencialmente enemigas. A la vez las frecuencias electromagnéticas del área correspondiente al espacio de esa nación se altera; ocasionando fuertes lluvias, al mismo tiempo la actividad sísmica es inusualmente activa y deriva en otras catástrofes simultáneas. Todo eso se convierte en un caos difícil de manejar. Si la alteración electromagnética se extiende por varios meses, puede ocasionar daños cuantiosos en la agricultura y por ende se debilita la capacidad de defensa y se vulnera la seguridad alimentaria necesaria para ser independientes o poder resistir un ataque militar de envergadura.

En la naturaleza toda acción tiene su reacción. Lo que implica que al ser alterado el equilibrio electromagnético de una zona del planeta, otra zona diametralmente opuesta, también se alterará y pudiese ocasionar que contrariamente donde el clima es normalmente tropical, se pudiese producir fuertes nevadas, tan inverosímiles como las olas de calor en zonas como Siberia, por ejemplo y los cuantiosos incendios en Rusia, o las fuertes lluvias y terremotos seguidos en China. Compensadas con el laaargo verano en Venezuela y los destructivos terremotos seguidos en Haití y Chile por decir algo o, las fuertes nevadas en Bolivia y Perú, que se suceden simultáneamente y diametralmente opuestas a los incendios en Rusia por las latas temperaturas. Respecto a Haití, llama la atención el rápido y asombroso despliegue de un portaaviones y su aparataje logístico para posesionarse de los lugares claves, casi como si estuviera cuidadosamente preparada la acción luego del suceso.

Sumado a lo anterior, se destaca que Rusia, con capacidad nuclear, y poder militar tecnológico, está rodeada por bases militares de la nación al mando de los ambiciosos esquizofrénicos auto denominados “policías mundiales”, quienes se han entrometido hasta en la zona de seguridad que es Georgia y financian movimientos reaccionarios y contrarios a Rusia, invaden a países limítrofes y establecen bases permanentes en Pakistán, Afganistán, Irak, amenazan a Irán, establecen cabezas de puente en Polonia, República Checa, Kosovo, Turquía, y otras naciones ex componentes de la extinta URSS.

Si en un pre colapso de la disponibilidad de recursos naturales para poder sostener un ritmo de consumo desmedido y mal acostumbrado a la vez, por parte de una minoría poblacional acaparadora de los mayores recursos; más el creciente descontento de las mayorías, exigiendo participación en el botín natural a que tiene derecho, conforma un panorama no muy halagador para la humanidad. Así el acceso a los alimentos, el agua y otras fuentes naturales de vida, se convierten en un factor para librar una dura batalla por la supervivencia. A todo esto, los ambiciosos convertirán lo existente en preciadas joyas a las que pondrán precios descomunales y hasta las guerras y las muertes serán un negocio redondo


javiermonagasmita@yahoo.es javierdelvallemonagas@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1607 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a105586.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO